cena-margot-robbie

La cena de Margot Robbie con la que no ganarás peso en verano

Este hábito de la actriz funciona por la combinación de alimentos pero también porque activa el metabolismo

En plena promoción de la esperada Érase una vez en Hollywood, Margot Robbie se ha convertido en protagonista de cada alfombra roja en la que ha presentado la última película de Quentin Tarantino. La actriz está considerada como una de las mujeres más atractivas de la gran pantalla gracias a su imponente físico que potencia con los estilismos que más le favorecen. Sin embargo, asegura que no es amiga de las dietas y que “no podría comer ensalada todos los días o tomar medio vaso de vino de vez en cuando”. En su lugar, la australiana apuesta por cenas ligeras pero llenas de nutrientes con las que nunca se va a la cama con hambre y que al mismo tiempo le ayudan a mantener el peso ideal.

La última comida del día para Robbie es ideal para todas aquellas que, como ella, quieren mantenerse sin hacer dieta. La estrella elige una proteína saludable como pollo, pavo o pescado, y la acompaña con una guarnición a base de carbohidratos complejos de digestión lenta, como las batatas. Eso sí, sus cenas nada tienen que ver con las costumbres españolas. La actriz como buena australiana está acostumbrada a cenar antes de las 20 horas (en su país el horario de apertura de los restaurantes es alrededor de las cinco de la tarde), lo que permite tomar un plato más calórico que cuando se come justo antes de acostarse. Y es que sus horarios tienen efecto sobre su forma física porque tal y como aseguraba un estudio publicado por el Journal of Nutritional Science, cenar pronto hace que el organismo pase más tiempo en ayunas y por tanto, que el metabolismo se active y sea más rápido.

También la receta de Margot Robbie es una buena opción para combatir la ola de calor. Y es que, algunos nutricionistas explican que la mejor combinación de alimentos para dormir bien consiste en una mezcla de proteínas magras y carbohidratos como los que elige la intérprete. También recomiendan realizar la última comida del día unas cuatro horas antes de meterse en la cama, al estilo australiano. Como alternativa al plato estrella de Margot, se le puede añadir a una ensalada simple un huevo duro y pasta integral.

La cena healthy que Margot se prepara a diario le permite disfrutar de sus caprichos favoritos de vez en cuando: el chocolate, las patatas fritas y los gofres. En cuanto al deporte, prefiere practicar disciplinas al aire libre y, como buena australiana, es una gran aficionada al surf. Un estilo de vida muy activo con el que Robbie consigue estar siempre en forma sin dietas restrictivas.

Más sobre