'Lifting', preguntas y respuestas

Una útil guía práctica sobre una de las técnicas estéticas más demandadas

Es una de las técnicas estéticas más demandadas. El lifting sigue siendo, no hay duda, uno de los tratamientos estrella a la hora de combatir el envejecimiento facial, sobre todo cuando éste va acompañado de flacidez. De hecho, según los datos que se hicieron públicos en el Congreso Nacional de Cirugía Estética para Residentes de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) sobre “Lifting Facial y Cervical”, que tuvo lugar hace unas semanas en la madrileña Clínica Ruber, las intervenciones de este tipo crecen pese a la actual crisis económica, con un 20% de incremento en los últimos quince años, y cada vez más tienden a combinar la cara con el cuello y a realizarse a edades más tempranas.

Objetivo, resultados más naturales
“En general, los liftings han evolucionado hacia la imperceptibilidad de las cicatrices y el logro de un aspecto natural. Hemos pasado de tensar sólo la piel a tensar también el sistema profundo de los músculos, lo que ha puesto fin a aquellos liftings realmente extremos en los que la cara aparecía como planchada”, explica el Dr. Francisco Gómez Bravo.

Las tendencias actuales apuntan, asimismo, a la combinación del lifting facial con el cervical, de forma que el cuello se interviene también quirúrgicamente mediante bisturí y suturas -en lo que se conoce como necklift- y no exclusivamente mediante liposucción, como era frecuente hasta fechas recientes.

Según el Dr. Gómez Bravo, “se ha observado que el envejecimiento facial es centrífugo, es decir, hacia los alrededores de la cara, lo cual se asocia a un aumento de peso relacioado, a su vez, con la edad. Por ello, zonas como el reborde mandibular, la papada y el cuello pierden rectitud, caen y son cada vez más tratadas en este tipo de intervenciones”.

Los primeros liftings se centraban, sobre todo, en la zona de las mejillas bajo los pómulos para combatir su flacidez. “En esta zona -apunta el Dr. Miguel Chamosa, presidente de la SECPRE-, también ha evolucionado la técnica, en la medida en que se tiende a combinar la cirugía de recolocación propia del lifting con una cirugía de volumen mediante la infiltración de grasa del propio paciente”. La grasa procede, por lo general, de otras zonas del cuerpo donde suele haber exceso, como el abdomen, los flancos o la cara lateral de los muslos.

¿Botox o lifting?
El Congreso Nacional de Cirugía Estética de la SECPRE ha analizado el uso de técnicas de rejuvenecimiento mínimamente invasivas como el bótox y rellenos por parte de profesionales que, al carecer de dicha titulación, no pueden ofrecer a sus pacientes la alternativa quirúrgica y a menudo más eficaz del lifting.

“El bótox es útil para la corrección de arrugas o líneas de expresión, pero, por consistir en la paralización de los músculos del gesto y por las diferentes características de los diversos músculos del rostro, conviene hacer uso de él únicamente en la mitad superior de la cara. No puede sustituir al lifting cuando los problemas son de flacidez, sobre todo en el cuello y el reborde mandibular”, comenta el Dr. Chamosa.

Siempre en buenas manos
Por ello, la SECPRE ha aprovechado el Congreso para hacer un llamamiento a los pacientes, pidiéndoles que se aseguren de que los profesionales que les realizan intervenciones de estética cérvico-facial tengan la titulación de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora, con su pertinente periodo de residencia de cinco años, ya que sólo ellos pueden poner a su disposición todo el arsenal terapéutico existente, mínimamente invasivo como el bótox y rellenos o quirúrgico como el lifting.

¿Hay una edad?
Los expertos ponen de manifiesto la tendencia al adelanto en la edad a la que los pacientes se someten a un lifting en España. “Si bien los 65 años marcan la edad a partir de la cual estas intervenciones son más demandadas, cada vez son más frecuentes los denominados liftings de mantenimiento en personas de entre 40 y 45 años, que buscan tanto corregir los primeros síntomas de flacidez como un efecto preventivo antienvejecimiento”, explica el Dr. Gómez Bravo.
El Dr. Angel Juárez, Jefe de la Unidad de Cirugía Plástica y Estética del Hospital de La Zarzuela, “no se puede hablar de la más adecuada, ya que cada paciente es único en sus características”.
Aunque si hubiera que fijar una, generalmente es a partir de los 40 en el caso de las mujeres, y de los 50 en el de los hombres. “Lo mejor es no vincular al lifting a una edad cronológica, puesto que las personas no envejecen del mismo modo, ni la calidad de la piel es igual en unos y otras”, añade el Dr. Juárez.
De ahí la gran importancia de cuidarla, ya que cuanto más hidratada y elástica, más perdurables serán los resultados. Otros factores que también inciden en ellos son las excesivas exposiciones al sol y al aire libre, fumar y observar hábitos poco saludables (trasnochar, no alimentarse correctamente, no beber el líquido suficiente etc.).

¿Cuántos liftings pueden realizarse?
El Dr. Angel Juárez apunta que lo habitual es uno único, ya que actualmente la cosmética y la medicina estética con sus múltiples tratamientos, ayudan a prolongar sus efectos.

Sin embargo, a veces una misma persona puede intervenirse en dos, e incluso en tres ocasiones, con liftings separados de 10 a 15 años aproximadamente en cuyo caso la edad apta habría que fijarla desde los 35 a los 75 años, siempre y cuando el estado de salud sea bueno y no existan problemas de coagulación sanguínea.

Estos casos son poco frecuentes, pero en ellos las intervenciones deberán centrarse en retocar las zonas que más lo necesitan y no otras, a fin de no perder la naturalidad en los resultados, porque las caras en las que se aprecian las “re operaciones” pierden gran parte de su atractivo.

Cuidados tras el lifting
Los cuidados post operatorios del lifting son fundamentales para intensificar sus efectos. El doctor Antonio Tapia nos da las claves para que los resultados de esta intervención se mejoren tras la operación.

-¿Cuánto dura el postoperatorio?
El postoperatorio de un lifting muscular dura dos semanas. Durante ese tiempo recomendamos descansar con la cabeza recta y ligeramente extendida (para evitar pliegues en el cuello y facilitar la circulación). A partir de este momento el paciente comienza a llevar una vida activa: caminar, maquillarse, ir a la peluquería… pero con reposo y poco a poco.

-¿Cuándo se retiran los puntos y los vendajes?
A los 8 días se retiran los puntos y los vendajes, ese tiempo también es suficiente para que desaparezca cualquier tipo de morado o hematoma, pero la hinchazón dura un poco más.

-¿Es necesario aplicarse cremas o activos específicos después de la operación?
Se pueden utilizar las cremas hidratantes que se utilizaban previamente, pero ya no será necesario utilizar las que provocan un efecto tensor. Además se deben cuidar las cicatrices con aceite de rosa de mosqueta u otra crema regeneradora.

-¿Se puede realizar una limpieza del rostro normal o es necesario utilizar un jabón específico o tener algún tipo de cuidado?
Se tienen que utilizar jabones de PH neutro y no agresivos, pero el método de limpieza puede ser el habitual, siempre teniendo precaución con los puntos.

-¿Podemos maquillarnos?
Debemos esperar una semana para maquillarnos con normalidad.

-¿Es recomendable infiltrarse vitaminas en el rostro para estimular el colágeno y la elastina? ¿Cuánto habría que esperar?
Cualquier tipo de infiltración se debe retrasar hasta que la inflamación haya desaparecido por completo, no hacerlo sería muy contraproducente.

-¿Es recomendable realizarse algún tratamiento de estética para potenciar resultados o eliminar cicatrices?
El mejor tratamiento que se puede hacer es la hidratación profunda y masajes manuales de drenaje linfático, pero siempre teniendo mucho cuidado con las cicatrices, que debe controlarlas el médico que haya operado.

-¿Cuánto tiempo hay que esperar para lavarse el pelo tras la operación?
El cabello se puede lavar a las 24 horas si es necesario sin ningún problema, así como el inicio del drenaje linfático.

-¿Hay que esperar para teñirse el pelo? ¿Cuánto tiempo?
Para teñirse el pelo hay que esperar algo más para evitar infecciones, a partir de dos o tres semanas.

-¿Se pueden utilizar secadores de pelo, panchas capilares, tenacillas u otros artilugios que emitan calor?
Hay que vigilar que el calor del secador no incida directamente en el rostro y al utilizar planchas, tenacillas o incluso peines, se debe tener cuidado y no manipular con fuerza la cabeza.

-¿Hay que tener cuidado con la gesticulación o se recomienda algún tipo de gimnasia facial?
No está recomendada ninguna tipología de gimnasia facial, solo que se procure llevar la cabeza alta y no dormirse o trabajar inclinados hacia delante las primeras semanas. También intentar girar la cabeza con cuidado, no bruscamente, por las suturas musculares del cuello.

-¿Es mejor dormir de lado para no apoyar el rostro, fumar, exposición al sol o al frío, actividad física…?
Hay que dormir con la cabeza recta, vigilar los cambios bruscos de temperatura y eliminar el tabaco. También recomendamos evitar ejercicios físicos fuertes hasta un mes después, pero sí es bueno caminar para activar la circulación.

-¿Cuándo se puede volver al trabajo?
Normalmente se puede volver al trabajo a partir de la segunda semana, pero en algunos casos se puede alargar unos días más. La mejor recomendación es que el paciente se tome esas dos semanas como unas vacaciones, una cura de sueño. 


www.secpre.org

www.institutotapia.com

www.doctorangeljuarez.com

 www.drfranciscobravo.com

Más sobre

Regístrate para comentar