Harry y Meghan ponen el broche de oro a su gran día con una fiesta privada en Frogmore House

La recién casada se cambió de vestido para asistir a este evento, que tiene como escenario el lugar donde se tomaron las románticas fotos oficiales de su compromiso, con el que finaliza un día inolvidable

by HOLA! USA

Tras darse el sí quiero, el príncipe Harry y Meghan Markle se trasladaron a Frogmore House, donde le pondrán el broche de oro a su boda para celebrar su unión junto a sus amigos más allegados, ocasión en la que el príncipe Carlos ejerce de anfitrión en esta exclusiva velada privada. Se tiene previsto que para este encuentro la novia pronuncie palabras de agradecimiento. 

Es ese el momento en que vimos a la Duquesa de Sussex con su segundo vestido, firmado por Stella McCartney, un modelo hecho a medida con cuello alto en color blanco y hecho de crepé de seda, a juego con unos zapatos de Aquazzura en satén con las suelas pintadas de azul bebé. La ha peinado George Northwood. 

fiesta4VER GALERÍA

HAZ CLICK EN LA IMAGEN Y NO TE PIERDAS TODAS LAS FOTOS DE ESTE MOMENTO

En su dedo, Meghan llevaba puesto un anillo aguamarina, que era de la madre de Harry, la difunta Diana de Gales. El príncipe heredó varias de las joyas de su madre, que ahora usará su ya esposa. En la carta conocida como la de “los deseos”, Diana dejó por escrito instrucciones en la que dividía su juego de jotas personales (dos tiaras de diamantes y otras joyas familiares) entre sus hijos y sus ahijados. La última vez que vimos a la Princesa luciendo el anillo fue en junio de 1997, apenas dos meses antes del trágico accidente que le arrebató la vida.

RELACIONADO: Las joyas de Meghan Markle el día de su boda: pocas pero impresionantes

Los nuevos esposos llegaron en un Jaguar E-Type Concept Zero descapotable color azul plateado, un vehículo de 1968 y que ha sido adaptado como vehículo eléctrico. Al ver a la pareja en esa escena, se nos viene a la mente una película de James Bond o pareciera que estuviéramos viendo a los glamourosos protagonistas de El Gran Gatsby. ¡Al más puro estilo Hollywood! Quizá se respira en esta imagen el mismo toque cinematográfico que tenían las imágenes oficiales que hizo la pareja para anunciar su compromiso, precisamente en el mismo escenario en que hoy brindan por su boda.

Este es un lugar con mucho significado para los novios. Cuando posaron en su compromiso, tenían la ilusión de verse como marido y mujer y ahora volverán a hacerlo como esposos. La casa de campo data del siglo XVII y se encuentra a poco más de 500 metros al sur del Castillo de Windsor. Fue construida alrededor de 1680 y, aunque actualmente está deshabitada, a menudo es utilizada por la Familia Real. Está rodeada por catorce hectáreas de jardines y arboledas. Está abierta al público durante el mes de agosto.

El interior es tan hermoso como su exterior, rodeado de flores y estanques espectaculares. Además, tienen excepcionales pinturas del siglo XVIII que representan desde escenas de La Eneida, de Virgilio, en la sala de la Escalinata, a paisajes de guirnaldas de flores pintadas por Mary Moser y un techo que simula un cenador abierto al cielo. También posee objetos del Yate Real Britannia, desguazado en 1997, donde el príncipe Carlos y la princesa Diana iniciaron su viaje de luna de miel por el Mediterráneo, en 1981.

fiesta3VER GALERÍA

Una vez terminada la fiesta, los recién casados disfrutarán de su noche de bodas en el Castillo de Windsor. Cabe recordar que no se irán de luna de miel de inmediato, primero cumplirán con su primer acto oficial como marido y mujer: será el martes 22 de mayo cuando asistirán, junto al príncipe Carlos y la Duquesa de Cornualles en los jardines del Palacio de Buckingham, en el marco del 70 cumpleaños del padre de Harry, en el que están invitadas unas 6.000 personas a los jardines del Palacio.

Sin duda, este es el final perfecto para esta boda de ensueño que quedará plasmada en la historia. Si te perdiste de algo, aquí te tenemos todos los detalles del gran día.

Más sobre

Regístrate para comentar