Cuatro errores que posiblemente estás cometiendo si tienes el pelo fino

Los expertos nos explican que hay que tener en cuenta desde el corte hasta la cantidad de producto que utilizas

Muchas veces intentas darle lo mejor a tu pelo para conseguir una melena bonita, pero no siempre ves resultados. Si tienes el pelo fino, tal vez sabes de lo que te estamos hablando. Haces todo lo posible, pero ni rastro de volumen. Tal vez estás cometiendo algún error que es el que te está impidiendo 'salir vencedora' y presumir de pelo bonito, (fino, pero bonito). Por eso, con la ayuda de los expertos, vamos a resumirte cuatro fallos que pueden ser los que te están alejando de ese peinado que añoras. ¡Apunta!

Un mal corte, tu peor enemigo

Uno de los principales errores que puedes estar cometiendo es no dar en el clavo con el corte adecuado. Es ahí cuando la opinión de tu peluquero es fundamental, para que te recomiende desde su experiencia cuál es el que mejor te va. “El máximo error suele estar en el corte. Hay mucha gente que se equivoca tanto por exceso como por defecto de capas. Por ejemplo, 'tengo el pelo muy fino, no tengo nada de volumen, me hago muchas capas para conseguirlo…' Gran error, porque te quedas sinla cantidad de pelo necesaria. O al revés, no me hago ninguna capa porque pienso que me quita volumen, y lo tengo cuadrado como un paje... error también”, explica María Baras, de Cheska, quien da una importancia capital a ponerse en manos de un buen profesional que encuentre el punto medio para que las capas den movimiento y volumen sin restar densidad. “Nosotros optamos por las capas invisibles, que no restan densidad pero dan movimiento”, nos cuenta.

“Lo mejor es trabajar un corte muy estructurado y que con solo secarse, mantenga la forma definida. En el caso de las melenas onduladas, el corte debe degradarse muy poco, un desfilado muy sutil que no reste densidad a la melena”, nos explica el peluquero Eduardo Sánchez, quien además apunta otro error que tienes que tener en cuenta en relación a la longitud: habría que evitar las melenas XXL, porque cuanto más larga sea la melena, más pesa y menos volumen tiene. María Baras matiza y piensa que si tienes pelo fino y abundante, en esos casos la melena larga sí que puede quedar bonita. Pero en otras ocasiones tienes pelo fino y poquito, ahí hay que renunciar a la longitud, apoyando un poco la densidad. “El long bob, tan de moda, es muy favorecedor para cabello fino. Se trata de un corte de pelo que te aportará vitalidad y llenará de movimiento tu melena. Prueba a ondularla un poco y lúcela a la altura de la clavícula”, nos cuenta Daniele Sigigliano, director creativo de Blow Dry Bar Madrid, quien apunta que si tienes el pelo largo y quieres seguir teniéndolo así, la mejor solución para aportar densidad y volumen es apostar por capas muy ligeras. Recomienda, además, apostar por el flequillo, “uno de los mejores aliados para los cabellos finos, pues ayuda a dar más volumen y aporta sensación de movimiento”.

El director de Maison Eduardo Sánchez en Madrid recomienda además el corte en seco, que resulta muy útil en este tipo de cabello. “Es una buena forma de comprobar cómo va a quedar el largo final y la forma, y en el caso de los cabellos rizados es algo obligatorio. También se aprecia mejor dónde están las puntas más abiertas o dañadas (que afinan ópticamente el pelo) y de este modo se pueden repasar bien”, nos cuenta.

No estás invirtiendo en los productos adecuados

Hay determinados productos capilares que has de incluir entre tus básicos si tienes el cabello fino. Por ejemplo, los productos de styling y los texturizadores en polvo o en spray, que ayudan a obtener el volumen deseado. Pero, eso sí, hay que tener cuidado con utilizar un exceso de producto o recurrir a productos de fijación pesados que aporten más peso al pelo. “En ocasiones, los cabellos finos abusan de demasiada cantidad de producto. Es decir, un exceso de producto hidratante, de styling o texturizante puede arruinarnos el volumen soñado”, nos cuenta Daniele Sigigliano, director creativo de Blow Dry Bar Madrid. Nicoleta Vlad explica que conviene evitar, por ejemplo, champús con siliconas que pueden provocar roturas en los cabellos más débiles. “En su lugar, es mejor utilizar productos que contengan ingredientes naturales, vitaminas B5, C y E”, explica.

Y, además, hay que darle prioridad a los productos capilares para el pelo fino. “Muchas veces utilizamos un producto no adecuado a tu textura de pelo. Por ejemplo, hay gente que tiene el pelo rizado y fino, y usa productos para el pelo rizado y eso es un error, porque los cabellos rizados suelen ser secos y los productos para cabello rizado suelen ser normalmente más pesados. En general, siempre que tengas el pelo fino, independientemente de lo demás (ondulado, rizado, liso, con color), usa productos para cabello fino. Siempre hay que usar champús y acondicionadores ligeros. Por ejemplo la línea Aqua Light de Pantene es específica para pelo fino”, nos explica María Baras, a la vez que insiste en que no hay que renunciar a hidratarlo, pensando que bajará el volumen, sino optar por productos que lo hidraten específicos para pelo fino (una buena opción es usar, una vez a la semana la mascarilla Masque Fleurs de Jasmin de Leonor Greyl).

Peinarlo demasiado

Eduardo Sánchez, sobre todo en el caso de los cabellos lisos, recomienda no peinarlos utilizando demasiado el cepillo, basta con utilizar el secador para sacar el mayor volumen posible. “Hay que tener muy en cuenta las herramientas que utilizamos y cómo secamos el pelo. Un error muy común es cepillar el pelo de manera muy intensa. Yo recomiendo hacerlo sobre el cabello mojado, dejarlo secar de forma natural ahora en verano y aplicar un poco de spray voluminizador en las puntas”, nos cuenta el experto de Blow Dry Bar. Nicoleta Vlad, directora creativa de Nikol Beauty Salon hace otra recomendación: “Presta atención a tu cepillo. En el caso del pelo fino, la mejor opción es que sea suave y de cerdas naturales. De esta manera, evitamos que se parta en exceso y se rompa”. María Baras también insiste en que el cabello fino es más delicado, tanto que en mojado puedes llegar a partirlo, por lo que no hay que usar muchas herramientas para no deteriorarlo.

Descartar la coloración y otros tratamientos de peluquería

Las tonalidades planas no son la mejor elección en el caso de los pelos finos. “El color y las mechas dan textura a los cabellos y facilitan un volumen”, cuenta Eduardo Sánchez. Coincide con él Nicoleta Vlad, quien explica que las mechas y reflejos ayudan a dar sensación óptica de mayor volumen. Al margen, tampoco puedes descartar los tratamientos de centro de belleza, pensados específicamente para el pelo fino. Eduardo Sánchez nos precisa que el colágeno es ideal ya que rellena la cutícula del cabello. “A menudo los productos que utilizamos para el cabello, el sol, el viento, la calefacción… agreden el cabello haciendo que se vuelva poroso. El colágeno rellena estos poros y lo vuelve más denso y fuerte. Puede hacerse cada mes”, explica y también recomienda el uso de la henna. Se utiliza una henna neutra sin color que además de dar densidad aporta brillo. Eso sí, matiza que hay que hacerlo cada dos o tres semanas para obtener resultados.

Más sobre