La firma Comme Des Garçons, nuevo fichaje del grupo Puig

La marca española distribuirá algunas de las fragancias de la firma

Si hace unos meses fueron noticia los acuerdos con Prada y con Hussein Chalayan para desarrollar sus aromas y productos cosméticos, ahora el grupo Puig acaba de firmar un contrato con la marca Comme des Garçons, añadiendo así un nuevo nombre de gran prestigio internacional a su nómina de firmas.

La marca española será la encargada de distribuir un pequeño número de las fragancias de la firma japonesa, y es que Puig se concentrará esencialmente en tres de los aromas más conocidos de la firma, entre ellos Odeur 53 y Odeur 71. Más allá de los términos del acuerdo, lo que comienza a estar muy claro es que el grupo español se está convirtiendo en uno de los nombres de referencia dentro del ámbito de la industria cosmética.

Desde el comienzo, Comme des Garçons y su diseñadora Rei Kawakubo han mantenido una línea independiente e idearon una trayectoria original para su industria cosmética. Su primer perfume causó sensación cuando fue lanzado en 1994, con su original diseño y su innovador packaging. Fue la primera firma que abrió una tienda en el Soho cuando la zona se convirtió en un vibrante centro de arte y también en Chelsea, con una tienda semiescondida en un edificio industrial. Hace dos años, abrió una pequeña perfumería en París, encubierta tras llamativos cristales rosas, donde el resto de las tiendas de productos cosméticos estában situadas en novedosas tiendas en las que el acero y el metal eran los protagonistas. En los últimos ocho años, la casa ha creado y distribuido 25 aromas diferentes, 11 velas e incienso, y todos ellos siguen estando en venta.

Ahora, han llegado a la conclusión de que necesitaban una alianza con un gran grupo para desarrollar y distribuir sus aromas. Desde la firma se ha recalcado que el contrato garantiza que el diseñador seguirá manteniendo el 100% del control creativo en el desarrollo de nuevas fragancias y productos de belleza.

La noticia llega tan sólo tres meses después de que el grupo barcelonés llegara también a un acuerdo con la firma Prada para comercializar sus fragancias y productos de belleza y ocho meses después de firmar una licencia con el diseñador británico Hussein Chalayan para lanzar una fragancia, nombres que se sumaron a otros como Carolina Herrera, Paco Rabanne o Ninna Ricci.

Más sobre