kate-moss-vida-sana

La nueva vida de Kate Moss o cómo sentirte mejor a los 40 que a los 20

Desayunar proteínas, un ritual de belleza sencillo, pero efectivo, y otros hábitos que han mejorado su cuerpo y su piel

Mucho ha llovido desde que una casi adolescente Kate Moss posara para una campaña inolvidable de Calvin Klein. Era 1993, Kate no llegaba a la veintena de edad y esas imágenes en blanco y negro no solo fueron la confirmación del nuevo canon de belleza (y de quién era su máxima musa), sino que desencadenaron muchos años de fiestas locas en el Londres de los 90 y relaciones tormentosas con estrellas como Johnny Depp. El colofón de esta vida -que hoy ninguna modelo se atrevería a seguir- llegó, en 2005, con esa mediática portada de The Mirror.

Más de una década después, con 43 años, la vida de Kate Moss nada tiene que ver. Su cambio de trabajo, de modelo a agente, se ha reflejado en su armario, pero también en sus hábitos. Hoy, la mujer que en su día fue la mejor representante del ‘heroin chic’ se ha reconvertido a la religión healthy imperante y ha descubierto lo bien que le hace sentir, según ha contado en un medio estadounidense.

Gimnasio diario y proteínas para desayunar

“Nunca he sido un conejillo de gimnasio ni nada parecido. Siempre estaba como ‘ugh’, me ponía mala, pero ahora he empezado a entrenar. Estoy bastante metida. Estoy en las primeras fases, pero me he apuntado a un gimnasio y todo eso, y me hace sentir realmente bien”, ha explicado Kate Moss en una entrevista para The Guardian. La modelo (que, a pesar de ser ‘ex’, sigue protagonizando campañas para firmas como Miu Miu o Reserved) afirma que tras entrenar una hora diaria durante dos semanas, “algo que nunca había hecho”, comenzó a sentir los beneficios: perdió 2,5 cm de cintura en solo 10 días.

Por supuesto, y aunque Kate Moss atesore una genética prodigiosa, esa rápida mejoría en su aspecto es también resultado de otro nuevo hábito que ha adoptado, seguir una dieta saludable. En la misma entrevista, la británica afirma que suele intentar cocinar, aunque no tiene mucho tiempo para hacerlo. “Hago un buen asado y buenos desayunos, los huevos son mi fuerte”, cuenta, revelando que ella también sigue uno de los hábitos que, según la ciencia, ayudan a adelgazar de forma sencilla: desayunar proteínas.

“Realmente disfruto comiendo, me gusta la comida buena e intento comer de manera más sana que antes. Creo que, a medida que te haces mayor, tienes que hacerlo”, opina Kate. Ensaladas y zumos son algunos de los platos saludables que ha incorporado recientemente a su alimentación y cuyos beneficios ya ha notado. “Mi piel está más bonita cuando como bien. Obviamente, cuando comes mucha grasa, la piel no se ve tan saludable”.

 

Una publicación compartida de DECORTÉ (@decortebeauty) el

Kate también usa las mascarillas más vistas en Instagram

Además de una dieta sana, Kate tiene una nueva máxima para cuidar su piel: no dormir sin desmaquillarse. “A veces me he acostado con maquillaje, pero ahora no lo haría. Al día siguiente siempre ves que no tienes buen aspecto”, afirma. Para completar su ritual diario, tras el limpiador, Kate utiliza simplemente sérum e hidratante. El ‘menos es más’ de su estilo de vestir llevado a la belleza. “No tengo tiempo o ganas para sentarme durante mucho tiempo, poniéndome cremas en la cara. Necesito que sea efectivo y rápido”, afirma Kate Moss, aunque también confiesa que sí se ha rendido a un cosmético que utilizan Chiara Ferragni o Kim Kardashian. “En ocasiones utilizo una de esas maravillosas mascarillas de celulosa mientras veo la televisión”, reconoce sobre la tendencia en belleza del momento.

Más sobre

Regístrate para comentar