solidstriped2

¿Sabes qué es el Watsu? Descubre los beneficios de esta experiencia en el agua

Este masaje que nació en California, está inspirado en el Shiatsu japonés y tiene un completo efecto que va más allá de la relajación

"Una técnica de trabajo corporal que combina los componentes terapéuticos de un masaje estándar con movimientos rítmicos en el agua". Esta es la definición del Watsu, un potente tratamiento que está empezando a ponerse de moda entre las celebrities y que aporta muchos beneficios no sólo a nivel físico, sino que también se utiliza para aliviar el estrés mental. El terapeuta utiliza técnicas específicas (movimientos de rotación e inclinación con balanceos suaves y armónicos, o estiramientos y presiones), pero es el propio cuerpo el que usa la libertad que le otorga el medio acuático. Para profundizar un poco más en esta terapia, conocer sus orígenes, sus beneficios y entender en qué consiste exactamente, hemos entrevistado a Carolina Cañadillas, Aqua Trainer del Miguel Ángel Wellness Club, que nos ha dado todas las claves del Watsu, que va camino de convertirse en el masaje de moda para los que quieren vivir una experiencia sensorial que te renueva por dentro y por fuera.

- Para los que todavía no hayan oído hablar del Watsu, ¿en qué consiste?
El Watsu es un masaje único y novedoso que crea las mejores condiciones para liberar tensiones de todo tipo. Gracias a la ausencia de gravedad, el agua moviliza todo el cuerpo en las tres dimensiones. Cuestión que no sucede en ningún otro tipo de masaje, ya que la combinación de camilla y gravedad siempre limita los movimientos. Además del terapeuta creando movimientos, el propio cuerpo usará la libertad que le otorga el medio acuático.

- ¿Cuáles son sus orígenes?
Watsu es la contracción de Water (agua) y Shiatsu (la conocida técnica de masaje japonesa que tiene por objetivo mejorar la salud estimulando la capacidad de autocuración). Nació en 1980 en California de la mano de Harold Dull, un poeta y profesor de Shiatsu norteamericano, que empezó a aplicar los estiramientos del Zen Shiatsu en una camilla de masaje que ponía en las piscinas de las termas donde trabajaba. Pronto se dio cuenta de que, sujetando él mismo a su cliente, no hacía falta la camilla. A España llegó en 2003 con los primeros cursos organizados por la International School of Watsu (entonces Watsu Europe), que desde entonces ha ido formando a todos los profesionales e Instructores de Watsu que trabajan en nuestro país

- ¿Cómo es una sesión de Watsu?
El terapeuta sostiene al cliente manteniendo siempre su cara sobre la superficie, y esto le permite experimentar una flotación cómoda y segura, sin tener que esforzarse o preocuparse para lograrla. Gracias a la ausencia de gravedad y a la libertad que ofrece el agua, el cuerpo puede moverse en las tres dimensiones, cosa que no ocurre en ninguna otra forma de trabajo corporal. La estimulación del sistema nervioso se reduce al mínimo cuando se cierran los ojos y se sumergen los oídos en el agua. En absoluto confort térmico, los músculos se relajan natural y espontáneamente. El cuerpo no siente frío ni calor. Después se reciben estiramientos, torsiones, agradables presiones Shiatsu y la sensación de flotar en quietud de forma absolutamente segura. La presión hidrostática aumenta el retorno linfático y la circulación sanguínea, por lo que es como recibir a la vez un masaje y un drenaje linfático. ¡Dos masajes en uno!

- Se está empezando a poner de moda, ¿cuáles son sus claves?
Hasta el momento realmente no pensamos que esté tan de moda, ya que hay pocas instalaciones específicas para Watsu en nuestro país y muy pocos profesionales capacitados y preparados para realizar este masaje en agua. La inversión que tiene que hacer un spa para tener unas buenas instalaciones es mayor que la que se necesita para hacer un masaje en camilla, que solo con una pequeña cabina es suficiente. Para nosotros una de las claves y el potencial que tiene Watsu es que no es simplemente un masaje, es un viaje al descubrimiento del propio cuerpo en un ambiente diferente, el agua.

