KaylaItsines_1t

ENTREVISTA

Hablamos con Kayla Itsines de su éxito mundial como gurú del 'fitness'

Como el poder de las redes sociales ha creado una de las reinas del fitness más populares del mundo.

A estas alturas, cualquier aficionado al fitness que tenga un smart phone conoce a Kayla Itsines. A sus 26 años, esta australiana ha acumulado más de 8 millones de seguidores en Instagram en cinco años compartiendo sus workouts, publicando un ebook llamado The Bikini Body 28-Day Healthy Eating & Lifestyle Guide: 200 Recipes and Weekly Menus to Kick Start Your Journey”, realizando giras mundiales con tickets agotados y lanzando una app de entrenamientos llamada Sweat junto a otras dos Insta-entrenadoras, Sjana Elise y Kelsy Wells. Su programa BBG (Bikini Body Guide) ha atraído a millones de fieles seguidores, y su popularidad sigue creciendo. HELLO! Dubai habló con Itsines sobre como accidentalmente lanzó su carrera, su relación sana con la comida y el ejercicio y sobre por qué nunca lanzará un programa similar para hombres, entre otras cosas. 

¿Cómo empezaste en este mundo? 

Estaba estresada pensando en qué estudiar, no sabia que quería hacer y sentía la presión. Le dije a mi madre que quería hacer algo en el campo del deporte, ya que siempre me ha gustado. Y pensé hacer personal training…. (...) Comencé con las amigas de mi hermana, que practicaban netból. Las entrené usando un estilo muy propio en un centro solo para mujeres. Cuando la gente me miraba, comentaban sobre lo difícil que les parecía; yo no sabia qué era difícil y qué no lo era. Mis clientes decían: ¡Esto esta ridiculamente difícil. Tienes que hacerlo mas fácil'. Y yo les repondía: “No, así es como me entreno yo. Quiero que sientas que estas trabajando duro”. En el gimnasio, estaban acostumbradas a hacer ejercicios sencillos y yo las hice avanzar desde la primera sesión". 

 

A post shared by KAYLA ITSINES (@kayla_itsines) on

 

¿Cómo arrancó la legión de seguidores de ‘Kayla fitness’?

Conseguí un grupo de seguidores en Adelaide, Australia, de dónde soy. Luego, mi prima de 12 años me dijo que tenía que bajar una app llamada Instagram. Me dijo que podía subir mis fotos favoritas - pero yo no sabía que la gente te podia seguir. Había publicado [fotos de] los cuerpos de mis clientes en mi cuenta… no pensaba en lo que estaba subiendo. Mi prima me preguntó si algún día iba a contestar a la gente que me había escrito. ¡Me sentí súper avergonzada! Tuve que pedir perdón a todos mis clientes, pero afortunadamente ellas pensaron que era chistoso. 

 

A post shared by KAYLA ITSINES (@kayla_itsines) on

 

¿Cuál era tu plan? 

Creció de manera muy orgánica. No había plan. Lanzé un archivo en PDF de mi rutina ya que la gente seguía pidiéndomelo, y ese fue el ímpetu detrás del programa BBG. En el 2014 usé Paint para dibujar una caricatura de una mujer sujetando un dumbell diciendo: “Ebook disponible ahora”. Lo termine borrando porque me daba vergüenza, pero ahora me arrepiento de haberlo hecho. Luego salió la app

 

A post shared by KAYLA ITSINES (@kayla_itsines) on

 

¿Es difícil mantener una disciplina cuando viajas? 

Busco a gente que conoce bien los lugares y las áreas a las que voy, y así conocer dónde es bueno comer y hacer ejercicio. Obviamente el jet lag te mata y tu cuerpo esta out algunos días. Pero una vez que se vuelve un lifestyle, te acostumbras. Aterrizas e inmediatamente piensas: “OK, necesito caminar. Necesito hacer ejercicio. Donde hay lugares buenos y sanos para comer?” Se vuelve parte de tu vida. 

 

A post shared by KAYLA ITSINES (@kayla_itsines) on

 

¿Qué es lo primero que haces al llegar a un lugar nuevo? 

Necesito encontrar buena comida y un gimnasio. Necesito un buen baño y acostarme a dormir. 

¿Haces ejercicio cada día? 

¿Te imaginas haciendo eso siete días a la semana? Yo creo que me lastimaría. Lo hago tres o cuatro veces a la semana. Luego camino cada día de la semana, menos uno. Ese día no hago nada. Soy muy realista. La gente me ve y ve mi cuerpo y la manera en la que hago ejercicio y creen que debe ser muy difícil. Que seguramente me entreno cada día y estoy en una dieta perpetua. ¡No! ¡Soy griega! Como pan, arroz, fruta - como de todo. Llevo una dieta equlibrada. Soy 100% normal. No tengo un chef ni nada parecido. 

¿Crees en los cheat days

No. Cuando aterrizamos en Dubai fuimos al buffet del hotel. Tenían buenos postres. Me llevé todo un plato; y no me sentí mal para nada. Estoy experimentando una nueva cultura y voy a probar su comida. Generalmente como sano así que cuando me como un pastel con mi abuela -eso es pasar tiempo con mi abuela- no pienso: “Oh, tengo que ir a caminar 40 minutos después de esto”. No deberías de pensar en la comida asi. La comida es buena, ¡une a la gente! 

 

A post shared by KAYLA ITSINES (@kayla_itsines) on

 

¿Y qué opinas de los suplementos? 

No los tomo. He añadido proteínas en polvo en mis smoothies alguna vez pero no creo que sea necesario. Ni tampoco creo que necesites tomar suplementos pre-workout. Es suficiente con buena comida. 

¿Tienes un objetivo demográfico? 

Cuando recién empece tenia 21 años. Era joven y naíf. Pensábamos que nuestro mercado objetivo era de 16 a 30. Luego las mamás se empezaron a involucrar, y ahora el método es muy popular entre las mujeres de 30-45 años. ¡Así que ahora es de 16-50! Pero también hay mujeres más mayores -las llamamos las abuelas BBG- como Suzy Faye, es una mujer de 68 años que conduce camiones. La edad es literalmente solo un numero ahora. 

 

A post shared by KAYLA ITSINES (@kayla_itsines) on

 

¿Funcionaría el BBW como una sesión de HIIT para hombres? 

Nunca haría [un programa] para hombres porque no sé cómo entrenarles. A decir verdad, me intimida. Soy muy hands on al entrenar a mis mujeres -las corrijo y las coloco bien-. Yo soy mujer. Sé como piensan. Sé lo que piensan en secreto. Sé lo que comen y cómo lo comen y lo que dicen que comen. ¡Conozco a las mujeres! 

 

A post shared by KAYLA ITSINES (@kayla_itsines) on

 

¿Hubo un momento en el que te diste cuenta de que habías logrado el éxito? 

Sí, lo tuve. Cuando hicimos nuestra primera gira mundial por Londres. Pensamos que la gente no iba a aparecer. Tuve que esperar detrás de unas puertas cerradas y podia escuchar las voces de las mujeres, pero no tenia ni idea de cuánta gente había llegado. Pensé que me iba a dar mucha pena y que solamente iba a haber 20 personas a pesar de tanta promoción. Las puertas abrieron y habían 2 mil mujeres. Mi equipo empezó a llorar. Yo no podía respirar. La energía fue increíble. Yo lloraba como un bebé, estaba tan abrumada. 

Más sobre

Regístrate para comentar