Todo lo que debes saber sobre la micropigmentación de cejas

Si te has excedido en la depilación o debido a algún problema médico tus cejas se han desdibujado, no pierdas detalle, porque este técnica podrá ayudarte a corregirlas y rellenarlas

A veces una depilación excesiva, situaciones de estrés o algún tratamiento médico pueden conllevar que nuestras cejas se desdibujen, aparezcan pequeñas calvas o tengamos problemas por la escasez de pelo. Sin embargo, este problema ya tiene solución, tanto para las que lo necesitan de forma apremiante, como para aquellas amantes de los detalles que simplemente quieren presumir de unas cejas perfectas. Hablamos de la micropigmentación, una de las técnicas más de moda que ya se ha granjeado a un gran número de clientas entre las celebrities, como son Naomi Campbell, Jennifer López o Rihanna. Este revolucionario método consiste en depositar pigmentos en la zona que se desea repoblar con la ayuda de una aguja de una punta —para diseñar los pelos—, o de tres y cinco puntas —para crear densidad y/o sombreado—.

Tras la aplicación de una crema anestésica, el procedimiento puede llegar a durar 1 hora, dependiendo del técnico que lo ejecute. Los trazos se aplican con movimientos finos que simulan dibujar diminutas plumas, pudiendo realizarse con pistolas de tatuaje o a través de una especie de lápiz que permitirá al profesional hacerlo a mano alzada. Con esta técnica, el pigmento sólo penetra en las capas más superficiales de la piel, ofreciendo resultados más naturales. Su efectividad y durabilidad es alta, aunque a veces sea necesario retocar el color tras 12/18 meses. Para quien le preocupe sufrir, cabe decir que no es doloroso, llevando a un enrojecimiento y muy poco dolor a posteriori. Eso sí, hay que pensar que se trata de una técnica de larga duración, por lo que es muy importante estar seguros a la hora de llevarlo a cabo.

En cuanto a los pasos a seguir, normalmente el centro os atenderá en una cita previa donde os explicarán paso a paso en qué consiste la técnica, así como cuáles son los resultados, mostrándoos ejemplos mediante un book fotográfico de otros tratamientos. Del mismo modo, os indicarán el número de sesiones necesarias, su duración, los cuidados y las contraindicaciones.
Tras esta cita llega la prueba de alergia, que ha de realizarse con un mínimo de 48 horas antes del tratamiento. Este test únicamente consiste en aplicar un poco del mismo pigmento que se utilizará posteriormente. La prueba ha de realizarse en una cabina de micropigmentación que cumpla estrictamente con la normativa vigente. Si todo es correcto, se fija la fecha para el tratamiento.
Antes de comenzar la micropigmentación será necesario el estudio del diseño más favorecedor conforme el rostro del cliente. Una vez terminado, se firma el consentimiento para poder realizar el tratamiento.

 

Another great #brow transformation from our QLD team! #fluffybrows #microfeathering #featherbrows Artist: Hanna #amyjeanbrisbane #amyjeangoldcoast 😍😍😍

Una publicación compartida de At Your Brow Service (@amyjeaneyecouture) el

La micropigmentación se realizará en una cabina especializada y siguiendo un protocolo, así como unas medidas de seguridad e higiene.
Una vez finalizado el proceso, se aconseja que se mantengan una serie de cuidados para la correcta cicatrización de la zona, al menos durante una semana.
En cuanto la piel se haya normalizado transcurrido un mes, puede que sea necesario realizar algún retoque donde el pigmento no haya quedado totalmente fijado y habrá llegado el final del proceso. Por fin podrás lucir unas cejas más densas y pobladas, al igual que lo han hecho los clientes de salones como el de Amy Jean Eye Couture Salons —la estilista de cejas de las celebrities— a quien pertenecen estas instantáneas.

Si queréis conocer otras técnicas, no dudéis leer atentamente en qué consiste el microblading.

Más sobre

Regístrate para comentar