Doce 'mandamientos' para evitar las arrugas

La Sociedad Española de Medicina, Cirugía y Cosmética ofrece útiles consejos para prevenirlas

  • Coma bien: una alimentación rica, variada y equilibrada es buena para todo el organismo. Básicamente hidratos de carbono por la mañana y al mediodía (son la fuente de la energía que necesitas para funcionar); y proteínas por la noche (para reconstruir las células y los órganos, incluida la piel, que desgasta durante el día).
  • Utilice lentes correctoras si las necesita; cuando sea preciso utilice gafas de sol. Evitará ciertas expresiones faciales compensatorias o protectoras, sobre todo perioculares, que son causa de arrugas. La piel de alrededor de los ojos es extremadamente delgada y frágil, y es aquí precisamente donde suelen aparecer las primeras arrugas faciales como consecuencia de las contracciones musculares repetitivas. Además las gafas de sol protegen a las regiones perioculares de la radiación ultravioleta.
  • Duerma sobre la espalda; si no es su posición habitual, al menos inténtelo incorporando discretamente el colchón. Posiblemente no lo había pensado, pero las personas que duermen de lado suelen despertar con líneas y marcas sobre la piel. Con el tiempo, por el traumatismo continuado, éstas pueden convertirse en permanentes.
  • Evite estresarse. Seguramente este consejo puede resultar el más difícil de respetar, pero es un hecho muy conocido que el estrés causa un gran número de problemas a la piel. Es muy habitual que las personas frunzamos el ceño, apretemos las mandíbulas y hagamos muecas sin realmente darnos cuenta. Esfuércese conscientemente en relajar los músculos faciales.
  • Utilice los dermocosméticos adecuados que le recomienden los profesionales. Fundamentalmente la piel necesita limpieza, hidratación, nutrición y protección; pero no descuide la calidad y la forma de utilizar los productos de cosmética.
  • Consulte periódicamente a su médico, el especialista en Medicina Cosmética y Estética. El establecerá los oportunos programas terapéuticos preventivos, restitutivos (para restablecer la normalidad y el equilibrio de las funciones biológicas) y, si fuera preciso, correctivos.
  • Y, aunque le sorprenda y sea puramente anecdótico e irrealizable... elija unos buenos padres. De acuerdo, no está a nuestro alcance controlar esta cuestión; sin embargo, la piel tiene un componente hereditario fundamental. Algunas personas son "por naturaleza" más resistentes a las arrugas. Pero que los padres tengan una piel saludable y sin arrugas no garantiza que la situación se repita en tu caso. Así que, por lo menos, atienda a los otros 11 consejos.
  • Más sobre