Los peinados 'en dos tiempos' de doña Letizia

En sus vacaciones en Palma de Mallorca, la Reina ha combinado el mismo vestido con dos peinados diferentes, y no es la única vez que lo ha hecho

La reina Letizia disfruta estos días de sus vacaciones en Palma de Mallorca, pero todas las miradas siguen estando puestas en ella. Los diseños que elige para acudir a cada uno de los actos y citas en la isla se convierten en titular, y también los peinados con los que combina su ropa. Así, ayer nos sorprendió con algo que se podría bautizar como peinados en dos tiempos, o lo que es lo mismo, un look diferente en dos momentos del día, mientras mantenía, eso sí, el mismo vestido. Y es que la Reina combinó su diseño de estampado floral y escote en pico con dos estilos para su melena, pasando en apenas unas horas del pelo suelto al recogido. 

Durante el posado ante los fotógrafos en los jardines del Palacio de Marivent, la Reina llevaba la melena suelta, uno de sus looks más habituales, con raya lateral y movimiento en las puntas. Este peinado, resultado de un brushing perfecto, es uno de los preferidos de Doña Letizia para sus actos diurnos. Tras la cita con los medios, los Reyes, acompañados por sus hijas y doña Sofía, disfrutaron de una agradable cena en la terraza del restaurante 'Ola de mar', situado en el barrio de Portitxol. Doña Letizia repitió vestido, pero no así peinado, y prefirió la comodidad de un semirecogido con una coleta con volumen que dejaba su rostro despejado. Una opción versátil y muy favorecedora para estos días de verano. 

Su peinado dos en uno

Lo cierto es que la Reina suele mostrar un look diferente y único en cada una de sus apariciones públicas, sin dejar casi ningún detalle a la improvisación, por lo que es de suponer que en esta ocasión prefirió apostar por un estilo más cómodo para combatir las temperaturas veraniegas. No es la primera vez, en cualquier caso, que vemos a la Reina con dos peinados en uno. De hecho, muy comentada fue la ocasión en la que acudió a un acto con una coleta baja y salió del mismo con la melena suelta. Un cambio inesperado que sorprendió, sin duda, a los presentes. 

Fue en septiembre de 2017, cuando acudía junto con el rey Felipe VI al concierto conmemorativo del XV aniversario del Grupo Vocento en Madrid, y apostaba por una coleta baja de aire messy. La Reina versionaba así este peinado versátil, que sigue siendo uno de los preferidos de muchas celebrities no solo para sus looks más informales. Pero la sorpresa llegó al final de dicho evento, pues al abandonar el recinto, doña Letizia aparecía con la melena suelta, con ondas en las puntas. 

Todo parece apuntar a que lo que sucedió es que el peinado se fue deshaciendo y acabó de nuevo en la melena suelta. “Un buen truco es poner un elástico en el mechón que se va a anudar sobre el otro: así, una vez hecho el mismo, la goma sirve para que la horquilla se sostenga. Además, hace falta fijar el conjunto con horquillas invisibles, que además ayudan a dar cuerpo", nos explicaba entonces el peluquero Eduardo Sánchez sobre este peinado de la Reina. 

Ondas bohemias

También pudimos ver un cambio, aunque más sutil, en noviembre de 2018, con motivo de su viaje oficial a Perú. La Reina apostó por un estilismo de aire boho chic, que combinó a la perfección con su peinado elegido, uno de los más bohemios con los que la hemos visto hasta el momento: una melena con raya al centro con ondas abiertas marcadas con tenacilla de medios a puntas, pero con un aire relajado y muy favorecedor, huyendo de los rizos más marcados de otras ocasiones y manteniendo de hecho la zona de la raíz lisa. "Es un look que va mucho con el vestido elegido, de aire ochentero. Aunque lleva el pelo suelto, da incluso la sensación de que llevase los mechones de la parte de la raya recogidos atrás", nos comentaba el director de Maison Eduardo Sánchez.

El rizo, conseguido con un trabajo de tenacillas, fue cayendo poco a poco, a medida que pasaba el tiempo, como pudimos comprobar durante la recepción en la Embajada de España en Perú, que se celebró a continuación y para la que la Reina no se cambió de vestido. ¿El resultado? Una onda relajada, apenas retocada, que le sienta fenomenal. 

El protocolo manda: cambio total de registro en el mismo día

Aunque lo cierto es que es más habitual que la Reina opte bien por mantener su peinado cuando tiene dos eventos en el mismo día o, como ocurrió durante su visita a Reino Unido en julio de 2017, cambie tanto de peinado como de vestido cuando tiene citas que exigen normas de protocolo diferentes. Así, pudimos verla el día 13 de ese mes con la melena suelta y ondulada con motivo de la visita a la Abadía de Westminster.

Unas horas más tarde, con motivo de la Cena en su honor por el alcalde de la 'City' de Londres, Andrew Pramley, cambió tanto su conjunto de camisa y falda de Carolina Herrera como su melena suelta, y pudimos verla con un vestido drapeado de manga asimétrica en un elegante azul tinta que combinó con un recogido trenzado que lució con la tiara floral. El protocolo es el que manda en muchas ocasiones.

Más sobre