Meghan Markle y su truco para disimular los ojos cansados

El truco de maquillador con el que Meghan Markle disimula el cansancio

La Duquesa de Sussex utiliza el 'tip' de los expertos para iluminar y agrandar su mirada

by Cristina Álvarez

Si hay algo que nunca falta en el neceser de Meghan Markle es el lápiz de ojos. A la Duquesa de Sussex le encanta lucir una mirada muy intensa y perfilada, aunque es cierto que para el resto de su maquillaje se decanta por la sencillez y naturalidad, recurriendo a bases ligeras que dejan al descubierto sus pecas, un toque de rubor en las mejillas y un labial nude o rosa pálido. Sin embargo, hay un aspecto que ha llamado la atención en sus últimos looks y es que parece que la mujer del príncipe Harry de Inglaterra utiliza un truco muy fácil (y barato) para iluminar sus ojos y disimular los signos de cansancio. Al darle al zoom, hemos descubierto que la que fuera protagonista de la serie Suits ha cambiado la forma en la que se maquilla los ojos y ahora utiliza un lápiz de color beis para maquillar la línea del agua inferior.

Meghan Markle y su truco para disimular los ojos cansadosVER GALERÍA

Se trata de un truco que los maquilladores profesionales llevan años utilizando y sirve no solo para lucir una mirada más despierta, sino que también tiene otros efectos. "El lápiz claro por la línea del agua inferior abre la mirada de ojos pequeños y achinados. En la zona del lagrimal es, sobre todo, cuando los ojos están muy juntos o para ojos con sensación de cansancio", nos dice Eliecer Prince, National Make Up Artist de Guerlain. "A nivel óptico disimula la sensación de ojos cansados. También podemos utilizarlo rellenando toda la zona del parpado móvil como una pre-base para que la sombras queden más luminosas", añade.

Por su parte, José Luis García Berjano, Make up Artist de Givenchy, nos cuenta que: "El tono claro en el interior de los ojos siempre nos ayuda a agrandarlos. Además nos quita la sensación de cansancio en el momento que tapamos las rojeces del ojo de la línea de agua. Efectivamente se puede usar a diario, aunque no tengamos los ojos cansados, pues siempre va a dar un extra de luminosidad a la mirada". ¿Recomienda utilizar este truco en todos los tipos de ojos? "Es un resultado que queda bien para cualquier tipo de ojo menos cuando tenemos un ojo muy redondeado o 'saltón',  pues resaltará más este efecto. En este caso es mejor usar tono oscuro para reducir el tamaño y dar más fuerza. Si queremos una intención más discreta y natural usaremos un tono piel o dorado. Por el contrario, si buscamos un look más dramático o sofisticado podemos aplicar un color blanco, que será más visible si además contorneamos las líneas de las pestañas con un lápiz oscuro, como marrón, negro o azul noche".

En palabras de Junior Cedeño, maquillador internacional de Dior: "El lápiz blanco o beis es perfecto para tapar las rojeces en caso de que la línea de agua del ojo esté irritada o inflamada". "Es muy útil también para agrandar el ojo, sobre todo si se maquilla la hilera de pestañas inferiores con un trazo negro, marrón, berenjena o cualquier color oscuro. La superposición del claro y del oscuro en las pestañas inferiores crea una ilusión óptica de ojo más grande", nos explica.

Meghan Markle y su truco para disimular los ojos cansadosVER GALERÍA

Lo mismo opina la maquilladora Paula Soroa: "El lápiz clarito, preferiblemente un tono carne ya que los blancos resultan más agresivos y menos naturales, se utiliza para dar luz a la mirada, para agrandar el ojo, pero también sirve para rebajar en algunos casos el tono rojizo que a veces tiene la línea del agua". "Cuando hacemos un ojo ahumado y tenemos ojos pequeños, si aplicamos un línea de este tono al final de 'la comisura del ojo' entre las pestañas inferiores y superiores, conseguimos visualmente agrandar el ojo", añade.

Por último, hemos hablado con Rosa Díaz, maquilladora del centro de belleza The Secret Lab, que también es partidaria de recurrir a este tip tan sencillo: "Este truco se utiliza para dar luz a la mirada, independientemente de si está cansada o no". En su opinión, se suele hacer con un tono clarito que puede ser mate o satinado (los tonos satinados aportan más luz) "pero nunca blanco, porque queda poco natural. Se aplica no exactamente en la línea de agua, sino en el borde de las pestañas. Con este truquito conseguimos el efecto óptico de agrandar el ojo, así que si la persona tiene los ojos saltones o muy grandes, lo más recomendable es poner lápiz negro en la linea de agua", coincide con Berjano.

Más sobre: