lauraescanes

El médico estético de Laura Escanes resuelve las dudas más frecuentes sobre el aumento de labios

Qué esperar del tratamiento, cuánto tiempo dura y otras cuestiones que las pacientes le plantean al doctor Julián Bayón antes de probar el relleno con ácido hialurónico

"Siempre he tenido el labio de abajo muy gordito en comparación con el labio superior y no es que tuviera complejo, pero siempre intentaba poner morritos en las fotos para disimularlo. Ahora ya los tengo igualados y, en mi opinión, muy naturales". Con esta declaración en Instagram StoriesLaura Escanes zanjaba todos los comentarios y suposiciones sobre sus retoques estéticos, y se sumaba a otros rostros conocidos -como Kylie Jenner- que reconocen haber encontrado en el relleno con ácido hialurónico una solución para verse mejor. En la misma publicación, la mujer de Risto Mejide confesaba que sus labios son resultado de un proceso lento y muy cuidado con el doctor Julián Bayón, especialista en medicina estética y control del envejecimiento facial que ha tratado a Laura durante cuatro años, como él mismo cuenta a HOLA.com.

“Laura Escanes es mi prototipo de paciente ideal: una chica con el labio súper fino que, con paciencia, tiempo y confianza en su médico, ha conseguido un labio con una estructura y un volumen súper bonitos, y que es resultado de una evolución súper natural. Tan natural que si no dice nada, nadie se da cuenta", opina Julián Bayón. "Yo la conocí con diecisiete años, así que han sido años de progresión en los que se ha ido tratando y, poco a poco, se ha logrado esa boca muy natural. Ella es la paciente ideal y sus labios, también". Este médico madrileño suele utilizar las redes sociales (@dr.julianbayon) para aconsejar y resolver las dudas de las chicas que quieran someterse a un aumento de labios, como Laura Escanes, o a otros retoques estéticos. Hoy responde para HOLA.com a las preguntas que le plantean frecuentemente en una consulta sobre relleno de labios con ácido hialurónico.

¿Qué podemos esperar de un relleno de labios?
“Eso es lo primero que pregunto a mis pacientes, qué esperan obtener de sus labios, para intentar reconducir algunos pensamientos erróneos sobre qué les quedaría bien. A corto plazo, lo que yo siempre intento es sacar más partido a cada labio. Que nadie te note nada, ni siquiera tú, menos a la hora de pintarte o perfilarte los labios. Entonces sí te los notarás más bonitos, con más forma o volumen. Con el primer tratamiento, buscaremos siempre embellecer o reparar tu labio, sin cambios radicales porque estos suelen ser negativos y poco naturales. Según la forma de cada labio, habrá que hacer más énfasis en el volumen, en marcar más el Arco de Cupido, en corregir asimetrías… A largo plazo sí podemos ir cambiando su forma y su volumen para evolucionar a un labio diferente, pero siempre a través de cambios sutiles y progresivos. Eso lo conseguiremos con varios tratamientos y en tres, cuatro, cinco años”.

¿Qué sucederá en mi labio tras el primer tratamiento?
“La primera consulta es fundamental. Ahí establecemos los objetivos, siempre con la naturalidad como camino. Cada labio evoluciona diferente y habrá algunos que, de forma natural, tendrán una evolución más bonita y habrá otros que seguirán un proceso más lento. Yo siempre utilizo una sola jeringa de ácido hialurónico por tratamiento, porque es la cantidad mínima para conseguir un resultado natural pero visible. La infiltró en dos sesiones. En la primera sesión pongo solo un poco de producto, entre el 20 y el 30% del vial, para ver cómo cambia el labio; y en la segunda, según cómo haya evolucionado y cómo se haya visto la paciente, negociamos cómo y dónde ponemos el resto”.

“Cada labio recibe el ácido hialurónico de forma diferente y por eso es tan importante para mí dividir la jeringa en dos sesiones. También ayuda mucho a la paciente porque, tras la primera infiltración se produce una inflamación que le permite, durante 24 a 48 horas, verse con más volumen del que realmente tendrá al bajar la hinchazón. Entonces, en la segunda consulta, ya sabe realmente cómo le quedaría tener más labio. Y entonces podemos entablar una negociación más realista y personalizada”.

¿Por qué existen precios tan variados?
“En España hay más de 300 marcas registradas de ácido hialurónico. Elegir un buen producto es fundamental, y esto es lo que varía mucho el precio. Es imposible comparar precios sin comparar productos. Yo llevo más de diez años trabajando con la misma marca, que es una de las tres mejores a nivel mundial, y cuesta unos 400 euros por vial. Según la calidad del ácido hialurónico, se reabsorberá antes o despúes. Hay marcas que duran un mes, otras tres; el relleno que yo uso dura entre doce y dieciséis meses".

¿Cada cuánto tiempo tendremos que repetir el relleno?
“Tras el primer tratamiento, pueden ocurrir dos cosas que cambiarán los plazos. En primer lugar, puede ser que estés contenta con el resultado y lo quieras mantener. Con lo cual yo te recomendaré venir al año (o más) para hacer el mantenimiento. En segundo, puede ocurrir que quieras más volumen. En ese caso, lo que te aconsejaré es adelantar el segundo tratamiento y venir a los siete, ocho o nueve meses. Yo me niego a pinchar una segunda jeringa antes de los seis meses porque es entonces cuando el relleno ya está totalmente integrado en el labio. En el siguiente tratamiento, se utiliza de nuevo una jeringa, pero ya te dará más volumen. Cambiar de un labio fino a uno voluminoso y natural se logra acortando los plazos de los mantenimientos, pero nunca inyectando dos o más jeringas seguidas”.

¿A qué edad recomiendas hacerlo?
“La ley estipula los 18 años como edad mínima. Yo me manejo en el mundo de la moda y muchas de mis pacientes son modelos, así que la mayoría tienen entre 18 y 21 años. Si eres joven, puedes sacar más partido a tu físico. No tienes que esperar a ser mayor para tener unos labios, una nariz o un pecho más bonito. Si realmente lo quieres para gustarte más, y lo tienes claro, adelante".

¿Puedo conseguir los labios de Kendall Jenner o Laura Escanes?
“No. Cuando alguien viene con fotos de chicas, incluso aunque hayan sido pacientes mías, les dejo claro que esos son sus labios, personales y únicos. Yo voy a sacar el máximo partido a tu boca, pero nunca se puede copiar la de otra persona”.

More about

Read more