Sara Carbonero cumple sus propósitos de otoño y cambia de look

Su peluquera María Baras nos cuenta que se ha sumado a uno de los cortes de la temporada y nos da las claves de su nuevo color

Curso nuevo, nuevo look. Eso ha debido pensar Sara Carbonero, que ha decidido darle un nuevo aire a su melena y acaba de estrenar look, como ella misma ha compartido en su cuenta de Instagram, el altavoz perfecto de las celebrities para descubrir sus cambios de imagen. La presentadora publicaba una imagen en la que escribía un directo 'Ya tocaba', acompañado de unas tijeras y hashtags como #cortarporlosano o #adiósmelena. Cumple así uno de sus propósitos del otoño, cuidar su cabello, y lo hace dejando atrás su melena XXL y apostando por uno de los cortes de la temporada. Hemos hablado con María Baras, directora creativa de Cheska, su peluquera de confianza y artífice de su nuevo peinado, en el que ha trabajado tanto el corte como el color de su pelo.

Sara CarboneroVER GALERÍA

“Le he hecho un long bob, es un poco más corto en la nuca y un poco más largo en la parte delantera, pero de una forma muy sutil. Es de base recta, es decir, tiene bastante peso en la punta, pero como Sara tiene mucho pelo, es necesario combinar volúmenes, hay que descargar, hacer capas por arriba para dar textura al pelo y que quede ese aire más informal, más despeinado”, nos explica, y añade que “hay que descargar un poco también la punta, romperla para que no quede una estructura demasiado cuadrada. Hay que darle estilo a su melena de una forma sutil, para que quede un corte muy natural pero muy estudiado”. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

La bloguera de HOLA.com, que también fue la responsable del último peinado de Nieves Álvarez, con unos sorprendentes rizos, nos anticipa también que, en su opinión, Sara ha apostado por “un corte que se va a llevar mucho esta temporada, que no es el extralargo ni el bob a la altura de la clavícula, sino un largo medio desenfadado”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Salon Cheska (@saloncheska) el

Pero no solo ha variado el corte, también el color, como nos cuenta la peluquera del salón madrileño Cheska. “Hemos aclarado su tono castaño oscuro en degradé, la raíz es más natural, conservamos su base, y vamos combinando tonos de la raíz a la punta gradualmente más claro, para dar más textura a su pelo, más movimiento. Hemos usado tonos chocolate, avellana y miel dorado. Hay bastante cambio de color, hemos jugado bastante con estos tonos para que se animara mucho la melena”, nos explica. Y el resultado ha sido todo un éxito, pues pronto la publicación de la presentadora ha obtenido cerca de cien mil likes y muchos comentarios aplaudiendo su nuevo look. 

Más sobre