behati-prinsloo-victoria-secret-2018

Victoria's Secret Fashion Show 2018

Desde la pasarela, el mensaje de autoestima de Behati Prinsloo para todas las mamás

Tras dos años ausente porque estaba embarazada, la supermodelo sudafricana regresa al desfile de Victoria's Secret orgullosa de su nueva figura

Las recuperaciones exprés que modelos, actrices y otras celebrities experimentan tras dar a luz hace que parezcan seres de otro planeta. En un tiempo récord, no solo se deshacen de los quilos ganados durante el embarazo, sino que su cuerpo y su abdomen recuperan la misma forma que tenía antes de ser mamás. Y aunque está claro que la estricta dieta, el entrenamiento intenso y los exclusivos tratamientos que suelen seguir ayudan (mucho) en este proceso, las comparativas antes y después de tener hijos de estas mujeres poco tienen que ver con las de la gran mayoría, especialmente si nos referimos a un sector muy concreto (y con una genética privilegiada) del fashion business: las modelos de Victoria's Secret.

Adriana Lima, Alessandra Ambrosio o Doutzen Kroes desfilaron en el show más mediático del año después de ser mamás, y lo hicieron con un físico todavía mejor al que tenían antes de sus dos hijos, estableciendo una especie de mito. Sin embargo, anoche otro ángel acababa con esta leyenda porque, según los asistentes, su cuerpo no está completamente recuperado del embarazo. Behati Prinsloo regresaba a Victoria's Secret Fashion Show tras dos años ausente por estar embarazada, y lo hacía con una nueva figura pero pisando incluso con más fuerza que antes.

Hace unos días, Behati Prinsloo anunciaba a través de Instagram Stories que participaría en el Fashion Show 2018, "un sueño que parecía muy lejando tras tener dos bebés", escribía sobre una foto en la que podía verse bien su vientre. Nueve meses después de dar a luz a su segunda hija, la modelo de 30 años estaba delgada y tonificada, pero su abdomen no tenía el aspecto ultra definido que tienen los de otras compañeras que desfilan para la firma lencera. Sin embargo, parece que a Behati poco le importa este hecho, porque su mensaje continuaba así: "Pero estoy tan orgullosa de volver, de mi cuerpo y de lo que puede hacer; me siento más fuerte y sana que nunca con mis dos preciosas bebés #girlpower".

Tras este anuncio 2.0, la expectación por ver en persona el regreso de Behati fue en aumento, hasta que anoche finalmente la supermodelo pisaba (con mucha fuerza) la pasarela de Victoria's Secret. En los dos looks que lució, la ropa ocultaba su vientre, que es la zona más complicada de tonificar tras el embarazo según los expertos. Pero por una vez y sin que sirva de precedente, un ángel de Victoria's Secret parece pisar la misma tierra que el resto de mujeres porque, según los asistentes al desfile, era visible que su cuerpo no tenía la misma imagen que en su anterior Victoria's Secret Fashion Show, en 2015. Eso sí, la belleza natural de la modelo y la energía con la que desfiló eclipsaron este hecho, y Behati Prinsloo demostró una vez más por qué es una de las mejores modelos del mundo.

 

Más sobre