kim-kardashian-gluteos2

¿De verdad Kim Kardashian quiere deshacerse de sus curvas?

La empresaria ha contado que está intentando reducir ciertas partes de su famosa anatomía: las caderas y los glúteos

Kim Kardashian ha dicho una de las frases que nunca imaginaríamos pronunciaría: “Mi culo y mis caderas son los últimos en desaparecer, pero no pienso parar”. Estas son las declaraciones que la de Calabasas hizo a la revista People con las que asegura que su espartano plan de adelgazamiento y fitness también tiene como objetivo reducir las exuberantes curvas que la hicieron famosa hace más de diez años. Y es que, al igual que los de Jennifer Lopez, los glúteos de Kim se han convertido en todo un reclamo en sí mismos: todas quieren conocer cómo lo ejercita, se preguntan si es real o no e incluso inspira operaciones de cirugía estética que quieren emular su volumen. Con todo el éxito que rodea a esta parte del cuerpo de la empresaria, ¿por qué quiere reducir su tamaño?

En los últimos meses Kardashian ha demostrado su compromiso férreo con un nuevo estilo de vida basado en dieta sana y el ejercicio. Sus imágenes en redes sociales muestran a una Kim más esbelta cada día y ella ha confesado se siente más segura que nunca de su cuerpo y proclama orgullosa que ha conseguido perder más de 10 kilos… eso sí, parece que no piensa parar hasta afinar aún más sus caderas y glúteos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Aunque siempre se haya mostrado contenta con sus curvas, en una ocasión declaró que a veces le hacen sentirse insegura frente a su marido, Kanye West: “Caminaba de espaldas para que no pudiera verme. Y me sentía tan insegura al probarme ropa que le decía, ‘Bebé, ‘¡no puedes mirarme!’”. Sin embargo, muchos medios estadounidenses se hacen eco de la opinión del rapero acerca de la pérdida de peso de su mujer y aseguran que no quiere que continúe adelgazando, un deseo al que la celebrity parece hacer oídos sordos, por ahora.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Este plan de adelgazamiento que lleva a cabo consiste en mantenerse alejada de los azúcares y entrenar varias veces a la semana con Amanda Elise Lee, una antigua compañera de colegio que se encarga de poner en forma a Kardashian con ejercicios funcionales que tonifican los músculos de manera global. Una nueva filosofía de vida que ya le ha dado muchas alegrías, pero, ¿terminará por deshacerse de las curvas que la hicieron famosa?

Más sobre