reina-letizia-brazos

Los brazos tonificados de la reina Letizia: las 3 claves para conseguirlos

Doña Letizia elige un vestido sin mangas para el posado real en Palma con el que vuelve a convertir sus bíceps en fuente de inspiración

La zona de las extremidades superiores es una de las que más acusa el paso del tiempo y la fuerza de la gravedad. Además, por lo general, las mujeres sufren estos efectos de forma más evidente que los hombres. Sin embargo, parece que la Reina ha encontrado la fórmula maestra para mantener sus brazos en forma año tras año como se ha podido apreciar gracias al vestido sin mangas de Hugo Boss que lució durante el posado real en Mallorca. Para conseguir unos bíceps estilizados y tonificados como los de Doña Letizia, la constancia en la práctica de deporte y mantener un plan de alimentación equilibrado es fundamental. Como complemento a estos buenos hábitos, existen tratamientos estéticos con los que potenciar la belleza de la zona. Descubre las 3 claves para lucir las prendas sin mangas como la reina Letizia.

1. Yoga y ejercicios de fuerza para tonificar la musculatura

Aunque exista poca información fiable acerca de cuáles son los deportes que practica la Reina, su aspecto físico confirma que el ejercicio forma parte activa en su vida y que la de los brazos es una de las zonas a las que presta especial atención. Una de las disciplinas a las que sí se sabe que se ha aficionado es el yoga, en concreto el yoga Iyengar, una versión más exigente que el tradicional en el que se deben mantener las posturas – llamadas asanas – durante más tiempo lo que ayuda a mejorar la resistencia. Una ventaja de esta vertiente es que durante su práctica se emplean sillas, cinturones y otros accesorios que ayudan a mantener la postura durante la clase, lo que lo convierte en apto para aquellas que estén empezando a practicar esta disciplina.

Además del yoga, las pesas también forman parte de la rutina de ejercicios de Doña Letizia. Lo recomendable para notar resultados a medio plazo es realizar rutinas con las mancuernas al menos tres veces a la semana. Además, Miguel Rojo – director de Cool Health Club – nos reveló algunos ejercicios con los que fortalecer y definir las extremidades superiores: las tradicionales y efectivas flexiones de brazo, con las que se levanta el peso desde el codo asegurándose de que éste permanezca pegado al troco; o la elevación lateral, que se realiza sujetando las pesas con ambas manos y elevando los brazos rectos de forma lateral hasta la altura del hombro.

2. Alimentación equilibrada con cualidades energizantes

La Reina cuida su dieta y encontrar alimentos saludables que también aporten energía se ha convertido en parte fundamental de su filosofía de vida. Así es como se aficionó a las sopas de miso que protegen el sistema inmune al igual que la alga espirulina, que posee propiedades similares a las que la famosa sopa japonesa. Además de esta alga, las nori o hiziki también forman parte de su alimentación habitual las cuales incluye en ensaladas. Para lucir unos brazos tan tonificados como los que Doña Letizia, incluir también un aporte de proteínas diario es clave para esculpir los músculos sin perder su masa. Otra de las recomendaciones que realizan muchos expertos consiste en huir de dietas hipocalóricas y bajas en proteínas con las que se pierden y recuperan kilos de forma exprés. Este tipo de regímenes son fatales para los brazos pues la piel de éstos es muy fina y por lo tanto de las primeras que notan la falta de nutrientes. ¿Resultado? Flacidez causada por el debilitamiento de los tejidos cutáneos.

3. Tratamientos estéticos: un atajo para llegar a la meta

Hacer ejercicio y mantener una alimentación equilibrada es el dúo de ases con el que conseguir unos brazos tan tonificados como los de la Reina. Sin embargo, aquellas que necesiten un empujón para acelerar el proceso siempre pueden recurrir a los tratamientos estéticos que tratan específicamente esta complicada zona. Por ejemplo, la solución del Centro Médico Lajo Plaza, para mejorar el tono muscular y reafirmar las extremidades superiores con el protocolo dual que combina carboxiterapia y diatermoconcentración; o el Lifting de brazos de Slow Life House, con el que se reduce la grasa y se trata la flacidez con una mezcla de técnicas – microdermoabrasión con punta de diamante, radiofrecuencia y ultrasonidos.

Más sobre