La Reina Isabel ha dado su consentimiento oficial para la boda de Harry y Meghan

Una vez más se ha comparado la descripción de Meghan con la de Kate

by Carolina Soto

Tal como dicta la tradición, la Reina Isabel ha dado su consentimiento oficial para la boda del Príncipe Harry y Meghan Markle. Aunque hace algunas semanas ya había mandado un mensaje en el que daba su autorización para la boda, se sabe que poco días antes de la boda esto se hace oficial con un barroco documento en el que se ve la firma de la Reina. Al ser el sexto en la línea de sucesión, Harry necesita el permiso expreso de la monarca antes de llegar al altar.

Consentimiento de la ReinaVER GALERÍA

Bajo el Gran Sello Real, la Reina ha firmado el documento que en vistosa caligrafía hace el anuncio. “Isabel II por la Gracia de Dios”, comienza el documento en el que se leen los títulos de la Reina antes de describir: “Ahora todos saben que hemos dado el consentimiento para contraer matrimonio a nuestro queridísimo nieto, el Príncipe Henry Charlos Albert David de Gales, K.C.V.O, y Rachel Meghan Markle”. Como dicta la tradición, el escrito cuenta con los escudos de armas de la familia así como los estandartes de Gran Bretaña. En un detalle especial, se ha incluido una rosa, por ser la flor que representa a Estados Unidos y dos amapolas doradas, que son la imagen de California, el lugar de nacimiento de la novia.

Este documento es de lo más importante y es que según la ley Royal Marriages Act 1772, todos los descendientes de George II deben de obtener el permiso expreso del soberano para casarse o su matrimonio no es válido -esto aplica para los primeros seis en la línea de sucesión-. Por supuesto, para que el escrito sea oficial debe estar escrito en pergamino, usualmente sobre piel de carnero y no puede faltar en cera roja el Gran Sello Real.

Reina IsabelVER GALERÍA

Aunque el mensaje ha cumplido con todos estos requisitos, no ha faltado el curioso que ha notado la gran diferencia que ha habido entre este mensaje y el que en 2011 se dio a conocer previo a la boda del Príncipe William y su entonces prometida Kate Middleton. Si hace unas semanas se decía que las referencias de cariño a la novia no se vieron por escrito sino hasta que llegó el permiso oficial, ahora que ha sido emitido, se ha notado la diferencia que se ha hecho entre estos dos mensajes.

MÁS NOTICIAS COMO ÉSTA

El generoso regalo de bodas de la Reina Isabel para Harry y Meghan

El consentimiento de la Reina para la boda de Harry y Meghan y por qué todo mundo lo está comparando con el de Kate y William

En el consentimiento de aquella ocasión, se leía que la boda sería entre su “queridísimo nieto” William –tal como se describe en este sobre Harry-, pero de Kate decía: “nuestra confiable y bien querida Catherine Elizabeth Middleton”. Esto no ha sucedido en el caso de Meghan, pero según el Dailymail un vocero de Palacio explicó que esto es porque los adjetivos que aplicaron en Kate se debieron a que es una ciudadana británica.  

Meghan MarkleVER GALERÍA

Más sobre

Regístrate para comentar