jessica-alba-fitness

El ejercicio que Jessica Alba recomienda si solo tienes 30 minutos

La madre de tres, actriz y empresaria, saca media hora de su ajetreada agenda para quemar grasa de forma efectiva

“Todavía me faltan siete kilos – ha sido mi embarazo más desafiante si consideramos que no he ganado tanto peso con Hayes. 6 meses de postparto. ¡Lo tengo!”. Hace tres meses, Jessica Alba reconocía a través de su Instagram que después de dar a luz a su último hijo en diciembre de 2017, todavía no había conseguido recuperar su peso ideal. Para lograr su objetivo, la fundadora de The Honest Company acude al gimnasio a menudo y sigue los consejos nutricionales de Kelly LeVeque, la experta que recomienda incluir fibra, verdura, grasa y proteínas en todas las comidas principales del día para evitar el picoteo entre horas. En cuanto al fitness, la estrella confía en el cardio para mantenerse en forma incluso en los días que solo puede dedicarle media hora y revela cómo es la rutina con la que consigue resultados eficaces con entrenamientos exprés.

La agenda de Jessica no le deja un respiro por lo que debe condensar su entrenamiento en el menor tiempo posible. Su secreto es el cardio, la disciplina enfocada a perder grasa o mejorar la capacidad cardiovascular, en concreto la cinta de correr con la que acelera las pulsaciones, quema calorías y a la vez realiza un completo ejercicio de piernas. La particularidad de la rutina de la celebrity es que no la realiza sobre una superficie plana, sino que inclina la cinta durante los 30 minutos que dura el ejercicio: “Tengo mal las rodillas así que la inclinación es la única forma en la que puedo", reconocía. Esta máquina de gimnasio es una de las más completas para ejercitar el tren inferior, sin embargo, también es la que mayor impacto ejerce sobre las articulaciones, razón por la que la empresaria opta por inclinar la superficie.

A continuación, comienza la intensa rutina en la que intercala carreras de menor y mayor intensidad dividida en tres partes:

✓ Parte 1: Secuencia de 1 minuto a velocidad baja y dos minutos a velocidad alta que se repite hasta los 24 minutos. El cambio constante de ritmos aumenta la quema de grasa y permite recuperar energías durante 60 segundos tras el intervalo de alta intensidad.

✓ Parte 2: Secuencia de 30 segundos a velocidad baja y un minuto a velocidad alta repetida a lo largo de 6 minutos. Más intensa y corta que la anterior.

✓ Parte 3: Aunque la rutina en sí haya terminado, se reservan 5 minutos al final para reducir el número de pulsaciones a un ritmo normal caminando a velocidad baja.

Más sobre