Sofía Vergara y las dietas para mantener tu peso en invierno

Entérate cómo mantener tu peso en esta época para lucir un cuerpazo

Nada mejor que inspirarse en Sofía Vergara, quien mantiene de temporada en temporada una figura saludable y unas curvas muy sensuales, para seguir una correcta alimentacion este invierno, ya que con la llegada de las bajas temperaturas, aumenta el apetito y tendemos a consumir comidas altas en grasa y calorías. Existen estudios y especialistas como Melina Jampolis -autora del libro: The Calendar Diet: A Month by Month Guide to Losing Weight While Living Your Life’-, que concluyen que estos 'antojos' de ingerir alimentos altos en grasas van asociados al trastorno afectivo estacional, siendo una tendencia que hace más difícil cuidar nuestra figura en esta época.

Sin embargo, puedes poner en práctica los consejos de Jennifer Yates, la entrenadora personal de Sofía, quien plantea en una entrevista a Marie Claire que: "Entreno a mis clientes que nunca deben de haber placeres culposos... Tener equilibrio es importante. Come sano 5 ó 6 días y luego date tu gusto”, estableciendo un plan de alimentacion sin restringirse en exceso. También una buena opción será elegir comidas calientes, sustanciosas y saludables, que te reconforten ante las bajas temperaturas o la falta de sol, pero que te alimenten y te sacien completamente. Para eso deberás ser muy precisa con las porciones de los alimentos, hacer varias comidas o meriendas y establecer combinaciones de forma adecuada para cubrir las necesidades reales del organismo.

Recuerda que el objetivo es no acumular libras de más, sino por el contrario mantener la figura, hasta el final de la temporada. Así que si quieres llevar una dieta adecuada en esta época, toma nota de estos tips que te ayudarán mantenerte en forma. Te contamos…

HAZ CLICK EN LA IMAGEN PARA VER TODAS LAS FOTOS

Comfort food...menos cremas y más sopas

Una buena estrategia para mantener tu peso a raya, es comer sopas de verduras, consomés de pollo, caldo de res, pescado o camarón, que al prepararlos en casa y con ingredientes naturales, contienen menos grasa y sal. Las cremas o guisos pueden resultar más apetitosos, sin embargo tienen mayor contenido calórico, ya que pueden estar mezcladas con lácteos u otros componentes, por lo que lo mejor será consumirlos de vez en cuando.

Lo importante es que integres a las sopas en tus comidas, ya que son muy reconfortantes y contribuyen a la hidratación del cuerpo. Te recomendamos darle sabor con la cebolla y el ajo, pues protegen al organismo de las infecciones respiratorias, que son muy comunes en la época invernal. Además, le darán un toque delicioso a los caldos de tu preferencia.

Alimentos ricos en vitamina A y C

Toma en cuenta que la vitamina A protege la piel del frío, ya que evita la sequedad de la misma y de las mucosas –además impide que los labios se agrieten–. Por ello, se recomienda consumir alimentos como: leche, queso fresco y huevos para aportar al organismo de estos nutrientes. Asimismo, en la dieta no pueden faltar frutas como: naranja, mandarina, limón, lima, toronja y guayaba, que aportan vitamina C, muy necesaria para estimular el sistema inmunológico y protegerte de gripes o resfriados.

Reemplaza el azúcar por miel o endulzantes naturales

La miel aporta mayor energía y favorece la salud de las vías respiratorias, por lo que puede ser una buena decisión consumirla, en vez del azúcar refinado. De igual manera deberás considerar las porciones para cuidar la figura o inclinarte por un edulcorante para consumir menos calorías.

Un truco para regular la ingesta de azúcar es evitar comer dulces de Navidad como tortas o galletas. En caso de que no te puedas resistir, trata de no consumirlos más de dos veces a la semana y en porciones de 25 gramos aproximadamente. También puedes recurrir a endulzantes naturales como: stevia, sirope de agave, miel de caña, azúcar de palma de coco y dátiles o frutos secos, para sustituir el azúcar refinada en las recetas. 

No te olvides de las ensaladas

Las ensaladas son más típicas en el verano por su ligereza y frescura, sin embargo en invierno no debemos olvidarnos de ellas, pues siguen siendo la base fundamental de una dieta saludable, por su aporte en vitaminas y minerales. Así que no olvides complementar tus platillos con vegetales cocidos o crudos, como el: coliflor, apio, espárragos y brócoli, llenos de nutrientes, fibra y poco aporte calórico.

Cuidado con las bebidas

Cuidar lo que bebes será muy provechoso, ya que esto aportará o evitará un consumo extra de calorías. Es por eso que no beber alcohol o moderar su consumo, será lo más indicado, ya que esta sustancia interrumpe la oxidación de las grasas e hidratos de carbono, almacenándolos en el cuerpo, en vez de quemarlos.

Por su parte, las infusiones y cafés podrán ser tus bebidas favoritas entre las comidas, ya que tienen un efecto diurético y ayudan a calmar el apetito, aunque en el caso del café y otras bebidas estimulantes deben consumirse con moderación para evitar otros efectos negativos.

La bebida por excelencia deberá ser el agua, por lo que deberás de consumir al menos ocho vasos a diario.

Prueba con este menú

Si lo requieres, es importante que recurras a un especialista de nutrición para que te diseñe una dieta apropiada según tus necesidades. Sin embargo, puedes considerar este menú dentro de tu dieta diaria y probar si te funciona:

Desayuno: Una rebanada de pan integral o de centeno, un vaso de leche y 30 gramos de jamón de pavo.

Merienda: un yogur natural sin azúcar.

Almuerzo: ensalada de verduras y 150 gramos de pescado al horno.

Merienda: 25 gramos de frutos secos y 40 gramos de queso curado.

Cena: sopa de verduras, un huevo cocido o en tortilla y una fruta cítrica de temporada.

Ya no tienes excusas… ¡Disfruta de todo tipo de sabores este invierno! haciendo de las comidas saludables tu mejor opción, para estar bien alimentada y al mismo tiempo lucir cuerpazo como Sofía Vergara.

Más sobre