Cómo evitar la caída del pelo durante el embarazo

Sigue estos 'tips' de nutrición para lucir una envidiable melena durante y después del embarazo.

Los nueve meses del embarazo son milagrosos por miles de razones, sin embargo, las mujeres reaccionan ante este acontecimiento de maneras muy distintas. Algunas experimentan el deseado pregnancy glow, y otras viven una realidad completamente contraria. En vez de vivir eso, notan que su tez se reseca, sus uñas se debilitan y su cabello se les cae y pierde una gran parte de su brillo. Es frustrante, pero hay soluciones para reparar y prevenir esos efectos secundarios. Aquí les explicamos por qué el cuerpo reacciona de tal manera durante el embarazo, y compartimos los secretos para lucir una melena sana durante este periodo. 

Miranda KerrVER GALERÍA

Es un mito que el cabello se cae más de lo normal durante la lactancia, porque ese no es el caso. El ciclo de la vida del pelo tiene tres fases: la primera es la anágena, la del crecimiento, y dura entre 3-5 años.; luego viene la fase catágena. conocida como la fase de descanso, que dura entre 6-12 semanas.; y finalmente está la llamada la telógena, que dura hasta 6 meses y es cuando el cabello se cae. 

VER: FOTOS DE LAS CELEBRIDADES EMBARAZADAS

Lo que sucede durante el embarazo es que alrededor del comienzo del segundo trimestre, tu cuerpo intenta reservar todo para el bebé, dándole todos tus nutrientes y proteínas. Como resultado, tu piel, los folículos de tu cabello y tus uñas se resecan y debilitan por no estar recibiendo ni los nutrientes ni la circulación normal de la sangre. Por ello, es posible que veas a ciertas mujeres embarazadas con esas carencias o, mucho más probable, al poco de ser madres.

Recuerda que han de pasar 6 meses `para que el cabello pase de la fase de descanso a la fase de la caída. Eso explica porque muchos creen que la caída es resultado de la lactancia cuando en realidad se trata de un proceso relacionado con la energía que el cuerpo destina al bebé durante esos nueve meses. 

 

A post shared by Ximena Duque-Adkins (@ximenaduque) on

 

Para prevenir y reparar estos efectos secundarios del embarazo, es clave consumir los nutrientes adecuados. Por ello, se recomienda ingerir una combinación de Omega 3, Omega 6 y proteínas para lograr mantener una melena sana.

Algunas buenas fuentes de proteína vienen de la espinaca, la soya y las lentejas. En cuanto al Omega 3, los productos marinos como el pescado son ideales, en especial el salmón ya que tiene altísimos niveles de Omega 3. El Omega 6 proviene de las nueces. Intenta comer walnuts y semillas de linaza. En conjunto todos estos nutrientes te ayudarán a lucir una envidiable cabellera durante el embarazo y a prevenir en cierta medida su caída.

Más sobre