La Duquesa de Cambridge reaparece en la boda de Meghan y Harry un mes después de haber sido madre

La mujer del príncipe William, que tiene una excelente relación con su cuñado Harry, no podía faltar en un día tan señalado

by HOLA! USA

Los afortunados asistentes a la boda de Meghan Markle y el príncipe Harry ya se encuentran en el interior de la capilla de San Jorge. Con todo preparados para el romántico "sí, quiero" de los novios reales. Entre los rostros más esperados está, sin duda, la Duquesa de Cambridge. La cuñada del novio acaba de dar a luz hace apenas poco menos de un mes -el 23 de abril-, y ésta es su primera aparción en público desde aquel día en que la vimos saludar a periodistas y curiosos afuera del Ala Lindo. Si ya estaba radiante cuando presentó al pequeño Louis, tan solo siete horas después de su nacimiento, este sábado se la puede ver igual de feliz, manifestando su alegría con una amplia sonrisa. Además, se puede comprobar que está muy recuperada tras su maternidad. Para esta ocasión tan especial ha elegido un abrigo de seda de lana en tono amarillo hecho a medida por Alexander McQueen y un sombrero diseñado por Philip Treacy, completados con unos zapatos de Jimmy Choo.

Kate Middleton y la princesa CharlotteVER GALERÍA

HAZ CLIC EN LA IMAGEN PARA VER TODAS LAS FOTOS

En esta ocasión, La duquesa de Cambridge ha entrado en el templo religioso de la mano de su hija Charlotte y otra de las niñas que forman parte del cortejo, en el que también se encuentra su hijo George. El resto de niños estaban también acompañados por adultos, y es que hay que cuidar que no hagan ninguna “travesura”. Eso es precisamente lo que ocurrió hace un año, el 20 de mayo de 2017, en la boda de su hermana Pippa Middleton, en la que sus retoños recibieron alguna que otra reprimenda por despistarse de su cometido. Ni siquiera en esas ocasiones los niños dejan de jugar. Quien no estará será el pequeño Louis, pues es aún muy pequeño para una ocasión así. De hecho, el duque de Cambridge bromeó con la gente durante el ensayo de la ceremonia el día anterior, diciendo: "¡Buscamos una niñera si están todos libres!".

En estas semanas, ha estado volcada al cien por cien en el cuidado de su bebé, que ha convertido a su familia en numerosa, y solo se la vio acudiendo el pasado jueves 17, en un coche con su marido, al Castillo de Windsor donde tomó el té con la Reina, ocasión en la que Isabel II habría conocido a la madre de Meghan, Doria Ragland -se celebró además ese día el ensayo de la boda-. La relación de la Duquesa con su cuñado es excelente, de hecho ella fue una de las primeras de la familia en conocer a Meghan – en enero de 2017 se informó de que la actriz había conocido a Catherine y a su hija Charlotte-. “Kate tenía muchas ganas de conocer a Meghan y sabía lo importante que es para Harry” dijo una fuente a The Sun entonces. “Están muy unidos y él valora mucho la opinión de ella sobre sus novias”.

Kate Middleton y su familiaVER GALERÍA

Tras la boda y una vez que finalicen las obras, estará previsto que Harry y Meghan se muden desde su actual casa Nottingham Cottage, de solo dos habitaciones y donde vivía Harry, al Apartamento 1 del Palacio de Kensington. Este alojamiento, que cuenta nada menos que con 21 habitaciones, está situado justo al lado del que ocupan los Duques de Cambridge y sus hijos, el 1A. Serán así vecinos puerta con puerta y podrán verse siempre que quieran, ya que ambas viviendas están conectadas. Seguramente se reunirán a menudo, pues Harry está loco por sus sobrinos. Además cuando Harry y Meghan tengan familia, algo que, según el Daily Mail, Meghan está deseando, sus hijos también podrían jugar juntos.

Hasta el año pasado, era el príncipe Richard, Duque de Gloucester y primo hermano de la reina Isabel, de 73 años, y su esposa, Brigitte, quienes residían en el Apartamento 1. Se mudaron tras su enlace, en 1972, y allí crecieron sus tres hijos: Alexander Windsor; Lady Davinia y Lady Rose. Sin embargo, ahora que sus hijos son mayores tienen planes de vivir en un lugar más cómodo dentro del Palacio que pronto estará libre con la mudanza del secretario personal de la Reina, Sir Christopher Geidt.

Más sobre

Regístrate para comentar