Mercè Sanjuan: renacer a pedales

by JULIA GIRÓN

Desde muy pequeña ha hecho deporte para casi todo: para subirse a un pódium, para ganar carreras, para escapar de una mala situación, para recuperarse de una depresión, para superar la muerte de su madre… Esta es la historia de ilusión, fuerza y superación de la deportista y empresaria Mercé Sanjuan, quien, a lo largo del libro #SerQuienQuierasSer (Editorial Alienta), nos habla de que nada es imposible y ningún obstáculo es insalvable, tal como demuestra con sus aventuras y retos deportivos que documenta en su blog y su canal de Youtube. Desde un Ironman, a una carrera por el desierto en bicicleta, hasta su último desafío: cruzar España en bicicleta en 17 días en pleno invierno. Una emocionante historia que te inspirará para conseguir todo lo que te propongas.

Loading the player...

“En realidad, mi historia no es tan diferente de la del resto de la gente. Pero, a través de ella, de las cosas que me han ocurrido, quería hablar de temas que son importantes. Y, si eso puede ayudar o motivar a alguien, para mí el objetivo está cumplido. Cada día recibo en mis redes cientos de privados de personas que me preguntan: - ‘¿Cómo has afrontado esto? ¿cómo tienes tanta vitalidad?’. Y me hizo pensar, ¿por qué no escribir un libro? Hay mucha gente que no hace deporte que me escribe. Recuerdo a una chica que me dijo: -“Mira, yo nunca he practicado deporte en mi vida y, seguramente, nunca lo haré, pero me has motivado a estudiar la carrera de medicina”. Eso es increíble”, explica Mercè Sanjuan a su llegada a la redacción de Hola.com para contarnos su historia, pero, sobre todo, para convencernos de que lo más importante es ‘ser quien queremos ser’.

- ¿Cómo llega el deporte a convertirse en ese resorte para superar cualquier adversidad? ¿Qué te ha enseñado a ti el deporte?

Cuando desde muy pequeño haces deporte, aprendes que cuando te planteas un objetivo, también en la vida, tienes que entrenar, esforzarte, resolver situaciones inesperadas, sabes que hay un camino trazado hasta llegar donde quieres llegar… Por eso, una persona que hace deporte educa su mente para que cuando se encuentra delante del problema tenga las herramientas para encontrar la solución mucho más fácilmente que una persona que no hace deporte. Al final, se establece un paralelismo entre la vida y el deporte que hace que hablar de las carreras de ultrafondo que yo hago, donde la mente es más importante que el cuerpo, sea los mismo que hablar de la manera que uno tiene de afrontar las situaciones en su día a día. Yo siempre digo que hay cosas que no podemos controlar en la vida: no sabemos si vamos a sufrir una enfermedad, si nos van a despedir del trabajo… Pero sí hay muchas otras cosas que podemos elegir y una de ellas es cómo queremos vivir, cómo queremos afrontar estas situaciones que nos van a ocurrir. Olvidémonos de la felicidad en un sentido amplio, la felicidad de verdad está en las pequeñas cosas y en superar los obstáculos. La misma situación afrontada de dos formas diferentes tiene un resultado totalmente diferente.

- Durante muchos años, tu vida deportiva estuvo ligada al atletismo hasta que sufriste una grave lesión que te obligó a abandonar. ¿Cómo tomas en aquel momento tener que despedirte de tu carrera deportiva? ¿Cómo cambió tu vida y que te ayudó a ver el cambio como una oportunidad?

