El sutil pero estratégico cambio en la melena de doña Letizia

La Reina vuelve a recuperar su corte de comienzos de año para ganar volumen y movimiento en el cabello

Discretos pero evidentes para quienes siguen su estilo y su evolución, los sutiles cambios en la melena de doña Letizia no pasan desapercibidos. Si hace apenas unos días las protagonistas eran, de nuevo, sus canas, precisamente porque estas parecían haber desaparecido gracias a la coloración, ahora es su corte de pelo el que nos ocupa. Un cambio sutil, no estamos hablando de cuando impactó al apostar por aquel corte bob en abril de 2015, en el que fue el giro más radical de su imagen hasta el momento. Pero sí que es cierto que la Reina ha decidido matizar algunos aspectos relacionados con su melena. Como ya te anticipamos, había restado unos centímetros a su melena, pero en su última aparición pública, con motivo de la visita de estado oficial el presidente de la República Popular China Xi Jinping y su esposa, Peng Liyuan a nuestro país, el cambio se ha hecho más evidente. Hemos podido ver cómo la reina Letizia llevaba un marcado desfilado en la parte delantera, enmarcando su rostro.

Un estilo que no es nuevo para la Reina, pues ya el pasado mes de febrero optó por cortar también unos centímetros su melena y desfiló su cabello de una forma similar, estableciendo una conexión entre ambos estilos entre los cuales han pasado más de ocho meses. No hay duda de que este recurso muy utilizado por los peluqueros parece haber convencido a la mujer de Felipe VI para darle un nuevo aire a su look sin necesidad de un corte más pronunciado. Marcando así las capas delanteras, le podemos dar un aire renovado a nuesto peinado, pues el pelo sigue cayendo justo por encima de la línea de la clavícula, un largo muy favorecedor, tal y como nos comentaba el peluquero Alberto Cerdán, quien nos explicaba que siguen pisando fuerte las medias melenas cortas, el ya clásico lob que tanto se pide en las peluquerías. 

Así, esta técnica deja caer la primera capa justo por encima o debajo del labio pero nunca sobre él, resaltando así las facciones y evitando restar protagonismo a la boca. Un desfilado que combina con un bob en tono castaño muy natural con sutiles mechas que, sin duda, ayudan a disimular esas canas que tanto han dado de qué hablar. "Siempre lleva cortes muy sencillos, muy lineales y con poca capa, excepto un poco de desfilado hacia la cara, lo que hace que tenga movimiento. Además, el desfilado de la cara le da un poco de juego al hacerse ondas o algún recogido, pues puedes dejar algún mechón suelto", nos cuenta María Baras, directora creativa de Cheska, quien menciona otro punto importante: el cambio en la forma de peinar su melena en esta ocasión.

"Es su corte clásico de muy pocas capas con un desfilado delante, bastante entero, pero sobre todo ha cambiado la forma de peinarlo en esta ocasión. Esas capas de adelante, a veces se las hace lisas, a veces con ondas, y esta vez las lleva con un peinado clásico, con un brushing con cepillo muy marcado hacia delante, peinado hacia la cara, por lo que se le nota más el corte. Es una forma diferente de peinarlo, de darle otro toque a la melena", nos cuenta, y añade que, en lugar de por un flequillo más corto, la Reina opta por estas capas más largas, a la altura de la barbilla, más cómodas, que permiten conseguir una melena más ordenada y estar siempre impecable. 

Lee también: Te lo contamos todo sobre el 'brushing' de la reina Letizia

Mientras, en opinión del peluquero Eduardo Sánchez, el nuevo corte de la Reina es casi un swag, "porque es recto a la clavícula y el degradado empieza entre la boca y el mentón". Este es uno de los cortes estrella del otoño para el estilista de Maison Eduardo Sánchez, quien nos cuenta que, eso sí, en el caso de que el largo se siturara por debajo de la clavícula, lo ideal sería "hacer un degradado largo a la altura del hombro para no perder la masa del cabello en las puntas”. En opinión de Gema Eguiluz, de Salón In-Viso, "doña Letizia ha optado por una melena armoniosa y equilibrada. Percibimos en su cabello un cambio saludable, porque al cortarse las puntas ha retirado gran parte del color que llevaba. Apuesta por un estilo midi con un ligero texturizado en la parte delantera. Es una melena muy cómoda ya que se puede recoger en coleta si hace deporte, se pueden realizar recogidos, que es un estilo que elige para muchos eventos, o se puede ondular”.

Durante estos meses, la Reina ha ido dejando crecer su melena, optando por estilos más rectos, sin ese recurso al desfilado delantero, llegando a llevar un largo a la altura de la clavícula en los meses de verano. Pero fue precisamente a la vuelta de las vacaciones, cuando aprovechó para sanear su melena, acudiendo a la inauguración del curso escolar, al margen de con la comentada raya en zigzag –otro de sus recursos para darle volumen a la melena-, con unos centímetros menos, aprovechando así la vuelta a la rutina para renovar su melena.

Más sobre