Inspirados en Zuleyka Rivera, revelamos los trucos para diseñar las cejas perfectas

Cuando el rostro de Zuleyka Rivera se conoció en todo el mundo como el más hermoso del Universo en 2006, la puertorriqueña lucía unas cejas castañas, con un grosor de fino a medio como dictaba el patrón de belleza del momento. Pasada más de una década, la presentadora y modelo sigue luciendo una impactante mirada pero con un arco más anguloso y grueso como dicta la pauta del eyebrow shape actual.

Y es que desde hace varias temporadas hemos podido observar cómo las cejas gruesas y con personalidad se han convertido en el ideal a seguir a la hora de definir y emular los arcos perfectos que enmarcarán la mirada.

zuleyka-rivera6VER GALERÍA

HAZ CLICK EN LA IMAGEN PARA VER TODAS LAS FOTOS

Todos sabemos que tener unas cejas impecables, abundantes y perfectamente dibujadas -sin recurrir a tratamientos como la micropigmentación o el microblading- requiere unos cuantos minutos de nuestra rutina. El primer paso para tener un arco ideal en el rostro es la depilación. Nunca nos cansaremos de aconsejarte que este proceso debe estar en manos de expertos. Ya lograda la definición de tus cejas para ti será más fácil mantenerlas a diario. Pero si deseas maquillarlas tu misma, deberás tener en cuenta algunos tips básicos.

Si eres novata en el uso de los instrumentos, seguramente el lápiz de cejas será el más fácil de dominar. Pero, no te dejes engañar, al momento de usarlos debes tomar en cuenta dos cosas:

- La punta debe estar perfectamente afilada y debes controlar la presión de los trazos. Intenta delinear la ceja y hacerla parecer natural. No se aconseja dibujar vellos gruesos o muy marcados.

- Los pigmentos en polvo suelen permitir líneas más sutiles. Solo debes evitar que el polvillo caiga en el resto del rostro.

Zuleyka Rivera posa con traje blancoVER GALERÍA

Una vez decidas si usarás lápiz o pincel, sosténlo en paralelo al costado de tu nariz –que pase por la esquina interna del ojo–  para hacer una marca en el borde de la ceja. Aquí es donde debe comenzar la tuya.

Para el arco o centro, sostén el pincel desde la esquina de la nariz hacia arriba, que pase por el centro del iris. Y donde toque la ceja es donde debe arquearse. Para la cola o final, pon el pincel desde la esquina de la nariz hasta la esquina externa del ojo, y darás con el punto donde debe terminar. Estas marcas serán tu guía para delinear y luego rellenar la ceja.

Lo ideal es que uses dos tonos de lápiz o pigmento. Al inicio de la ceja usarás el tono más claro mientras en el centro y la cola un tono más oscuro. Recuerda la importancia de hacer líneas sutiles: si quedan muy marcadas, además de restar naturalidad, endurecerá tus facciones y te agregará años.

zuleyka-rivera2VER GALERÍA

RELACIONADO: El 'microblading', el secreto 'beauty' de Renata Notni

El maquillaje aguanta casi todo: tú puedes diseñarte lo que sea. Si estás ‘haciendo la ceja‘ usa el color más oscuro para dibujar el eyebrow que no tienes. Para el relleno, imagina que estás haciendo pelitos de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba donde correspondan. Usa el cepillo de cejas para suavizar el color y dar un aspecto más natural.

Los arcos altos y afilados proporcionan vivacidad a la cara, mientras que muy rectos o apaisados dan una expresión de tristeza, así que, si lo tienes así por naturaleza, se aconseja dibujar un arco un poco más pronunciado para mejorar su forma. Tampoco vayas al otro extremo, recuerda que las cejas muy arqueadas son un error que simplemente no debes cometer, para no obtener una expresión de sorpresa constante, que no contribuirá con tu apariencia.

Un marco exuberante, envidiable y perfecto es posible maquillarlo a diario; toma algunos minutos, pero puedes lograr que luzca natural. No hay desmaquillante que no te permita enmendar algún fallo. Con práctica, la forma de tus cejas también serán dignas de imitar. 

Más sobre