Los gastos en maquillaje de Emmanuel Macron: 26.000 € en tres meses

La polémica ha saltado en el Elíseo con motivo de las facturas de la maquilladora del Presidente de la República

No hay tregua... apenas tres meses en el Elíseo y cualquier gesto o cualquier novedad sobre Emmanuel Macron se convierte en noticia. Después de que se tuviera que matizar cuál era el papel de su esposa Brigitte Macron, o de que el estilo de la primera dama se haya convertido para algunos casi en asunto de Estado, el nuevo presidente de la República tiene que enfrentarse a una pequeña polémica acerca de ¡su maquillaje! Sí, del de Emmanuel Macron -no solo las mujeres invierten en productos de belleza-.

Según informaciones del semanario Le Point, el político de 39 años ha gastado 26.000 € en maquillaje durante estos tres meses, basándose en las facturas de su maquilladora personal, una de 10.000 € y otra de 16.000 €, tal y como recoge también el diario The Telegraph. En el Elíseo intentan justificar estas cifras tan elevadas, alegando que fue un contrato de urgencia y que se espera que este gasto se reduzca a partir de ahora significativamente. Al parecer, la misma maquilladora freelance también se encargó del look del presidente durante la campaña presidencial.

Lee también: Peinados: ¿Ha encontrado Brigitte Macron su estilo como Primera Dama?

Los gastos de Hollande y Sarkozy, sus predecesores en el cargo

No es la primera vez que las cuestiones relacionadas con los maquilladores o peluqueros de los inquilinos del Elíseo salen a la luz y se convierten en noticia. Según Le Point, 30.000 € al trimeste destinaba su predecesor en el cargo Francois Hollande, para su maquillaje; nada comparado con los más de 100.000 euros anuales que cobraba su barbero personal, pese a sus promesas de ser un presidente más "normal y comedido" que Nicolas Sarkozy. Precisamente Sarkozy destinaba a estos menesteres relacionados con la imagen unos 8.000 € mensuales, según Vanity Fair. Todo parece indicar que a los presidentes franceses su imagen les importa... ¡y mucho!

Más sobre

Regístrate para comentar