Ona Carbonell: 4 lecciones de belleza de la ganadora de 'MasterChef Celebrity'

Su maquillaje natural, su versátil melena XX y otras claves del estilo sencillo y favorecedor de la nadadora

Ona Carbonell está viviendo un sueño estos días, tras proclamarse ganadora de la tercera edición de MasterChef Celebrity, dando así el relevo al también deportista Saúl Craviotto. Su rostro refleja felicidad, aunque realmente su gran sonrisa la acompaña siempre, tal y como hemos podido ver a lo largo del programa. Luchadora, perseverante y alegre, la medallista de natación sincronizada se ha convertido en una de las caras más populares del momento gracias a su merecido triunfo en el concurso. Y allí, delante de las cámaras y entre fogones, es donde hemos podido conocer algunos de los trucos de belleza más prácticos de la barcelonesa de 28 años, como recogerse el pelo en trenzas o coletas con pañuelos cuando cocinaba. Cuando tenía el privilegio de ver a sus compañeros desde la galería -algo que no ha sucedido en muchas ocasiones-, Ona presumía de melena fuerte y brillante, uno de sus rasgos más distintivos, aunque no el único.

Melena XL, cuidada y brillante

Es, sin duda, una de sus señas de identidad. Siempre la hemos visto presumiendo de una melena extralarga, con tonos que van del castaño más claro a reflejos más intensos, con los que consigue darle luz y movimiento. Normalmente apuesta por las ondas abiertas cuando decide llevarla suelta, con un estilo natural muy favorecedor. Pero, además de dentro de la piscina, cuando el moño se convierte en esencial, son muchas las ocasiones en las que la hemos podido ver peinando su pelo en coletas y, sobre todo, trenzas y recogidos trenzados, uno de sus básicos en el programa, por la comodidad de estos estilos a la hora de cocinar. También hemos podido ver cómo es fan de los pañuelos, un accesorio que ha utilizado en muchas ocasiones a modo de diadema, y también entrelazado en las trenzas. No hay duda de que sabe cómo sacar partido a su cabello.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Ona Carbonell (@ona_carbonell) el

El éxito del estilo natural

Aunque en las competiciones de sincronizada el maquillaje glitter es prácticamente un imprescindible, en su vida cotidiana y también en el programa, la medallista olímpica apuesta por un estilo muy natural. De hecho, no es extraño verla con su piel limpia, con un maquillaje sutil y muy natural, que deja entrever incluso sus pecas. Cuando la ocasión lo requiere, le gusta enmarcar su mirada con un toque de eyeliner, y si hay un punto en el que no duda en atreverse más, ese son los labios, pues bien apuesta por acabados glossy, bien opta por vibrantes rojos.

Disciplina para un cuerpo de impacto

El agua es su medio, su ‘oficina’. Y es que la nadadora es capitana del equipo español de natación sincronizada. Las exigencias de este deporte hacen que tenga que mantenerse siempre en forma, de cara a los exigentes entrenamientos. Más aún cuando está ya preparándose para los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020. Por eso, la hemos podido ver poniéndose en forma y entrenando en muchas de sus publicaciones de Instagram, donde también hemos podido comprobar cómo practica yoga, una disciplina que, sin duda, la ayuda a aumentar su flexibilidad y su concentración. Ella misma se anima a seguir luchando, a seguir trabajando, con frases como “No existen los límites, no hay excusas”. Y es que la disciplina es clave en su profesión como deportista de élite.  “Aunque sea sábado hay que trabajar duro para conseguir los objetivos #roadtotokio2020”, ha reconocido.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Ona Carbonell (@ona_carbonell) el

La sonrisa, su mejor arma

Quienes han seguido su participación en el talent show culinario, seguro que lo tienen claro: uno de los rasgos definitorios de su belleza es su sonrisa. Con ella ha conquistado a la audiencia a lo largo del concurso. Y no hay duda de que sonreír aumenta el atractivo y mejora la autoestima, convirtiéndose en un buen remedio contra el estrés. Para la Dra. Conchita Curull, “los beneficios de sonreír van más allá de las allá de las propias relaciones sociales pudiendo afectar al nivel de salud en general, además de al bucodental. Hay muchos más motivos para sonreír de los que se podría pensar en un primer momento”. Así, tal y como reflejan los datos extraídos del estudio realizado por la Clínica Curull, la sonrisa es, junto a las manos, probablemente una de nuestras mejores cartas de presentación sin que se sepa dice mucho más de las personas de lo que se pueda imaginar. Esto, sin duda, afecta a las posteriores relaciones sociales. 

Una sonrisa abre nuevos y mejores canales de comunicación con otras personas, muestra confianza, amabilidad y predisposición. Pero, además, hace que nos sintamos mejor, aleja las emociones negativas como la inseguridad y sube la autoestima. Es más, con el paso de los años, se han demostrado científicamente incluso los beneficios de la risa para la salud y el bienestar. De hecho, según la Sociedad Española de Neurología (SEN), reírse a menudo puede suponer hasta cuatro años y medio más de vida. Ona parece aplicarse esta máxima. Con un punto tímido, pero siempre alegre, deja claro, además, en su cuenta de Instagram que para ella una actitud positiva es fundamental: “Nunca dejes de sonreír ni de luchar por tus sueños” o “La sonrisa es nuestra mejor arma” son algunas de las frases que ha compartido.

More about

Read more