Irina Shayk estrena el maquillaje antifaz, la técnica que prolonga el bronceado

Las sombras de ojos en color teja y la forma de aplicarlas es todo lo que necesita la modelo para resaltar su piel

En el terreno del maquillaje, Irina Shayk ha encontrado la fórmula que imprime su sello personal. Si bien hay veces que experimenta con los labios rojos, por norma general suele aplicar sobre ellos tan solo un simple bálsamo y centrarse en potenciar sus enormes ojos claros con sombras en tonos naturales que, dicho sea de paso, favorecen a cualquier color de iris. Sin embargo, ayer decidió atreverse a probar un nuevo e intenso tono con el que rodeó su mirada: el rojo ladrillo. Lo hizo en la fiesta del lanzamiento del libro de la editora Anna Dello Russo y el resultado hizo que su piel pareciera aún más morena. Así se logra prolongar el ‘efecto bronceado’ del verano con la sencilla técnica apta para principiantes que emula el maquillaje antifaz de la supermodelo y los productos que lo hacen realidad.

Cuando los rayos del sol broncean la piel ésta se tiñe de subtonos rojizos que hacen que el cutis adquiera un aspecto más fresco y juvenil. En contraste con el moreno, los rojos y sus declinaciones aportan luz consiguiendo que el primero vibre con mayor intensidad. Por ello, la elección de la top rusa es tan favorecedora, su ahumado antifaz en clave ladrillo se integra a la perfección con su piel, haciendo que parezca aún más dorada y su expresión más felina: el look a medida para las noches de septiembre.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de irinashayk (@irinashayk) el

Para ponerlo en práctica no es necesario poseer una técnica profesional, al contrario, tan solo hace falta un pincel de ojos, una sombra de un tono similar al de la modelo y algunos minutos para fundir el color con el de la propia piel. Para comenzar se aplica el producto sobre el párpado móvil y se difumina hacia la esquina exterior, la zona del lagrimal y el párpado fijo para conseguir un ahumado. A continuación, se recorre con el pincel el párpado inferior con lo que, además de lograr el ‘efecto antifaz’ que intensifica la expresión de los ojos, se esconde todo rastro de cansancio, bolsas u ojeras al tapar con color toda la zona delatora.

La paleta Naked Petite Heat, de Urban Decay, incluye un tono ideal para emular el look de Irina – Wild Thing – o Burnt Brown del dúo Ombres Duo Lumières de Yves Saint Laurent en el tono 35. Para un rojo algo más intenso, la Ombre Première en Désert Rouge de Chanel consigue un efecto aún más dramático. ¿El toque final imprescindible? Perfilar tanto la línea de agua inferior como superior con un delineador marrón encargado de enmarcar la mirada y, por supuesto, mucha (mucha) máscara de pestañas.

Más sobre

Regístrate para comentar