Mireia Belmonte: “Mi mayor satisfacción sería regalar el oro olímpico a España"

by JULIA GIRÓN

Para Mireia Belmonte sólo hay una meta: entrenar duro y no escatimar ni un solo segundo en su carrera por conseguir el oro olímpico en los próximos Juegos Olímpicos de Brasil, que se inauguran el próximo 6 de agosto. Con 25 años es, sin duda, la mejor nadadora española de todos los tiempos y una luchadora nata que ha hecho de este deporte su estilo de vida. Tenacidad y constancia -y un fuerte carácter que reconoce haber heredado de su madre- han sido claves para llegar donde hoy está. “Para una hija la figura de la madre es muy importante. Como la familia unida que somos, he aprendido mucho tanto de ella como de mi padre”, nos cuenta la deportista que ha sumado a su palmarés el convertirse en embajadora de la campaña ‘Gracias, Mamá’ de la firma cosmética P&G de cara a los juegos para este verano. Hablamos con ella de ese gran sueño; pero también de su devoción por el nail art, su predilección por el color rosa, o sus supersticiones a la hora de competir.

- ¿Cómo te sientes representando nuevamente a España en los Juegos Olímpicos de Brasil?

Tengo un profundo sentimiento de contribuir a engrandecer el deporte de mi país.

- ¿Sueñas con el oro olímpico? ¿Qué significaría para ti?

Ser campeona olímpica es un sueño y un reto para cualquier deportista. Sin duda sería conseguir algo por lo que vengo trabajando desde pequeña, siendo consciente que conlleva renunciar a toda tu juventud, que difícilmente se recupera. Lo siento más por mi familia que renuncian a disfrutar de su hija y mi mayor satisfacción sería poder ofrecerle esta apreciada medalla a mi familia y a toda la sociedad española para que la sienta y disfrute como suya. Me sentí muy orgullosa y agradecida de las muestras de cariño y agradecimiento que me brindó la sociedad cuando gané las dos medallas olímpicas de Londres.

- ¿Cómo se construye una gran nadadora como tú?

No creo que tenga nada diferente a otra deportista. Si quieres estar y mantenerte en la élite mundial tienes que entrenar muy duro, ser disciplinada, autoexigente, con mucho compromiso. La preparación física y mental constituye la base de los buenos resultados. La unión de estos factores conlleva conseguir tus metas.

- ¿Cuáles han sido tus referentes desde siempre en el mundo de la natación?

Por su carisma y constancia en el trabajo: Michael Phelps. Verle nadar era muy especial. Parecía que nadar era la cosa más sencilla del mundo, parecía que no le costaba nadar.

- ¿Cómo fue tu historia de amor por la natación? ¿Qué recuerdas de tus inicios?

Con apenas cuatro años no tienes historias de amor por ningún deporte en concreto, al menos en mi caso. Mi relación con la natación vino por prescripción médica. Pasados los años, la natación es mi pasión. Recuerdo en mis inicios los juegos con mis compañeros; era lo mejor de los cursillos. Y las carreras del colegio a la piscina, recuerdo que merendaba en el autobús camino de la piscina.

- ¿Qué ha supuesto la figura de tu madre a lo largo de tu carrera como deportista? ¿Estará contigo en Brasil este verano?

Para una hija la figura de la madre es muy importante, como la familia unida que somos he aprendido mucho de mi madre y mi padre. Aspectos como la tenacidad, la constancia, templar nervios, el fuerte carácter, entre otras cosas. Por eso estoy muy orgullosa de haber sido elegida embajadora de la campaña “Gracias, Mamá” de P&G que reconoce los esfuerzos y sacrificios de las madres en nuestras carreras. Me va a encantar que vengan a Río; aunque lo cierto es que la dinámica de la competición impide estar con ellos.

- ¿Cómo es un día en la vida de Mireia Belmonte ahora que los Juegos Olímpicos están a la vuelta de la esquina? ¿Cuántas horas al día entrenas?

Mi día a día trascurre entre largos entrenos con una hora de descanso para recuperación y mis estudios. Entreno una media de nueve (horas al día), siete días las semana, exceptuando algunos domingos. Si quieres estar y mantenerte en la élite mundial tienes que entrenar muy duro, con mucho compromiso. El deporte de la natación es muy exigente.

- ¿Cómo cuida su alimentación una atleta olímpica? ¿Te permites algún capricho?

Tanto en los días de competición y entrenamiento el régimen de comidas no cambia, hidratos de carbono y fruta. Algún caprichito en forma de helado o chocolate cae (risas).

- Running, montañismo, esquí… ¿Te gusta practicar otros deportes?

Sí, me encanta todo lo que sea deporte. Últimamente he probado el golf y me gustó muchísimo.

- ¿Qué otra cosa te gusta hacer cuando no nadas?

La natación te da muchas satisfacciones personales pero también te quita vida social. Es verdad que salgo en muy contadas ocasiones, tengo un grupo de amigas/os magnifico. Salimos poco pero cuando lo hacemos me lo paso genial. También me apasiona pasar tiempo con la familia y disfrutar de su compañía.

- ¿Una frase que te defina? ¿Cuál es tu mayor motivación?

El trabajo bien hecho te lleva a conseguir las metas.

- ¿Cuáles son tus límites en el deporte?

En cada entreno o competición busco mi límite. En alguna competición, por exigencias del calendario, he tenido que nadar tres pruebas seguidas con apenas tres minutos entre prueba y prueba. Sin duda, en esta situación he rozado mi límite.

- ¿Alguna superstición antes de una gran competición?

Me gusta seguir mis rutinas, antes de competir como cualquier otra deportista, ¿esto es superstición? No lo creo así.

- ¿Llevar siempre las uñas perfectas al agua entraría dentro de las supersticiones o es más bien una pasión incontrolable por el ‘nail art’?

Al igual que se elige un modelo para un acto; también hay que ir conjuntada con las uñas, son parte de mi propia estética.

- ¿Qué no falta en la maleta cuando vas a competir?

Nunca deben faltar los bañadores, ropa de entrenar, mis productos de belleza: cremas hidratantes, champús, siempre una mascarilla para el pelo de Pantene, etc. Además, de manera imaginaria, siempre dejo un hueco muy grande donde quepa la ilusión, paciencia, moral, disciplina, constancia, autoexigencia en cantidades muy altas, muchas ganas de trabajar duro, tenacidad para aguantar las largas jornadas de las competiciones...

- Si tuvieras que elegir un color para tus complementos deportivos…

Me gustan casi todos los colores, pero, sin duda, el rosa prima sobre los demás.

- Y, por último, ¿qué le pides a la vida?

Más que pedirle tengo que agradecerle a la vida que me haya permitido practicar la natación, que es mi pasión.

Además...

- Complementos deportivos para un verano olímpico

Más sobre: