kim-kardashian-pestañas

Las pestañas XXL de Kim Kardashian se consiguen con un cosmético inesperado

Antes de aplicar la máscara, la empresaria tiene un truco con el que promete multiplicar su volumen y longitud

Poco a poco va calando la importancia de preparar la piel antes de aplicar maquillaje y los primers o prebases han conseguido hacerse un hueco permanente en los neceseres de belleza. Tanto es el éxito que han alcanzado que no solo se han democratizado este tipo de cosméticos para la piel, sino que ya existen versiones para los párpados, los labios e incluso las pestañas. Kim Kardashian, como fundadora de una millonaria marca de maquillaje, los conoce todos e incluso experimenta con diferentes fórmulas para conseguir los mejores resultados. En el caso de las pestañas, ha encontrado el cosmético perfecto para multiplicar el volumen y la longitud: el corrector de ojeras. Sí, la estrella de Calabasas ha compartido en su app que este inesperado producto es el responsable de sus pestañas XXL.

“Si no tienes una máscara de volumen cerca, puedes preparar tus pestañas con algunas capas de corrector de ojeras. Aplica el producto sobre un cepillo pequeño y pásalo por tus pestañas. Espera a se seque y después ponte la máscara. ¡Volumen y longitud instantáneos!”, promete Kim. Lo cierto es que al pintar la pestaña con el característico color nude del corrector, el negro de la máscara será más puro y vibrante, además, por supuesto, del extra de grosor que se consigue gracias a la densidad de este tipo de cosmético.

Sorprendentemente, la empresaria también ha revelado en su app que nunca volverá a utilizar el corrector de ojeras de la misma forma en la que lo utiliza el resto del mundo, de uno o dos tonos más claro que el de la propia piel y como el único paso para tapar los signos del cansancio. Por el contrario, Kardashian asegura que prefiere elegir uno de un color muy parecido al de su propio rostro, sellarlo con polvos sueltos, retirar el exceso y después utilizar unos polvos compactos iluminadores pero sin brillo para parecer más despierta: “Hago de tres a cuatro pasos que ya he perfeccionado”. La californiana está dispuesta a reinventar las reglas del maquillaje con la técnica del corrector y, aunque realizar más de un gesto para maquillar las ojeras o las pestañas no parece que vaya a gozar de demasiada aceptación a priori, cabe recordar que fue ella quien se propuso convencer a todas de que el contouring merecía la pena... y lo consiguió.

Más sobre