penelope-cruz-contouring

'Contouring en C', el truco de Penélope Cruz que necesitas estas fiestas

La técnica a la que recurre con frecuencia la actriz es también perfecta para rejuvenecer tu maquillaje

Sabe bien lo que mejor le sienta. Penélope Cruz es camaleónica y juega con su imagen a través de distintos trucos pero también es cierto que se lo pone fácil a sus seguidoras porque recurre a básicos de maquillaje que todas tenemos en el neceser y crea looks de belleza muy naturales. Desde hace un tiempo, sus apariciones lo son aun más. Se atreve con los primeros planos y no teme a los selfies improvisados y es que cada día, Penélope apuesta más por ser ella misma. Entre sus secretos está el contouring, que a pesar de ser una técnica universalmente conocida gracias a las hermanas Kardashian, no son las únicas que recurren a él para transformar sus facciones. La madrileña también es fan de esta forma de utilizar los claroscuros para esculpir los volúmenes del rostro, en concreto sus pómulos que se redondean y elevan gracias al lugar en el que aplica el bronceador y el colorete.

LEE TAMBIÉN: Penélope, cada día más joven gracias a sus dos claves de belleza

Para conseguir este efecto, en concreto la actriz pone en práctica la técnica del contouring en C, que toma su nombre de la forma que se dibuja en los contornos del rostro para moldearlos de nuevo por unas horas. Los productos necesarios para hacerlo son unos polvos bronceadores o en textura crema y una brocha para aplicarlos: se coloca el maquillaje dibujando una ‘C’ desde los laterales de la frente pasando por las sienes para acabar justo debajo de los pómulos. Este trazo no solo marca más la estructura ósea, sino que estiliza los contornos faciales al estrechar visualmente el volumen de la cara.

Un detalle esencial a la hora de elegir el bronceador es que éste sea de acabado mate porque el objetivo de este paso es imitar el efecto de una sombra natural en el rostro, por lo que si tiene partículas brillantes en su fórmula restará naturalidad al resultado final. Para terminar, el colorete es otro integrante fundamental en el look de Penélope pues es el encargado de aportar un extra de redondez al maquillaje; éste se aplica justo en las manzanas de las mejillas realizando movimientos circulares y llevándolo ligeramente hacia la zona de las sienes para elevar aún más los pómulos. Dos pasos de una técnica con la que, además de esculpir las facciones, se consigue un tono saludable, fresco y radiante.

Más sobre

Leer más