El rubio es uno de los tonos más icónicos y más demandados en las peluquerías, por eso merece toda la atención. Cada temporada crea tendencias y si hace un año el nirvana y el platino causaron furor, este invierno el acabado gélido del ice blonde ha sido el preferido por insiders de todo el mundo, con permiso del atemporal rubio miel y su efecto natural. Si ya te has imaginado rubia y estás pensando seriamente en teñir tu cabello de cualquiera de sus tonalidades, debes considerar ciertos factores para que el resultado sea exitoso.

Es probable que te hayan dicho en alguna oportunidad que tanto el color de tus ojos y de tu piel tienen mucho que ver en la decisión. Y es que este es un hecho. No todos los rubios son ideales para todo el mundo y el éxito en buena parte dependerá de cómo tu estilista canalice tu petición. Por ejemplo, generalmente las pieles más pálidas o frías se llevan muy bien con tonos cenicientos y nacarados, mientras que las pieles cálidas se ven maravillosamente beneficiadas con tonos dorados.

Jennifer Lawrence con blonde hairVER GALERÍA

HAZ CLICK EN LA IMAGEN PARA VER TODAS LAS FOTOS

Convertirse en rubia no es tarea fácil, sobre todo si tienes una base oscura. Por lo general requiere de un trabajo minucioso comprendido en un largo proceso. Es posible hacerlo del más oscuro al rubio más brillante en una sesión, pero puede que no sea la mejor decisión para la salud general de su cabello. Por eso lo ideal es hacer el paso gradual —que implica diversas técnicas— no solo para que el color sea el que se busca sino para cuidar la fibra capilar.

Las características generales de tu cabello también son parte importante del resultado. No será lo mismo aplicarlo en cabellos finos que en unos de mayor grosor. Ten en cuenta que con el tiempo la decoloración puede hacer que la textura natural cambie. Si tienes rizos sus extremos pueden ser más rectos, ya que sus hebras se han secado. Si tu cabello es naturalmente liso puedes notar más volumen. También la porosidad juega un papel importante en el aclarado porque mientras más poroso más difícil resultará tratarlo y más rápido se desvanecerá.

Cate Blanchett con blonde hairVER GALERÍA

Nicola Clarke, colorista de celebridades como Kate Winslet, Madonna, Cate Blanchett, Jennifer Lawrence, Margot Robbie y Kate Moss, dijo a Harper´s Bazaar que en este proceso se deben tomar muy en cuenta las raíces, "especialmente si se ha decolorado el cabello o lo ha aclarado por completo. Cada cuatro o seis semanas es el nivel de compromiso necesario para evitar los parches de color". La profesional del hairstyle enfatizó en que cortar el cabello antes de hacer la coloración es importante porque esto determinará cómo será distribuido el color y evitará que una vez hecho se termine cortando parte del trabajo.

Hablar con un colorista profesional para saber si es la mejor opción, contarle sobre tu estilo de vida, cómo lo sueles peinar y la frecuencia con la que visitas el salón es clave para encontrar el rubio que se ajuste perfectamente a tus características. Colorear tu cabello de rubio requerirá una atención constante así que a lo mencionado considera el presupuesto que estás dispuesta a invertir en el mantenimiento.

Ahora bien, si pasar al rubio de lleno es demasiado para ti y solo quieres toques de ese color, quizás tu mejor opción sean técnicas como el balayage, sin papel de plata, sólo con pincel, en la que se utilizan colores más oscuros en tus raíces y cuero cabelludo al tiempo que los extremos se resaltan con toques de luz. Esto evitará que te preocupes constantemente por el mantenimiento de la raíz.

Margot Robbie con blonde hairVER GALERÍA

El cambio a rubia puede implicar ciertos cambios de vestuario y de maquillaje: nuevas sombras y formas de delinear o lápices de labios que resalten mejor el rostro ahora enmarcado en un color claro. Por eso lo más recomendable es que te asesores con profesionales del makeup.

Por otra parte, el aclarado del pelo puede conducir a hebras más débiles, por lo que es esencial mantener un régimen de hidratación al menos una vez por semana, utilizar un champú morado como el Color Balance Purple de Joico, el vegano Daddy-o Purple Shampoo for Blonde or Grey Hair de Lush o el The Perfect Blonde Shampoo de Pravana. De esta forma, mantendrás tus mechones rubios con un aspecto brillante y vibrante sin tonos naranja o amarillo no deseados. Para proteger la integridad del cabello y que se mantenga fuerte y más resistente a los daños, utiliza productos como el pH Bonder Post-Service Perfector de Redken.

Si ya te decidiste a iluminar tu cabellera con este tono tan seductor y tan de moda entre las celebridades, toma en cuenta todos estos consejos y ¡plántale cara al 2019 con un renovado look!

More about