consejos_ciencia_verte_atractiva_1t

A veces reducimos la idea de vernos bien al físico, pero muchas veces sentirse bien con una misma es más importante que la ropa o el maquillaje que utilicemos. O al menos, una buenísima manera de empezar. Tampoco es bueno depender de lo que otros opinen de nosotros. Que nadie te diga que eres bonita no significa que no lo seas. Creételo y empieza a trabajar tu autoestima con pequeños hábitos y algún que otro truco de estilo que te damos a continuación. Atrévete a probar.

1. Mirate en el espejo y sonríete

Sonríe en general, ¡cada vez que puedas! Seguro que has escuchado muchas veces que la sonrisa es el mejor complemento para tu look; y lo es. Pero además tiene efectos muy positivos. Un estudio realizado por la Universidad de Cardiff en 2009 ya revelaba que la gente que sonríe se siente más feliz. Nuestro cerebro interpreta este gesto como un signo de amigabilidad y atractivo, por lo que el efecto que causarás en la gente que te rodea será muy positivo, pero también en tí misma. Práctica la sonrisa incluso también del espejo. Sonríe y sonríete más, te ayudará a sentirte y verte mejor. 

2. Habla contigo misma en voz alta

Háblate. La Universidad de Illinois publicaba un estudio en 2014 en el que se afirmaba que la gente con éxito en el trabajo y una alta seguridad en sí misma, solíla dirigirse a sí misma en voz alta antes de participar en una conferencia, reunión o evento de este tipo. En realidad se trata de un gesto de empoderamiento, una manera de decirte a tí misma lo que podría decirte otra persona (ya sabes que hay una gran diferencia entre pensar algo y escucharlo). Cuando te sientas un poco baja de ánimo, habla contigo misma y recuérdate que puedes hacer todo lo que te propongas. Solo tienes que creerlo. Piénsalo, dilo y hazlo. 

3. Mantén una postura erguida

Si practicas yoga estarás acostumbrada a escuchar esta recomendación. Pero seguro que tu mamá también te lo ha dicho en muchas ocasiones. Mantener la espalda recta cuando estas sentada te ayudará a sentirte más segura. Así lo revelaba un estudio publicado en 2010 por la Association of Physicological Science. Pero no solo estando sentada, caminar erguida o estar de pie en esta postura hará que tengas un pensamiento más positivo y optimista. Inténtalo, merece la pena, ¿no crees?

4. Lleva más rojo

Muchos estudios aseguran que vestir de rojo nos hace más atractivas. Esta tonalidad relacionada con el amor, la pasión, la sensualidad.. puede darte una dosis explosiva de atractivo y seguridad en ti misma. Y no significa que tengas que llevar este color en versión total look. Un bolso, unos botines, la manicura o el clásico rojo de labios te servirán. 

5. Piensa en un momento de tu vida en el que te sentiste poderosa

La mente puede ayudarte más de lo que crees. Por eso, del mismo modo que recordar situaciones tristes puede hacer que nos sintamos más tristes; revivir episodios felices puede darnos una dosis extra de energía. Y, en este mismo sentido, pensar en una experiencia personal que nos hiciera sentirnos fuertes puede hacer que la gente nos perciba de esta manera (y nosotros mismos también). Prácticalo y utilízalo si tienes una situación que te de miedo, como una reunión de trabajo, una conversación importante con alguien o un discurso en público. O cada día, antes de salir de casa.

Más sobre