elle-macpherson-welleco

Elle Macpherson revela por qué cambió de dieta al cumplir 50 años

Desde entonces, la supermodelo sigue una alimentación alcalina vegetariana

Elle Macpherson es una de las embajadoras más conocidas de la dieta alcalina, esa forma de alimentarse que promete más energía, salud y belleza con solo reducir la acidez de la sangre. Es una alimentación basada fundamentalmente en frutas y verduras, y completada con ingredientes alcalinos (o de baja acidez), como algas, brotes, semillas, frutos secos, legumbres y ciertos cereales integrales (por ejemplo, quínoa o trigo sarraceno). Macpherson no solo se alimenta de este modo desde hace años, sino que incluso creó su propio complemento alcalino, el ya famoso The Super Elixir que ella misma toma cada día. Su cambio hacia esta vida alcalina, igual que el lanzamiento del elixir, sucedió en 2014, cuando la modelo australiana cumplió los 50 años. En su última entrevista, detalla por qué.

Hace unas semanas, Elle Macpherson afirmaba orgullosa que su cuerpo, a sus 54 años, no era el mismo que cuando tenía 20. "¡Gracias a Dios! Este cuerpo ha dado vida a dos chicos increíble y vivido etapas asombrosas", contaba en el programa de televisión This Morning. Y aunque entonces dijo que considera más importante su evolución intangible que la física, en una nueva entrevista -recién publicada en el portal New Beauty- confiesa que los cambios que su cuerpo experimentó al cumplir 50 le obligaron a replantearse parte de su estilo de vida.

"Noté que mi piel se secó. Comencé a engordar alrededor de la cintura y de las caderas, algo que no me había pasado antes. Mis piernas comenzaron a pesarme. Empecé a sentirme letárgica. No dormía bien, me faltaba energía", explica la supermodelo sobre su entrada en la década de los 50. El inevitable paso del tiempo había llegado a su cuerpo, y ni la dieta ni el entrenamiento que había mantenido hasta entonces eran ya efectivos para mantener El Cuerpo. 

Siguiendo la recomendación de una amiga, Macpherson pidió cita con la doctora Simoné Laubscher en la clínica de nutrición Laubscher, en Londres. Esta dietista y naturópata le explicó los posibles beneficios de la dieta alcalina basada en plantas. Y la modelo decidió probarla. En solo dos semanas, su piel cambió -"estaba más firme y lisa, sin manchas"- y empezó a perder peso. "Mis antojos de azúcar habían disminuido. Mi digestión mejoró. Me sentí más equilibrada emocionalmente", afirma sobre su revelador descubrimiento. Al poco tiempo, Elle Macpherson lanzaba The Super Elixir, su complemento alcalino desarrollado junto a la doctora Laubscher, quien ya contaba con una línea de productos alimenticios propia.

Más sobre