Vitamina C, una dosis extra de luz para tu piel

No te pierdas los beneficios de este ingrediente para la salud de tu cutis, y nuestra selección de productos

Es una de las vitaminas más conocidas, en parte por sus propiedades alimenticias. Y es que ¿quién no sabe que un zumo de naranja nos da un aporte extra de vitamina C, con los beneficios que eso conlleva? Ayudamos así a nuestro organismo a fortalecer, por ejemplo, el sistema inmunológico.

Pero este ingrediente no sólo repercute en nuestra salud, también en la de nuestra piel. En una concentración y con una estabilización correcta, al estar en contacto con la barrera hidrolipídica, el ácido ascórbico -la vitamina C- se transforma en un poderoso escudo para el cutis. Son muchas las propiedades de este potente agente, y no son pocos los cosméticos y nutricosméticos que la incluyen en sus formulaciones, en mayor o menor medida.

¿Por qué 'se han puesto de moda' estos cosméticos con vitamina C?
"Realmente esta pregunta debería estar enfocada a los laboratorios fabricantes, pero si unimos demanda, efectividad y un coste no muy elevado (aunque este depende del tipo de vitamina C que se utiliza y la concentración), parece claro que casi todos los laboratorios disponen de algún producto con más o menos contenido en vitamina C", nos explica nuestra colaboradora Meritxell Martí.

Pero ¿cuáles son los principales beneficios que aporta la vitamina C a nuestra piel? "Es uno de los antioxidantes naturales más efectivo que conocemos, es ideal para prevenir el fotoenvejecimiento. Tiene un importante efecto flash, tanto al momento como a más largo plazo, ya que aporta luminosidad en la piel, disminuyendo entre otros efectos la sensación de piel cansada. Además ayuda a la prevención del deterioro de las fibras de colágeno", explica Meritxell.

Tal y como nos explica, además, Mari Luz García Toro, farmacéutica y Directora de Comunicación de los Laboratorios Arkopharma, son muchos los beneficios conocidos por la utilización de la Vitamina C en cosmética, algunos de ellos son:

-Contrarresta los efectos nocivos de los procesos oxidativos.

-Estimula la síntesis de colágeno.

-Tiene un efecto aclarante -despigmentante- de la piel.

-Acción antirradicales libres por su efecto antioxidante.

-Actúa sobre el acné y proporciona uniformidad a la piel

-Minimiza la aparición de arrugas y frena las arrugas de expresión.

Su acción antimanchas
Sobre su acción antimanchas, el doctor José Vicente Lajo Plaza explica además que “la vitamina C se convierte en un escudo protector de la piel ante el daño solar reduciendo de esta manera la hiperpigmentación. No es una acción directa sobre la mancha, como ocurre con otros agentes despigmentantes, sino que la vitamina C mejora las características y la calidad intrínseca de la piel favoreciendo una pigmentación mucho más ordenada del melanocito. Así, su aplicación reduce la inflamación celular y, con ello, los procesos irritativos. Por eso es excelente para combatir el melasma, que tiene un fuerte componente inflamatorio”.

¿Cuál es su papel en la formación de colágeno?
“Transforma la prolina en hidroxiprolina, fundamental para la síntesis del colágeno, con lo cuál la aplicación de vitamina C se traduce en un aumento de la síntesis de colágeno”, nos explica el docto Lajo Plaza. El colágeno es una “supermolécula” formada por cadenas de polipéptidos con estructura de triple hélice. Hay tres enzimas distintas que participan en la hidroxilación del colágeno, añaden grupos hidroxilos a los aminoácidos prolina o lisina en la molécula de colágeno y para ello es imprescindible la actividad de la vitamina C que se convierte, por ello, en un nutriente esencial para el desarrollo y mantenimiento de los tejidos, en concreto de la piel.

¿Es mejor usarla de forma tópica o en forma de nutricosméticos?
Dependiendo del objetivo que se tenga, para poder actuar en la integridad de la piel, lo recomendable es una combinación de ambos. Ya que, aplicado en forma tópica, actúa en las capas superficiales, mientras que la toma de preparados de nutricosmética asegura que este nutriente llegue a la dermis y capas más profundas de la piel.

El doctor Lajo Plaza añade que “una particularidad de la vitamina C es que, contra el fotoenvejecimiento, es más eficiente por la vía tópica que por la vía oral. Al aplicarla a nivel tópico son necesarias concentraciones altas que permitan limpiar de radicales libres la zona. La cantidad a partir de la cuál se perciben resultados es en concentraciones a partir del 8%”.

"No es ni mejor ni peor, realmente es diferente. Tomando la vitamina C oral prevenimos la oxidación y la formación de radicales libres, además de la captación de ellos. Cuando lo usamos de forma tópica, además encontramos los efectos que antes he mencionado, por lo que lo ideal es ambos", nos explica, por su parte, Meritxell Martí, quien añade que es "preferible aplicarla por la noche, si lo hacemos por la mañana no deberíamos ir al sol o protegernos con un filtro solar. Sin embargo, si tomamos vitamina C oral es preferible hacerlo por la mañana, ya que al tener una ligera acción estimulante puede provocar ligero insomnio. La dosis que siempre suelo recomendar es de 1 gramo al día. Y me parece imprescindible en todas las personas expuestas a la polución, y sobre todo los fumadores”.

vitamina_c-3VER GALERÍA

¿Hay etapas en las que necesitamos un aporte extra de vitamina C?
Hay épocas en las que nuestra piel requiere un aporte extra de Vitamina C, por ejemplo en verano donde la radiación solar sobre nuestra piel aumenta el número de radicales libre y por tanto se aceleran los fenómenos oxidativos.

Además, como comentábamos, las personas fumadoras o que llevan una dieta deficitaria en frutas y verduras deberían incorporar esta vitamina en forma de suplementos o utilizando cosméticos que la contengan.

¿Dónde podemos encontrarla?
Podemos encontrarla en multitud de alimentos. Así, los frutos conocidos por su contenido en vitamina C son los cítricos (naranjas, mandarinas, limones, etc…) pero también destacan por ello el brócoli, las fresas, los pimientos verdes, las coles de Bruselas y el melón. También existen en la farmacia suplementos de Vitamina C natural como por ejemplo Arkovital Acerola, cuya vitamina C proviene de esta fruta.

Y, además, se encuentra entre los componentes de muchas formulaciones de cremas, sérums -para una reparación nocturna de la piel-., mascarillas... Hay gamas cosméticas completas basadas en las propiedades de la vitamina C en marcas como Sesderma, The Body Shop o Natura Bissé. "Son una excelente alternativa, sobre todo los sérum o ampollas unidosis, que los pueden usar todo tipo de piel. Deberíamos tener en cuenta que la vitamina C tiene un ligero efecto exfoliante ademas de dar luminosidad a la piel, por lo que no aconsejo usarlo junto el ácido retinoico o cuando la piel esta especialmente sensibilizada", nos explica Meritxell, quien nos da un último consejo: "Es importante cerrar siempre bien el envase del producto que sea, ya que es muy habitual que se oxide, que cambie de color a tostado".

vitamina_c-VER GALERÍA

No te pierdas nuestra selección con todos los detalles de estos 15 productos con vitamina C

Más sobre

Read more