¿Te has cortado el pelo y no te gusta? Descubre cómo acelerar su crecimiento

La alimentación juega un papel muy importante: así es como deberías comer para que tu cabello crezca más rápido

No hay milagros. Esa debería ser la primera premisa frente a la pregunta acerca de cómo conseguir que nuestro pelo crezca más rápido. No hay una poción mágica que nos ayude a recuperar nuestro largo deseado después de un recién estrenado corte que no nos acaba de convencer. Pero sí es cierto que hay opciones para intentar acelerar ese proceso de forma natural. Hay estudios que recomiendan el uso tópico del Chipre japonés, una planta con efectos antibacterianos y antifúngicos, para promover el crecimiento del cabello. Sucede de igual forma con los aceites de lavanda y de menta. Nuestra colaboradora Meritxell Martí nos explica que lo más importante es tener presente que el pelo crece por norma general de 1 a 1,5 cm al mes

"Hay información en Internet en la que se dice que con métodos diferentes puede crecer mucho más, hasta entre 3 y 5 centímetros al mes, pero yo no creo que se pueda lograr tal crecimiento”, matiza esta experta, quien cuenta que, eso sí, conocemos cómo es el crecimiento del pelo, por lo que sabemos que hay que garantizar la nutrición del folículo y el aporte de sustancias adecuadas para mejorar este proceso. Nos explica además que cuando nacemos, tenemos alrededor de 100 mil folículos en la cabeza, dependiendo de cada persona y de la genética. Sin embargo, con la edad, algunos folículos dejan de “funcionar”; de hecho, dejan de producir cabello, lo que hace que este sea más fino e incluso desaparezca. Hay una evidencia: el organismo necesita suficiente energía para estimular el crecimiento del mismo y una falta de nutrientes va a disminuir la misma. Por eso, la alimentación y los suplementos alimenticios son fundamentales en su opinión.

Los nutrientes que estimulan el crecimiento del pelo

Así, uno de los nutrientes más necesarios es la Biotina o vitamina 7, 8 o H (se la conoce con todos estos nombres) que, junto con la vitamina B5 o ácido pantoténico, son las dos que deberíamos garantizar para estimular el crecimiento correcto del cabello. De hecho, está demostrado que cuando hay carencia de alguna de estas vitaminas, el pelo es más fino y su crecimiento es más lento. La dosis diaria recomendada es de 30 mcg/día, pero para garantizar su aporte y como suplemento, los laboratorios fabrican de hasta 500mcg/día a 1000 mcg/día .

El zinc es otro de los elementos importantes para estimular el crecimiento. Así, este activo tiene un importante papel en la reparación cutánea y mantiene el crecimiento correcto del cabello al asegurar el buen funcionamiento de la glándula sebácea y, con ello, la nutrición del pelo. Por su parte, la vitamina B12 o ácido fólico es también importante en la estimulación de su crecimiento, ya que asegura el correcto aporte de oxígeno en el cuero cabelludo gracias a los glóbulos rojos.

De un modo similar va a actuar el hierro, estimulando la formación de glóbulos rojos, específicos para el aporte de nutrientes y oxígeno al folículo. Y, por su parte, la vitamina C aparece siempre en todos los procesos metabólicos para mantener el buen funcionamiento celular, estimular la producción de fibras como las de colágeno y queratina y, sobre todo, preservar del daño de los radicales libres. La vitamina C es la antioxidante por excelencia. Además, el Omega 3, los ácidos grasos esenciales, van a mejorar la lubricación del folículo, pues ayudan a preservar el buen funcionamiento de la glándula sebácea que está junto al folículo piloso. Por último, las proteínas van a garantizar el aporte de aminoácidos, sobre todo los que son azufrados como la metionina o la cisteína, que formarán parte de la queratina del cabello y, por ello, ayudan a mejorar y garantizar su correcto crecimiento.

¿Qué alimentos son los más recomendables?

- Ricos en biotina: legumbres y grano entero, yema de huevo cruda, hígado, lácteos, frutos secos, cereales, carne, nueces o plátanos. Deberíamos tener en cuenta que tomar mucha clara de huevo cruda puede evitar la buena absorción de la biotina.

- Ricos en vitamina C: Cítricos, fruta en general como los frutos rojos, el kiwi o los albaricoques.

- Ricos en zinc: Ostras, huevos, carnes rojas, lentejas, espinacas, calabaza o germinados.

- Ricos en hierro: Carne roja, las conchas como los berberechos, almejas o mejillones, el hígado, los frutos secos, el sésamo, las acelgas y las espinacas.

- Ricos en Omega 3: Semillas de girasol y lino, frutos secos, aceite de pescado como el salmón, la sardina o el bacalao. Del mismo modo, el Omega 3 es una fuente ideal de vitamina E, que también es eficaz para mantener el crecimiento del cabello. Entre estas fuentes de vitamina E, está el aguacate.

- Ricos en ácido fólico: Verduras de hoja verde como las espinacas, lechuga, berros o endibias, coles, brócoli, espárrago o puerro. También las legumbres, entre los que podemos mencionar garbanzo, soja y guisantes. Especialmente rica en ácido fólico es la levadura de cerveza y germen de trigo, así como cereales integrales. Y las castañas, el aguacate o el plátano.

- Ricos en aminoácidos: Carnes en general, pescado, marisco, huevos y lácteos, especialmente el queso. También las pipas de girasol, de calabaza y los pistachos. 

Otros consejos para estimular el crecimiento del cabello

Además de la dieta, es muy importante cuidar el pelo con champús y acondicionadores que eviten su fragilidad para que no se rompa y pueda crecer fuerte. Los champús con biotina y queratina también ayudan. Y, por otro lado, es recomendable minimizar el uso de secadores y planchas -dañan la queratina- así como de tratamientos decolorantes.

Más sobre