Una de cada nueve mujeres desarrollará cáncer de mama a lo largo de su vida

Un 14,6% de mujeres no se hacen la mamografía recomendada cada dos años que permitiría el diagnóstico precoz

Barcelona. (ACN)

Una de cada nueve mujeres desarrollará cáncer de mama a lo largo de su vida. Este tipo de tumor es el más frecuente entre las mujeres y se estima que en Catalunya hay 4.229 casos, lo que representa el 29% del total de tumores en este colectivo, según datos del Departamento de Salud. A pesar de esta incidencia, la tasa de supervivencia a los cinco años es del 85%. La delegada de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) en Catalunya, Ángela Sánchez, ha alertado a la ACN que todavía hay un 14,6% de mujeres que no se hacen la mamografía recomendada cada dos años y que permitiría el diagnóstico precoz. Suelen ser mujeres inmigrantes, con pocos estudios y recursos y de clase media o baja.


Este viernes se celebra el Día Internacional Contra el Cáncer de Mama. Una fiesta que para la AECC debe servir para sensibilizar sobre esta patología y "rendir homenaje a todas las mujeres que día tras día luchan por sobrevivir, los investigadores, los médicos, las enfermeras y la sociedad civil que lucha por la calidad de vida y la vida de estas mujeres ".

La conmemoración de este día llega en un momento en que se ha logrado reducir la tasa de mortalidad, hasta un 17,86% en Catalunya según la AECC. Parte de esta reducción se explica por el aumento de la detección precoz gracias a los programas de cribado. Un estudio realizado por la asociación en 2010 revela pero que "todavía hay un 14,6% de las mujeres catalanas que no se hicieron ninguna mamografía". Es un porcentaje por debajo de la media pero implica todavía una tasa importante de no detección.

Estas mujeres responden principalmente al perfil de inmigrante, sin pareja, con nivel de estudios bajo, ingresos limitados y que incluirían a la clase media-baja. "Por tanto, es muy importante seguir trabajando en la educación sanitaria, sobre todo entre los inmigrantes, sobre la importancia de la detección precoz", declaró Sánchez.

El Programa de cribado de cáncer de mama del Departamento de Salud se dirige a todas las mujeres de entre 50 y 69 años para que se hagan una mamografía. En 2011 la administración ofreció esta posibilidad a 386.514 mujeres, de las cuales el 65,3% participaron en el programa. Gracias a esta medida se diagnosticaron 980 cánceres.

Estas cifras demuestran para Sánchez "el coste beneficio positivo" de los programas de cribado y por ello considera que sería "inadmisible" que el Ministerio de Sanidad se planteara retirar las mamografías de la cartera de servicios sanitarios garantizados para la ciudadanía. "Los programas de cribado han garantizado la supervivencia del 80% del cáncer de mama y sería un retroceso muy grande", ha defendido. Esperó que estos "rumores" no se hagan realidad.

Más demanda de ayudas sociales

Más allá de la detección y la curación del cáncer (actualmente más del 90% de mujeres son intervenidas quirúrgicamente y el 75% conservan el pecho), Sánchez explica que es muy importante el acompañamiento social de la mujer ya que para las afectadas sufrir un cáncer de mama implica cambios en su vida tanto social como laboral.

La delegada de la AECC en Catalunya explica que desde la organización asesoran afectadas sobre los recursos que tienen a su alcance, a menudo desconocidos, y las ayudas a las que pueden acceder, por ejemplo para comprar pelucas si siguen un tratamiento de quimioterapia , medicamentos para tratar las secuelas de la radioterapia sobre la piel y que no tienen cobertura pública o ayudas sociales para personas en situaciones complicadas.

Sánchez ha alertado de que en el actual contexto se encuentran "situaciones bastante límite" y por ello ha hecho un llamamiento a la sociedad a participar de los actos que se celebran estos días y colaborar en la lucha contra el cáncer de mama. "No es sólo una enfermedad biológica, sino también social y emocional", afirmó.

Pese a los recortes y los ajustes presupuestarios, Sánchez ha asegurado que todavía "no hay suficiente recorrido" como para poder afirmar que los recortes en el ámbito sanitario están afectando la atención a las mujeres con cáncer de mama.

Más de 6.000 mujeres en el circuito de diagnóstico rápido

Aparte de los procesos de cribado, el Departamento de Salud también ha implantado el circuito de diagnóstico rápido que se dirige a las mujeres de cualquier edad con síntomas o molestias que puedan ser motivadas por un posible cáncer de mama. En 2011, se incluyeron 6.115 mujeres en este circuito y el 43,3% fueron finalmente diagnosticadas de cáncer de mama.

Por otro lado, también se da consejo a personas con familiares cercanos que han sufrido este tipo de cáncer ante la posibilidad de heredar un riesgo más elevado de desarrollarse. A pesar de esta posibilidad, sólo entre un 5% y un 10% de todos los cánceres son hereditarios.


Leer más noticias en LaVanguardia.com

Más sobre

Regístrate para comentar