Cambio de look: Nicole Kidman vuelve a los orígenes y recupera su melena más icónica

La actriz se despide del rubio por exigencias del guion y apuesta por un color que rejuvenece

Adiós al rubio. Al menos temporalmente. Nicole Kidman nos ha sorprendido con un llamativo cambio de look, tal y como hemos podido comprobar en las últimas imágenes de la actriz, en las que aparece diciendo adiós a su melena rubia para recuperar uno de los tonos con los que muchos aún la recuerdan, el pelirrojo. Se encuentra embarcada en un nuevo proyecto profesional, el rodaje de la serie de televisión The Ungoing, que protagoniza junto con Hugh Grant, y que se está rodando en Nueva York estos días. Debido a estas exigencias del guion de su nuevo papel, hemos podido ver a la actriz de Big Little Lies en el set de rodaje presumiendo de su nueva melena rojiza, que lleva larga y con un rizo muy marcado. Se suma así a un buen número de actrices, como Kate Bosworth, Anne Hathaway o Salma Hayek, que ya anticipaban el pelirrojo como una de las tendencias de este 2019 (al menos en los platós de rodaje). 

Una vuelta a los orígenes

"Le sienta fenomenal, porque es una vuelta a sus orígenes. Es un cobrizo muy natural, clarito, muy cercano al pelirrojo natural, un tono que se va a llevar mucho este verano, con ese matiz melocotón, peachy, que tanto se lleva. Con su piel clara y sus ojos claros le favorece mucho", nos cuenta María Baras, directora creativa de Cheska, que añade que considera "que la hace incluso más joven, pues el pelo rubio tan nórdico que llevaba le apagaba un poco las facciones". La estilista destaca también la "textura ondulada, su rizo, pues últimamente la veíamos mucho con su melena lisa y muy trabajada, y esta melena con esta onda tan natural me parece espectacular".

Últimamente, la actriz se había decantado por una melena en un tono rubio frío, dejando atrás su tono natural, y apostando por un matiz casi platino. Ahora, aunque sea temporalmente para su nuevo proyecto, volvemos a ver uno de los estilos más característicos de la intérprete, que apuesta por un tono que, no hay duda, le sienta muy bien. Y es que si echamos la vista atrás, nos viene a la mente la melena pelirroja cuajada de rizos con la que se hizo popular en sus primeros trabajos en el mundo del cine y en algunas de sus películas más emblemáticas, como Moulin Rouge. A lo largo de los años, la actriz estadounidense de origen australiano ha ido matizando el tono de su melena, y la hemos visto con diferentes versiones del rubio, y también con matices rojizos en su cabello que, como decíamos, encajan a la perfección con su piel clara.

More about