- ¿Puede hacerlo todo el mundo?
Sí, lo puede hacer todo el mundo, sin límite de edad, desde bebés a personas muy mayores, pasando por deportistas, embarazadas y niños.

- ¿Cuáles son sus principales beneficios para la salud?
El Watsu proporciona mejorías para quienes presentan dolores generalizados, agudos o crónicos, desórdenes relacionados con estrés o ansiedad. Además, se incorpora al tratamiento de problemas como asma, parálisis cerebral y contracturas musculares crónicas. Los pacientes con patologías neurológicas, Parkinson o Fibromialgia, aprecian una notable mejoría en su tono muscular, en el sistema sensorial, la coordinación motora y la integración de los reflejos tónicos; estimula las reacciones de equilibrio, mejora la movilidad y la estabilidad.

- ¿Está contraindicado en algunos casos?
Estaría contraindicado si se tiene algún tipo de enfermedad infecciosa dea la piel y las clásicas contraindicaciones para el baño en piscina. Durante condiciones especiales, como por ejemplo en el embarazo, no se recomienda recibir Watsu hasta pasado el primer trimestre, pero pasado este período se convierte en una potente herramienta para aliviar tensiones.

- ¿Se necesita alguna ropa o accesorios para realizar la sesión?
Nada es especial, solo un bañador o bikini y, dependiendo de las normas de cada instalación, gorro de piscina (si es de tela, mejor). El terapeuta puede usar flotadores para garantizar el mejor confort en la zona lumbar del cliente.

- ¿Qué les aconsejáis para que se relajen y disfruten?
En Miguel Ángel Wellness Club, el terapeuta recibe al cliente personalmente cuando llega al spa, ahí ya hay un primer contacto entre cliente y terapeuta, dándole las indicaciones necesarias antes de comenzar la sesión. En el agua, antes de comenzar la sesión tenemos una pequeña charla donde le explicamos en que consiste Watsu si no lo conoce de antes, y brindamos un espacio de confort donde él nos pueda contar si tiene alguna dolencia o lesión que nosotros debamos saber para que todo transcurra de la manera más satisfactoria posible.

- ¿Cuántas sesiones se recomiendan?
Dependiendo de los casos y del objetivo que tenga la persona al iniciar esta terapia. Si se busca una experiencia de relajación profunda en momentos de estrés o lo queremos usar como complemento terapéutico para reforzar algún tipo de tratamiento corporal o psicológico. Realizamos una primera sesión y en función de los efectos logrados programamos las siguientes, dejando al menos unos días o semanas entre cada sesión.

- ¿De qué depende que podamos aprovechar al máximo este tipo de terapia?
Fundamentalmente de quien te acompaña durante tu sesión, ya que una sesión es como un viaje, y cuando visitamos un sitio nuevo que no conocemos es importante llevar un buen guía. En Watsu debe acompañar un profesional preparado, capacitado y apasionado en lo que hace, que permita crear las condiciones idóneas para que la sesión se pueda desarrollar lo más agradable y completa posible.

- ¿Hay que hacer algún tipo de preparación previa o posterior?
Antes de una sesión es recomendable haber comido ligero. Tomar una buena ducha antes de entrar en el agua, para preparar el organismo y dejar la piel limpia de restos de cremas, aceites corporales... Después de recibir una sesión recomendamos beber bastante agua, ya que durante una hora nuestro cuerpo está inmerso en agua caliente y se deshidrata más rápidamente. Volver a ducharnos haciendo contrastes de temperatura, para activar la circulación sanguínea y ayudar a nuestro organismo a regular la temperatura corporal. También será bueno si caminamos durante unos minutos, para digamos "volver a la tierra" ya que nuestro cuerpo ha estado flotando durante bastante tiempo, algo que no es habitual.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más