La escapada al campo del príncipe Harry y Meghan Markle a una semana de su boda

La pareja real del año pasó su último fin de semana de solteros en los montes Cotswolds, una de las zonas más idílicas de Inglaterra

by HOLA! USA

Cuando falta menos de una semana para la boda real del año. Todos los focos están sobre el príncipe Harry y Meghan Markle, quienes este sábado 19 de mayo se darán el 'sí quiero' en la Capilla de San Jorge, en Windsor. La pareja decidió tomarse un fin de semana de relax y se trasladó una casa de campo en los montes Cotswolds, situados al suroeste de Inglaterra y que ocupa cinco condados: Gloucestershire, Oxfordshire, Warwickshire, Wiltshire y Worcestershire.

Esta zona -que es muy pintoresca y es una de las más idílicas del país- fue el lugar elegido por la pareja real para despejar la mente y conseguir algo de paz mientras continúa la cuenta regresiva para el gran día. 

El príncipe Harry y Meghan MarkleVER GALERÍA

De acuerdo a la información proporcionada por The Sun, la pareja pasó el fin de semana en una casa de cuatro habitaciones, una gran cocina, comedor abierto y enormes ventanales con hermosa vista. La fuente también recalca que "el periodo previo a la boda ha sido bastante estresante para ellos y solo querían alejarse y relajarse antes del gran día. De vez en cuando les gusta escaparse al campo”.

La vivienda requirió de algunas obras de remodelación que empezaron en septiembre para asegurarse de que estuviera lista para esta fecha y que fuera completamente segura para la pareja. “Llegar hasta la casa es muy difícil y se han instalado cámaras y alarmas que se activan por el movimiento”, asegura una fuente al citado medio. 

Calles de Cotswold, InglaterraVER GALERÍA

Luego de este break, Harry y Meghan se encuentran de vuelta a Londres, donde preparan los últimos detalles de la ceremonia. Se prevé que un día antes de la boda, este viernes 18 de mayo, se desplacen a Windsor. En los últimos días, el Palacio de Kensington ha revelado algunos detalles del gran evento, como algunas imágenes de las cocinas de Castillo de Windsor, donde el chef Mark Flanagan y su equipo elaborarán el banquete nupcial. El cocinero también se hará cargo de los canapés que se sirvan en el cóctel que la Reina ofrecerá en St George’s Hall, mientras los recién casados recorren las calles de la ciudad y saludan al público.

Por su parte, el cocinero adelantó que ese día prepararán la comida con “verduras británicas de temporada. Sabemos que la pareja quería que nos asegurásemos de utilizar todos los productos locales como fuera posible. El buen tiempo nos está ayudando a que sea así”. De igual forma, resaltó que los novios “han probado” todo el menú propuesto para el almuerzo de su boda y “han estado involucrados en cada detalle”. Cabe recordar que en la noche habrá una cena para un selecto grupo de 200 personas, que tendrá lugar en Frogmore House, donde el anfitrión será el príncipe Carlos.

Más sobre

Regístrate para comentar