elle_mcpherson_1t

¿Cómo logra Elle McPherson que los excesos no pasen factura a su piel en Navidad?

La supermodelo de los noventa explica qué hace para alcanzar su objetivo de belleza: estar bien hidratada siempre

Se acercan las fiestas y Elle McPherson lo tiene claro: no va a beber ni una gota de alcohol. Aunque pueda parecer exagerado, hace ya varios años que la modelo tomó la decisión de renunciar a los combinados. Y no solo por evitar que la báscula pase una factura de entre 2 y 4 kilos después de la Navidad, sino porque las calorías aportadas por las bebidas alcohólicas son vacías, es decir, realmente no aportan ningún tipo de nutriente a nuestro organismo.

Aunque existen trucos como seguir ciertos desayunos detox que contrarrestan los excesos de las fiestas, la modelo ha explicado en su columna mensual en Get the Gloss que para ella lo más sencillo es disfrutar de un combinado virgen. Es decir, sin alcohol. Su favorito es el mojito falso, una bebida preparada a base de lima fresca, rodajas de jengibre, refresco, mucho hielo y un poco de menta en la parte superior.

Siempre bien hidratada

Uno de los efectos del consumo de alcohol es la deshidratación, ya que actúa en el organismo como un diurético, liberando mayor cantidad del líquido del ingerido. El problema es que no solo nos deshacemos de una buena cantidad de agua, sino de minerales que pueden producir cambios de carácter, calambres, mareos, fatigas, cansancio… Una justificación más que suficiente para que Elle renuncie a las bebidas alcohólicas no solo en las fiestas, sino durante todo el año.

Explica además la importancia de estar bien hidratada para sentirse bien. Por eso no ingiere alcohol y, pese a que le ha costado mucho esfuerzo, ha reducido la cantidad de café que bebía cada día. Comienza cada mañana con un vaso de agua caliente para estimular su metabolismo y después bebe su Super Elixir, un polvo concentrado, disuelto en agua, que contiene 45 bio-nutrientes que le ayudan a empezar con fuerza.

El resto del día -y hasta la hora de dormir- alterna agua filtrada, tés de hierbas (que ayudan a prevenir el envejecimiento celular), y su propio té de cúrcuma, una mezcla de cúrcuma en polvo y agua caliente con una ramita de cilantro en la parte superior. Ah, y tampoco deja pasar la oportunidad de tomar un licuado de verduras y frutas. Sigue consumiendo café, pero solo ecológico y un doble expresso al día. Cuando tiene la necesidad de beber algo caliente apuesta por un chai latte.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más