blanca-padilla-cuerpo

Cinco hábitos de primavera para lucir el cuerpo que deseas este verano

La clave no es hacer dieta o deporte sin descanso, sino optimizar tu alimentación, tu entrenamiento y tus rituales de belleza

"Yo no hago dieta, simplemente como sano, siempre"; "la Operación Bikini se hace todos los días"; o "contra la celulitis, constancia", son algunas frases que, de tanto escucharlas en boca de las chicas con los mejores cuerpos, se han mitificado. Pero, como la mayoría de tópicos, también estos tienen una parte cierta: mantenerse en forma es una cuestión de buenos hábitos, un mandamiento que puede -y debe- aplicarse al entrenamiento, a la alimentación y a los tratamientos cosméticos, los tres grandes pilares de un cuerpo fitness. Dicen los psicólogos que para que una acción se convierta en hábito, hay que repetirla durante 21 días seguidos, así que todavía estás más que a tiempo de convertir estos cinco rituales de belleza en costumbres diarias antes de verano y estrenar bikini más en forma que nunca.

1. Focaliza tu entrenamiento

Nos contaba el entrenador de Ariadne Artiles, Aitor Ojeda, que conocer tu objetivo es fundamental para optimizar tiempo y esfuerzo a la hora de ponerte en forma. "No necesitas pasar largas horas subida a la cinta, sino que con entrenamientos intensos de 25 a 30 minutos, cuatro veces por semana, conseguirás eliminar la grasa", explicaba sobre recuperarte tras el embarazo. Pero el consejo es igualmente válido en otras circunstancias en las que se quiera perder peso. Si, por el contario, tu prioridad es tonificar tus músculos, centra el entrenamiento en ejercicios de abdomen, glúteos, piernas o brazos, según la zona que desees trabajar, o combínalos en una sesión global como el circuito fullbody de 15 minutos que Álvaro Yáñez, el entrenador de Amaia Salamanca, diseñó para H!Fashion.

2. Alíate con los alimentos saciantes

La ciencia lo ha comprobado: contar calorías no es la fórmula más efectiva para perder peso. Tampoco confiar en las dietas milagro porque, aunque sean capaces de adelgazar más en tiempo récord, a menudo son tan restrictivas que quedan arruinadas por los antojos o el efecto 'yoyo'. Se trata de comer equilibrado, saludable y, sobre todo, no pasar hambre, tres requisitos que cumplirás incorporando en tu dieta los alimentos saciantes que explicaba la experta Meritxell Martí: cereales integrales ricos en fibra, semillas y frutos secos (no temas su alto aporte calórico porque realmente aportan grasas saludables), especias picantes... Y proteínas, un grupo de macronutrientes con muchísimos beneficios para ponerte en forma porque, como suelen afirmar los profesionales, es el "alimento de los músculos".

3. Toma más proteínas, especialmente en el desayuno

Desayunar es muy importante para tener energía, por un lado, y ser capaz de seguir una alimentación sana el resto del día, por otro. Pero, por supuesto, debe hacerse de forma consciente y completa. Y ni un zumo, ni un café son opciones suficientes. De hecho, según han demostrado diversos estudios, quienes toman en la primera comida más del 20% de las calorías diarias tienen mejor salud y un peso más bajo. Los beneficios se multiplican cuando el desayuno sigue uno de los 8 hábitos que, según la ciencia, ayudan a adelgazar: incluir, además de hidratos de carbono y grasas saludables, un huevo como fuente de proteínas.

4. Utiliza cosmética reafirmante cada día

Si las brasileñas, que pueden presumir de una genética prodigiosa, se aplican una crema reafirmante antes de lucir bikini, ¿cómo no vamos a necesitarlas el resto de las mortales? Los beneficios de este gesto de belleza tan sencillo son muchos: la piel hidratada se ve más mucho más bonita y está más suave, las zonas adiposas se reducen gracias a las nuevas fórmulas cosméticas, la celulitis puede borrarse progresivamente... Eso sí, los expertos siempre alertan de que, por muy revolucionario y efectivo que sea el producto, en cuestión de cosmética corporal, no cabe ninguna duda: la aplicación de la crema con un correcto masaje y la constancia son imprescindibles para percibir su efecto.

5. Prueba el ritual de las piernas bonitas

A partir de los 20 años, la llamada ducha détoxo aplicarse agua fría en las piernas y exfoliarlas, debería ponerse en práctica una o dos veces por semana. Durante todo el año, este es un ritual que aporta ligereza y ayuda a combatir la celulitis, pero en primavera cobra aún más importancia porque ayuda a lucir unas piernas más bonitas en el momento de abandonar las medias. Al eliminar las células muertas con la exfoliación, prepararás la piel para el bronceado, y al activar la circulación de la zona con el agua fría, conseguirás que se verá más bonita y luminosa.

Más sobre

Regístrate para comentar