Cinco malos hábitos que están ensuciando tu cabello más rápido

Los expertos nos cuentan qué deberías evitar si quieres una melena limpia y perfecta durante más tiempo

Prácticamente todas nos lo hemos preguntado alguna vez: ¿por qué se me ensucia el cabello tan rápido? Aunque lo laves siguiendo el 'Método de la zona T', evites el acondicionador en la raíz y trates de no tocártelo en exceso, a menudo las causas de que tu pelo no aguante perfecto tanto como te gustaría son otras. Cinco expertos nos explican cuáles podrían ser y, lo fundamental, cómo evitarlas.

Te lavas demasiado el pelo

Lo primero, según Antonio Corral Calero, Embajador Artístico Global de Moroccanoil, es importante saber que: "El proceso del desarrollo de un cabello sucio depende de cada persona, de su tipo de cabello, de su tipo de cuero cabelludo y de otros muchos factores, por lo que es difícil dar consejos para todo el mundo y no podemos generalizar". El estilista recomienda, ante todo, "utilizar productos de alta calidad, productos que esté hechos a base de ingredientes naturales y que nutrirán y fortalecerán el cabello (como aceite argán, proteínas, aguacate y limón). Las vitaminas y antioxidantes que encontrarás en estos ingredientes ayudarán a restaurar el cabello y a prevenir la sequedad".

Evitar lavar el pelo excesivas veces es otro de sus consejos, además de utilizar un producto mágico que soluciona a diario el problema a muchas mujeres: "El champú en seco es siempre una excelente solución para prolongar el lavado en situaciones en las que nos resulta imposible hacerlo, ya sea por falta de tiempo o por otros factores. Absorbe inmediatamente todo el exceso de grasa y deja el cabello limpio y fresco, sin ningún rastro de suciedad". Hay también un detalle que ha observado, y es que muchas mujeres se van a la cama con el pelo mojado: "No es recomendable. La caída del cabello puede estar vinculada a cepillarse el pelo excesivamente cuando está mojado o húmedo. Yo aconsejo a todas mis clientas secárselo completamente y cepillarlo antes de irse a dormir". 

No utilizas un champú adecuado

Por su parte, María Baras, de Cheska, asegura que lo más importante para evitar ensuciar el pelo es usar un champú adecuado a tu textura. "Muchas veces hablando con mis clientes descubro que se confunden con el tipo de champú que utilizan. Si tu cabello es con tendencia grasa (da igual si es fino o grueso, liso o rizado, natural o teñido) debes usar un champú lo más ligero posible, neutro que no aporte nutrientes que en la raíz no se necesitan. Y luego hidratar con un acondicionador ligero solo los medios y puntas. Parece un básico pero es un fallo muy repetido". Además, recomienda lavarlo con agua no muy caliente, secarlo con la cabeza hacia abajo para conseguir más volumen y, en general, no dar mucho calor directo a la raíz: "Si lo tienes que alisar o planchar no trabajar en exceso la raíz para no sobrecargarla". María añade: "Evitar tocarlo en exceso especialmente el pelo del contorno de la cara y flequillo. Recomiendo a muchas chicas que, mientras estudian o trabajan, lo recogan con mini pinzas flojas u horquillas de pinza para evitar tocarlo".

Pasas mucho tiempo en espacios cerrados

Alfonso Martínez, Director del salón HAIRKRONE Caleruega, nos recomienda evitar también los espacios cerrados, ya que "pueden ser un punto negativo para nuestro cabello. El humo o el ambiente cargado pueden apelmazar y ensuciar nuestro cabello". Como los demás profesionales, coincide en que: "El contacto diario de nuestras manos con el cabello puede ser perjucial para la aparición de grasa, ya que en las manos tenemos millones de bacterias que se trasladan de un lado a otro y pueden ser la causa de que se ensucie". Según Alfonso, debemos "evitar el uso frecuente de coletas, que ayudan a la aparición de grasa, ya que la raíz de nuestro cabello no se oxigena con total naturalidad".

Llevas siempre gorro

Un hábito del que seguramente no te habías percatado es la utilización de gorros o sombreros, sobre todo en esta época del año, porque "su uso durante un tiempo prolongado favorece la aparición de grasa y suciedad en nuestro cabello", tal y como nos cuenta Luís Solís, Educador de la firma Matrix. "Otro consejo a tener muy en cuenta en nuestra rutina de lavado sería no emplear agua muy caliente, puesto que dilata los poros e incrementa la producción sebácea. Del mismo modo, abusar de las herramientas de calor (secadores y planchas) también produce este efecto, reseca el cabello y quita su protección natural haciendo que se engrase antes”.

Empleas productos con siliconas

Por último, la estilista Diana Daureo también nos explica los hábitos que debemos dejar de hacer. "No usar acondicionadores, champus, sérums o cualquier otro producto que contenga siliconas, ya que dejan residuos que se acumulan en el cabello haciéndolo más pesado (sucio) y apagado. No utilizar tampoco espumas para el pelo". Si tienes la piel grasa, Diana recomienda que no lleves flequillo, "pues así se ensucia mucho más". 

Más sobre