Seis malos hábitos a evitar para lucir una piel sana y cuidada como Chloë Grace Moretz

Si deseas presumir de un cutis saludable y perfecto como el de la actriz debes llevar a cabo una buena rutina 'beauty' en la que, además, tendrás que evitar determinados hábitos que perjudican su salud, ¿quieres saber cuáles son los más comunes?

Lucir una piel radiante como la de la actriz Chloë Grace Moretz no es solo fruto de la genética o la edad sino que llevar a cabo una buena rutina beauty es uno de sus mejores secretos, hábitos que pueden ayudarte, y mucho, a presumir de un cutis saludable. Pero has de saber que tan importante como no saltarse un paso es llevarlos a cabo de forma correcta. Si estás invirtiendo tiempo en mimarte pero no ves resultados echa un vistazo a estas seis malas costumbres que podrían estar boicoteando tu piel para comprobar si estás cometiendo alguna de ellas y si es así comienza a evitarlas. 

Seis costumbres que no hacen ningún favor a tu piel

  • Acostarte sin desmaquillarte. Sí, sabemos que hay noches en las que llegas muy cansada o a altas horas y la pereza se apodera de ti por lo que cometes el gran error de no desmaquillarte. Te prometes que esta será la única vez que lo hagas pero en el fondo eres consciente de que no será así. No retirar tu make up bloquea los poros, favorece la aparición de puntos negros, granitos y evita que tu piel respire por lo tanto debes empezar a concienciarte y a dedicar el tiempo necesario para retirar todos los cosméticos. 

piel-1zVER GALERÍA

  • No usar crema hidratante todos los días. Puede que hayas adquirido el hábito de usarla antes de maquillarte, lo cual está muy bien, pero seguro que si no te pintas a diario esos días en los que dejas que tu piel respire olvidas también aplicarte crema y esto es un gran error. Debes mantener tu rostro siempre hidratado, esto no es una cuestión de edad, el hecho de ser joven y no tener arrugas no te exime de tener que usarla. La piel está constantemente perdiendo agua por lo que es necesario mantenerla bien hidratada para prevenir posteriores problemas.
  • No elegir los productos adecuados. Usar una crema hidratante equivocada es tan malo como no usarla. Debes conocer en primer lugar cuál es tu tipo de piel y escoger tus productos en función de eso y, además, si por ejemplo tienes acné completar tu rutina beauty con un extra para tratar tu problema.
  • Usar crema solar solo en los meses de verano. Tendemos a creer que el único momento en el que podemos quemarnos o coger color es durante el verano, época en la que sí usamos crema solar para protegernos de los rayos del sol y esto es un error garrafal. Usar cremas con protección durante todo el año es fundamental ya que la exposición prolongada a los rayos ultravioletas es la primera causa de aparición de arrugas, manchas y envejecimiento prematuro de la piel y el sol no solo sale en verano.
  • No usar exfoliantes o hacerlo demasiado fuerte. Este es otro de esos pasos que solo siguen aquellas mujeres totalmente concienciadas con la salud de su piel. No es necesario usarlos a diario con que lo hagas una vez a la semana tu cutis te lo agradecerá. Retirar la piel muerta favorece la penetración del resto de productos de tu rutina beauty y le devuelve a tu piel un brillo natural muy saludable. Si , por el contrario, eres de ese reducido número de personas que sí lo lleva a cabo debes saber que es básico hacerlo con cuidado y suavidad, el objetivo no es arrancar la piel ni que aparezcan rojeces o irritación grábatelo en la cabeza.

piel-2zVER GALERÍA

  • No llevar una vida saludable. Por mucho que creas no necesitar dormir ocho horas diarias para estar perfecta, tu piel no opina lo mismo. Descansar lo necesario es fundamental para evitar la aparición de ojeras y bolsas así como beber dos litros de agua diarios (hidratarse también por dentro es un punto básico) y llevar una dieta equilibrada. 

Más sobre

Regístrate para comentar