adriana-lima-maquillaje-noche

Consigue el maquillaje de noche de Adriana Lima en 10 minutos

Con este truco la modelo hace que, cualquiera de sus 'beauty looks', se transforme en tiempo récord

Después de pasar todo el día de un sitio para otro con una agenda que incluye trabajo, gimnasio, transporte a casa y también alguna que otra carrera para llegar al supermercado antes de que cierre, encajar una hora en la ecuación para prepararse antes de una cena parece fuera de toda negociación… cinco o diez minutos suena sin embargo como una propuesta razonable. Por eso, cuando Rosie Huntington-Whiteley entrevista a su colega de profesión Adriana Lima para su portal de belleza Rose Inc., lo primero que la brasileña cuenta es cómo se arregla en tiempo récord. Como adelanto, su clave consiste en priorizar y enfatizar aquellos rasgos que transforman de inmediato un look de día en un maquillaje de noche.

“Los ojos y los labios son todo lo que necesitas acentuar si no tienes mucho tiempo”. Este es el truco de belleza que Adriana comparte con Rosie gracias al cual se maquilla rápidamente para asistir perfecta a cualquier evento. Y lo cierto es que tan solo al delinear la línea de agua con un lápiz de ojos negro y añadir dos capas de máscara de pestañas se eleva de inmediato un maquillaje natural. Si además se añade una sombra metalizada -cobriza o dorada) en el centro del párpado móvil y el lagrimal del ojo, el efecto glam se multiplica.  

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Patrick Ta (@patrickta) el

En lugar de enmarcar sus ojos de negro para estar lista en pocos minutos, otro de los consejos de la supermodelo consiste en utilizar un labial potente que centre por completo la mirada en la boca. Adriana es famosa por su pasión hacia los rojos en todas sus variantes y lo cierto es que es una de las formas más rápidas de hacer que un look de día se torne nocturno. En lugar de enfatizar los ojos y los labios a la vez, la brasileña suele elegir uno u otro rasgo y, cuando se centra en el segundo solo lo completa con mucha máscara de pestañas, pero sin sobrecargar el maquillaje con sombra de ojos: “Cuando no trabajo siempre llevo máscara de pestañas, muchísima cantidad”. Un gesto clave para parecer mucho más despierta al final del día, aunque éste haya sido interminable.

Más sobre