Curiosamente, han tenido que pasar unos cuantos años para lograr entender mi reacción en aquel momento. De hecho, me lo tomé muy mal. Cuando yo sufro la lesión de rodilla que me llevó a retirarme de la competición deportiva, cometí el gran error de escuchar y creer a terceras personas que me aseguraban que nunca más podría estar en un pódium. Y, al final, dejé el atletismo porque no encontraba el sentido a hacer deporte si no podía estar en una final; ya que mi objetivo era ser la primera. Fue mi padre el que me hizo despertar y comprender que no se puede estar una vida entera siendo el primero en todo y que de lo que se trata es de intentar ser tu mejor versión dentro de tus posibilidades. Pero, como explico en el libro, en ese momento no lo supe ver y caí en una depresión de la cual no fui consciente y que desembocó en un enfado muy grande conmigo misma y con mi entorno; algo muy común en el ser humano. Ha sido con el paso del tiempo que he conseguido darle al deporte el sentido que ahora tiene en mi vida.

- Desde entonces, el triatlón se convierte en tu gran compañero de viaje. ¿Qué retos has completado hasta ahora y has compartido con tus seguidores de Youtube?

Así es, después de 20 años sin hacer deporte, me aventuré a preparar en el tiempo récord de dos meses una medio Ironman -una carrera extremadamente dura que consiste en completar dos kilómetros nadando, 90 kilómetros en bici y media maratón corriendo- . Puede parecer una locura, y está claro que es algo que no lo puede hacer todo el mundo, pero también es cierto que el cuerpo tiene memoria y yo tenía una muy buena base deportiva, había ido al gimnasio, me había mantenido en forma… La sensación fue como si una película de tu vida te pasara delante de ti. Te das cuenta de cómo en un momento estás arriba, y en otros desesperado, eufórico… Y cómo sobrellevas cada situación para llegar a la meta. Así que la experiencia fue tan maravillosa que a los seis meses hice un Ironman completo, que es el doble. Desde entonces, he completado muchas, entre ellas la Monegros Man, la Barcelona-San Sebastián y mi último reto y más importante #RenacerAPedales.

- Este último reto ha consistido en atravesar España de costa a costa en bicicleta, del que incluso habéis rodado un documental. ¿De dónde sacas la fuerza para afrontar cada reto y que significa para ti?

Mi nueva etapa en el deporte comenzó justo después de que mi madre muriese. Mi madre me dijo que si había una cosa de la que se arrepentía en la vida era de todo lo que no había hecho. Ella estaba esperando a jubilarse para cumplir su lista de sueños, que, al final, quedaron en eso, en una lista. Entonces yo le prometí algo, le dije que no la iba a dejarla morir del todo nunca; sino que viviría a través de mis ojos y la llevaría conmigo a recorrer mundo. Y es lo que hago. El motivo de mis pruebas es, en un primer lugar, porque es algo que quiero hacer, con todas mis fuerzas y toda mi energía y; en segundo lugar, por mi madre.

- ¿Por dónde empezar si queremos #SerQuienQueremosSer? ¿Cuál es el secreto para conseguir todo aquello que nos propongamos?

No hay más secreto que creer en uno mismo, escuchar lo justo a los demás; es decir, escucharse más a uno mismo que a los demás, y ser constante. Hay que ser consciente de que las cosas tampoco ocurren porque sí, que tienen sus compromisos, pero si tú quieres algo y pones todo el empeño en conseguirlo, y lo sientes más que lo piensas, va a estar al alcance. Como digo en el libro, algo muy importante es la constancia y saber que igual tienes que renunciar a ciertas cosas. Por otro lado, buscar siempre pequeños retos, el objetivo no tiene por qué ser hacer un Ironman como yo, puedes plantearte hacer una prueba de cinco kilómetros, o de dos, o simplemente caminar 30 minutos al día. Lo importante es saber dónde queremos llegar y establecer pequeños retos para no desesperarnos por el camino. Y, una última cosa, nuca olvidar que, tanto en la vida como en el deporte, el ser humano puede soportar mucho más de lo que pensamos. Es la mente la que nos derrota antes de tiempo.

No te pierdas...

- Consejos prácticos para preparar un triatlón

- La increíble historia de superación de la deportista paralímpica Amy Purdy

-

Más sobre: