Mima tu piel, de día y de noche

Toma nota de estos útiles consejos para cuidar tu cutis a lo largo del día

VER GALERÍA

Cada momento del día, tu piel necesita que le des diferentes mimos. No son iguales los cuidados matinales -basados en la hidratación y la protección solar, a grandes rasgos-, que los nocturnos, cuando puedes aportarle a tu piel un cuidado específico que incremente los beneficios y aproveche los ritmos del cuerpo durante el periodo de descanso. 
Lo ideal, según los expertos de Olay es que ambos cuidados se complementen.

Por la mañana
Prevenir los posibles efectos negativos del sol en la piel son el principal objetivo de los cuidados faciales matutinos. Los dermatólogos  insisten en que la exposición solar es la mayor agresión que puede sufrir la piel. Con el extra de que, además, el daño que sufre la piel se produce gradualmente y su efecto se hace visible con el paso del tiempo. Además, se suele pensar erróneamente que un factor de protección alto es sólo necesario para las exposiciones durante el verano, olvidando que existe radiación solar nociva durante todo el año. 

Tips
-Usar una crema con protección de amplio espectro que proteja la piel tanto de los rayos UVB como de los UVA.
-Elegir el protector adecuado a las necesidades de la piel teniendo en cuenta algunos factores como el número de horas de exposición al año, el momento del día, las nubes, la latitud y la altitud o el fototipo de la piel.
-Utilizar protector a diario durante todo el año, incluso durante el invierno.
-Aplícate una crema que, además, incorpore ingredientes antioxidantes que protejan la piel de la acción de los radicales libres.

Antes de dormir
Tú sí lo haces -¡o al menos lo intentas!- pero tu piel no descansa durante la noche. Mientras dormimos, la tasa de exfoliación de la piel se reduce a la mitad, pierde su humedad natural y los niveles de PH disminuyen. Además, la barrera natural de la piel se vuelve más permeable y, por tanto, la barrera cutánea tiende a estar más receptiva a la absorción de ingredientes antiedad. Durante la noche, se ponen en marcha los mecanismos de reparación y regeneración celular. Por ello, es el momento idóneo para aplicar un producto que no sólo hidrate la piel, sino que la renueve durante el sueño.

Tips
-No hay que olvidar el cuidado facial nocturno a diario, aplicando un producto que aporte los beneficios necesarios en el momento que la piel más lo necesita.
-Tras limpiar la piel de la suciedad e impurezas que ha adquirido durante el día, aplica la crema nocturna y déjala actuar mientras duermes.
-Puedes, además, reforzar las zonas más delicadas del rostro, como el contorno de los ojos, el cuello o el escote. La piel de estas zonas también está más receptiva mientras dormimos.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más