irina-shayk-bafta

El look ganador de Irina Shayk en los BAFTA es también el más sencillo de copiar

La modelo rusa prueba que un sencillo peinado combinado con el maquillaje natural más favorecedor es todo lo necesario para deslumbrar en una fiesta

Este año ha comenzado para Irina Shayk como una oportunidad para experimentar con su pelo: si a principios de enero acudía a los Globos de Oro con un bob por debajo de la mandíbula lleno de frescura, a finales de mes recuperó la longitud XL con la que comenzó a desfilar sobre la pasarela. Cada alfombra roja parece una nueva ocasión para reinventar su look, y los premios BAFTA delebrados este fin de semana también han servido a la supermodelo para elegir por uno de sus peinados más favorecedores: el chignon, un sencillo recogido a la altura de la nuca con un paso a paso de apenas 5 minutos. Como el perfecto complemento al peinado, un maquillaje natural con un toque de dorado en lugares estratégicos es todo lo que hace falta para convertirse en la invitada perfecta.

Con la raya al lado y un acabado ultrapulido. Peter Lux, el estilista de Irina, ha creado este recogido potenciando el característico brillo glass hair de la melena de la modelo. Para emular el look, los productos que aportan luminosidad a la melena son imprescindibles. El primer paso consiste en aplicar una laca, como el Spray de Fijación Luminoso Medio de Moroccanoil, sobre la parte superior del cabello; después, con la ayuda de un cepillo se recoge todo el pelo en una coleta baja y se masajea de medios a puntas un tratamiento de brillo como Diamond Oil Glow Dry de Redken. Para terminar, se gira la cola de caballo sobre sí misma y se añaden varias horquillas de moño alrededor para asegurar el peinado. Contra cualquier pelillo encrespado que pueda resistirse en la parte superior, un truco de profesional consiste en vaporizar un poco de laca y repasar la zona con un cepillo de dientes para conseguir así un acabado perfecto.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Peter Lux (@peterluxhair) el

Al retirar todo el cabello del rostro, este gana un papel protagonista en el look final. El maquillaje de la actriz concentra toda la luminosidad en la parte central del rostro y deja los contornos más oscuros para estilizar los rasgos. Los polvos compactos para contrarrestar los brillos con un acabado luminoso, como Next to nothing powder de Mac Cosmetics, son la clave para imitar el tono radiante de Irina Shayk; tan solo hay que aplicarlos con una brocha en las zonas donde suele aparece un exceso de grasa como la nariz, la frente y la barbilla. Otro de los trucos de Shayk para potenciar el acabado fresco de su maquillaje es la elección de fórmulas hidratantes en sus labiales. En esta ocasión ha llevado Supermodel Lipstick and Collagen Lip Bath, de Charlotte Tilbury, un gloss enriquecido con colágeno marino, aceite de coco o menta, para realzar el volumen de los labios y suavizar su superficie.

More about