corrector-errores

5 errores que debes evitar al aplicar el corrector

Toma nota de los consejos de los expertos para aprender a sacar el máximo partido a este producto

En HOLA.com nos hemos propuesto darte las claves para que aprendas a maquillarte sacando el máximo partido a tu belleza utilizando los productos que tienes a tu alcance. A menudo, somos muchas las que cometemos algunos errores que pueden estropear nuestro look, por eso, es importante tener en cuenta todos estos trucos para que te conviertas en una experta y luzcas radiante en tu día a día. Después de mostrarte los fallos que debes evitar al maquillarte los ojos, hemos querido preguntar a varios expertos sobre cuáles son sus tips infalibles para aplicar el corrector. ¿Cuál es la mejor forma de utilizarlo? ¿Qué tono es el adecuado? ¿Hay alguna forma de evitar el efecto máscara? Sigue leyendo si quieres resolver todas tus dudas...

 

Una publicación compartida de Sara Sálamo (@sarasalamo) el

1) ELEGIR EL TONO EQUIVOCADO: "El error más frecuente es utilizar un tono de corrector muy claro para intentar contrarrestar unas ojeras muy oscuras. Lo que se debería hacer es utilizar el tono de corrector más similar al de la propia piel (igual que con el fondo de maquillaje) para neutralizar las ojeras. Si quieres, después puedes utilizar un iluminador y aplicarlo en el extremo interno del ojo para abrir la mirada, borrar signos de cansancio... Si utilizas un tono de corrector muy claro intentando cubrir e iluminar al mismo tiempo no conseguirás un buen resultado, no camuflarás bien la ojera y se verá de un tono grisáceo-cetrino. Además, no iluminarás correctamente sino que el resultado será el efecto que llaman 'oso panda'", nos explica la experta de YSL Beauté. "Apuesta por colores beige si solo necesitas corregir pequeñas imperfecciones y si tus ojeras no son muy profundas y evita los más oscuros ya que, de lo contrario, intensificarás aún más la apariencia de las ojeras", añaden los expertos de L’Oréal Paris.

2) NO HIDRATAR EL CONTORNO: Debes hacerlo antes de la base de maquillaje o después, según el acabado que quieras conseguir. "Si lo haces antes, no apliques después tu base de maquillaje sobre las ojeras para no sobrecargar la zona de producto. Eso sí, si vas a hacerte un ahumado o quieres lograr un acabado luminoso, utiliza tu corrector después de la base para “limpiar” e iluminar tu rostro", nos recomiendan desde L’Oréal Paris. ¿Su consejo? Aplica previamente una crema de contorno de ojos para suavizar la zona e hidratarla, de esta forma evitarás que el producto se cuartee o que se marquen aún más las líneas de expresión.

3) EXCESO DE PRODUCTO: "Otro error común es pensar que cuanto más mejor y nos olvidamos de que la zona del contorno de ojos es realmente muy fina y no tiene la misma capacidad de absorción que otra zona del rostro. Esto hace que se acumulen excesos de producto y que se marquen demasiado nuestras líneas de expresión, e incluso que lleguen a agrietarse, apreciándose los cortes", asegura Aitor Cuní, Training Manager de Coty Consumer Beauty.

4) USAR LOS DEDOS: "Yo sugiero aplicar el producto primero con el pincel y acabar perfeccionándolo con el dedo anular, para un acabado más natural. Menos es más: aplicación con el dedo, fórmulas más puras y sin brillo para un acabado natural", nos explica Gilbert Soliz, Global Makeup Artist de Marc Jacobs Beauty. Por su parte, el maquillador Aitor Cuní opina que: "Si queremos una corrección profesional es recomendable el uso de un pincel suave a la hora de difuminar, puesto que nos permitirá un resultado homogéneo. Cuando usamos los dedos cometemos dos errores: friccionar en exceso y ocasionar rojeces en una zona sensible por naturalidad. Además, con los dedos arrastramos producto en exceso, desplazándolo de un lado a otro, sim conseguir una aplicación uniforme".

5) APLICARLO SOLO EN LAS OJERAS: Este es otro error que muchas cometemos, ¡pero debes evitarlo! ¿Cómo? Tal y como nos explica Erick Herrera, national Make Up Artist de Urban Decay: "Debemos aplicarlo en la ojera, pero tocando un poco el hueso del pómulo y bajando hacia el ala de la nariz en forma de triángulo". 

Más sobre

Regístrate para comentar