Reina Letizia

La versión más natural de Doña Letizia: sin maquillaje y con un recogido informal

La Reina ha apostado por un 'beauty look' muy fresco para llevar a sus hijas, la princesa Leonor y la Infanta Sofía, al colegio en su primer día

Una vez finalizadas las vacaciones toca volver a la rutina, algo que los Reyes hicieron la semana pasada al inaugurar su agenda oficial en Salamanca, donde Doña Letizia nos dio una lección de estilo al recuperar un vestido denim de su armario y aportarle un aire totalmente diferente gracias a los accesorios. Hoy ha sido el turno de sus hijas, que han regresado al colegio para comenzar un nuevo curso acompañadas, como es tradicional, del rey Felipe y la reina Letizia. La princesa Leonor, que comienza segundo de Educación Secundaria Obligatoria, y la infanta Sofía, que pasa a sexto de Primaria, han llegado hace unos minutos a la escuela Santa María de Los Rosales junto a sus padres. Tras un intenso fin de semana en el que la heredera al trono ha vivido su primer viaje oficial a Asturias rodeada de su familia, las hermanas retoman su rutina académica con total normalidad.

Como es habitual, Doña Letizia no ha querido perderse este primer día de colegio, y, a diferencia del año pasado, que llevó ella sola a las niñas, esta vez ha estado acompañada de su marido, quien conducía el coche en el que han llegado. En otras ocasiones los Reyes no se bajaban del coche, o lo hacían de manera muy rápida y discreta, pero hoy han saludado a los fotógrafos con la mayor naturalidad posible, lo que nos ha permitido apreciar la acertada elección de la esposa de Felipe VI para esta cita. La Reina ha decidido abogar por la sencillez y la comodidad mediante un impecable conjunto marcado por una estética informal con toques de tendencia y acompañado por un beauty look muy fresco con el que ha hecho gala de su belleza sin artificios. Esta vez ha seguido sus propias claves de maquillaje estival, pero ha prescindido de base para dejar brillar su luminosa piel y únicamente ha empleado máscara de pestañas para realzar su mirada y un sutil brillo de labios. En cuanto al peinado, ha seguido la línea de naturalidad y ha recogido su melena en un moño bajo desenfadado.

Esta combinación de maquillaje y peluquería casaba a la perfección con la apuesta en cuestiones de vestuario. Siguiendo el ejemplo de otras royals como Kate Middleton o Sofia de Suecia y las tendencias vistas en pasarela durante los últimos años, la soberana española ha decidido bajarse de sus habituales stilettos de tacón alto y sustituirlos por unas sencillas deportivas blancas más acordes con la ocasión. Con ellas completaba un look total white compuesto por pantalones vaqueros rectos y top básico al que ha agregado una chaqueta de lino en color topo de estética safari con bolsillos sobre la cintura y el pecho.

No es la primera vez que Doña Letizia se decanta por un conjunto en clave sport para este tipo de ocasiones más relajadas. De hecho, en esta misma cita en 2017 lució unas zapatillas muy similares, aunque las combinó con un estilismo más sofisticado al sumarle blusa blanca y chaqueta de ante azul noche. Esta vez, ha optado por la estética deportiva en clave minimalista y nos ha brindado una idea totalmente inspiradora de cara a los looks de entretiempo al continuar con la estela que ella misma inició el sábado con su elección de moda para subir al mirador que inauguró la princesa Leonor. A pesar de que aquel estilismo era algo más formal gracias al toque que le aportaba la comentada camisa de la firma asturiana Imiloa y los pantalones de pinzas de Hugo Boss, comparte similitudes con el de hoy, comenzando por la paleta de color. La Reina ha reiterado que sus nuevos tonos predilectos de cara a sus conjuntos pasa por la combinación de matices neutros, desde el impecable blanco hasta el camel, el arena o el marrón.

Más sobre