¡Adiós al acné!: las 4 mejores recetas latinas para combatirlo

Entérate cómo combatir los granos y espinillas con estos trucos para lucir un rostro terso y lozano como el de Jessica Alba

El acné es un problema común del que ni las celebrities se salvan. No solo aparece en la adolescencia, en muchos casos puede presentarse en la etapa adulta o durante el embarazo, como le ocurrió a Jessica Alba, quien expresó al portal Well and Good, que durante su primer embarazo: "El acné que tuve estaba relacionado con las hormonas o bien se disparó por cuestiones alimenticias o falta de sueño". A pesar de esto, hoy en día la actriz luce una piel lozana y radiante.

HAZ CLICK EN LA IMAGEN PARA VER TODAS LAS FOTOS

Pero ella no ha sido la única famosa en enfrentar este problema. Según la revista Lucky, Salma Hayek también confesó que pasó por lo mismo cuando tenía 25 años y hasta se deprimió y no quería salir de su casa. Por su parte, Cameron Díaz reveló en su libro The Body Book: "Tenía una piel muy, muy fea. Me daba verguenza, e hice todo lo que estaba a mi alcance para hacerlo desaparecer....pero nada que hiciera lo eliminaba por completo. Los granos seguían ahí y estuvieron desde la secundaria hasta mis veintes, cuando ya era modelo y actriz.... se sentía raro y frustrante, y por eso siempre me sentí mal conmigo misma".

La buena noticia es que los famosos remedios de la abuela podrán ayudarnos a deshacernos del acné de manera gradual, pero efectiva. Así que toma nota y comienza a despedirte de las molestosas espinillas desde ¡ya!

Exfoliante de fresa y miel

Una de las claves para tener un rostro libre de impurezas es mantener una limpieza constante y profunda, por lo cual nada mejor que exfoliar la cara, por lo menos una vez a la semana. Para realizar esta rutina de manera natural, puedes considerar una mezcla de fresa y miel, ya que son dos exfoliantes por naturaleza que te ayudarán a cumplir el objetivo.

Toma en cuenta que la fresa, por ser un fruto cítrico, contiene una gran cantidad de antioxidantes: repara y ayuda a mejorar el aspecto de la piel, incluso evitando el paso del tiempo y corrigiendo algunas imperfecciones. Además, es un excelente astringente, lo que te permitirá controlar la grasa que se pueda acumular en el rostro durante el día. Por su parte, la miel tiene propiedades cosméticas, antibacterianas, contiene enzimas y probióticos ideales para el rostro, pues reduce la inflamación, previene la aparición de puntos negros y espinillas e incluso es muy buena para cicatrizar.

Para elaborar la mascarilla, lo recomendable es que hagas una crema de tres fresas que puedes picar y aplastar con ayuda de un tenerdor, luego añade dos cucharaditas de miel y revuelve hasta que se forme una pasta. Aplica la mezcla por todo tu rostro con suaves masajes para estimular la circulación y dejála actuar por 20 minutos. Luego enjuaga con abundante agua tibia.

Al cabo de algunas aplicaciones te volverás una experta e iras viendo los resultados.  Lo importante es que tu rostro comience a eliminar los molestos granos e imperfecciones y tu piel luzca suave e hidratada. Considera que la mascarilla de fresa y miel la puedes utilizar de 2 a 3 veces por semana, pero recuerda ser constante y verás cómo tu rostro mejorará notablemente.

Tónico de vinagre de sidra de manzana

Luego de lavar tu rostro cada noche, puedes aplicar un poco de vinagre de sidra de manzana -una cucharada- diluida en dos tazas de agua, pues es un excelente equilibrador del PH y ayuda a combatir las bacterias que causan el acné, ya que contiene ácido málico. Sin duda será un tónico natural muy efectivo y práctico que, con ayuda de una mota de algodón, podrás esparcir en el rostro de manera uniforme, dejándolo actuar hasta el otro día.

Mascarilla de canela y miel

La canela es un antibiótico natural y la miel puede ayudarte a combatir el acné gracias a sus propiedades antibacterianas. Enjuaga la cara con agua y sécala. Mezcla 2 cucharadas de miel y 1 cucharadita de canela hasta que logres una pasta. Aplica la máscara en la cara —o la zona a tratar— y deja actuar durante 10 a 15 minutos. Posteriormente, enjuaga completamente con agua y seca con una toalla de papel.

Vitaminas naturales para el cutis

Las vitaminas tienen un lugar muy importante para mantener una piel sana y brillante. Es por ello que puedes optar por las claras de huevos, que tienen un alto contenido en vitamina B-1, ideal para eliminar el exceso de sebo de la piel, una de las principales causas del acné. Solo necesitarás batir de 2 a 3 claras hasta que estén espumosas, dejas reposar unos segundos y aplicas la crema en la cara tres veces, para crear varias capas, espera que se seque por 20 minutos y enjuaga con abundante agua.

Otra alternativa para nutrir el rostro es con vitamina C que promueve el crecimiento de células saludables y beneficiosas para la piel. Para ello, nada mejor que triturar dos cáscaras de naranja para hacer una pasta con un poco de agua y aplicarla en la cara por 20 minutos, dejando que se absorba la vitamina y se fortalezca la tez. Espera de 15 a 20 minutos y luego lava el rostro con abundante agua tibia. Seguidamente aplica alguna crema hidratante no comedogénica para que no obstruya los poros de la cara. No es recomendable aplicar esta mascarilla en la mañana si vas a exponerte al sol durante el día y tampoco debe usarse demasiado durante el invierno, momento en que la piel está más reseca e irritable.

¡Ya lo sabes! Deshazte de esos brotes y granitos de la mejor manera con estos tratamientos naturales que no te dejarán mal y que, como buena latina, podrás compartir como secreto de belleza a tus próximas generaciones. ¿Qué esperas?

Más sobre