gwyneth-paltrow-cuidados

¿Por qué Gwyneth Paltrow tiene el mismo ritual desde los 22 años?

La actriz sigue varias rutinas para combatir el estrés, una de ellas desde que rodó 'Emma' en 1996

Gwyneth Paltrow puede con todo. Aunque su trabajo como actriz de Hollywood sea por lo que es más conocida, la estrella también es la fundadora de Goop, una empresa que promueve el estilo de vida saludable… y predica con el ejemplo. Gwyneth es una firme seguidora del clean sleeping, una forma de tratar las horas de sueño como una terapia para sentirse bien por dentro y que se note por fuera; y también del ejercicio, al que reserva siempre un hueco en su día porque es uno de sus grandes secretos de belleza como revela a la revista People: “Creo firmemente en el ejercicio. Mantener la sangre en movimiento, hidratarse, dormir, comer alimentos ricos en nutrientes, estar rodeada de gente a la que quieres y que te haga reír (…)”. Así es cómo ve la vida la intérprete.

Lee también: Jennifer Aniston utiliza este producto desde que tiene 35 años

Aunque su agenda sea maratoniana, el ejercicio físico es un pilar fundamental para la californiana y se asegura de encontrar tiempo para encajar sus quehaceres diarios con el entrenamiento: “Tengo una adolescente (Apple de 14 años) y un pre-adolescente (Moses de 12 años) y dirijo una compañía, así que es duro, pero no voy a sacrificar el mover mi cuerpo. Proceso las cosas emocionales a través de eso”.

Así que la organización es la clave para Paltrow, quien tiene bien estudiado su horario después de dejar a sus hijos en el colegio: “Después de dejar a los niños, entreno. Me voy a caminar, hago una clase de yoga, quedo con Tracy Anderson. Es esencial para mí”, continúa diciendo. “Cuando vuelo, cuando estoy enferma, si estoy deshidratada, si he bebido demasiado alcohol la noche anterior, lo puedo ver realmente reflejado en mi cara de una forma que no podía hace 20 años. Creo firmemente que el estilo de vida afecta a tu energía y a tu bienestar así que estoy muy interesada en crear un régimen que sea tanto interno como externo”. Así es que, además de centrarse en la alimentación, la actriz se ha comprometido con un estilo de vida en el que todo lo que le rodea está pensado para cuidarse holísticamente: "Tomo un baño cada noche. Empecé a aficionarme a ello cuando tenía 22 años y estaba rodando Emma en Londres”, y asegura que no perdona su “ritual de encender una vela y tomar una taza de té o un whisky, dependiendo del día". Un hábito que después de más de dos décadas la actriz considera esencial en su forma de combatir el estrés.

Más sobre